¿Eres dependiente emocional? 8 consejos para dejar de serlo

Descúbrelo, y termina con ello de una vez.

Adriana Acosta Bujan

Parecía no tener ni voz ni voto en su relación, sacrificaba hacer las cosas que le gustaban; nunca tomó decisiones y mucho menos se atrevió a contrariar los pensamientos de su esposo. Su amor traspasaba los límites de la razón, todo lo que hacía giraba alrededor de lo que su pareja decidiera.

Incluso, llegó a decir frases como ¡Sin ti no soy nada!, ¡Tú eres mejor que yo!, ¡Lo que tú decidas está bien!, ¡Todo lo malo pasa por mi culpa!, ¡Haré lo que me pides pero no me abandones!

Su concepto de felicidad era mantenerse a lado de su esposo como si fuera una marioneta, por temor a ser abandonada e infeliz por el resto de su vida. Nunca llegó a valorizarse como persona, ni conoció el amor propio.

Cuando se dio cuenta de que nunca fue feliz, ya era demasiado tarde, una enfermedad mortal acabo con sus sueños de poder cambiar. Es una historia trágica pero real, algunas mujeres pasan su vida aferradas a un amor que las hace totalmente infelices, por el miedo a la soledad.

Cómo saber si eres dependiente emocionalmente

La dependencia muchas veces se confunde con sentirse enamorada. Las personas enamoradas no tienen que luchar para mantener viva la llama del amor en su relación, en cambio las personas que son dependientes emocionales se preocupan por su relación; tienden a sentirse inseguras y se aferran de por vida.

Advertisement

La psicóloga Danielle Forshee, afirma que cuando tienes dependencia emocional del alguien, tu estado de ánimo como felicidad, tristeza, soledad, ansiedad, depende del estado de ánimo de tu pareja. Además que sentirás una necesidad obsesiva de cercanía, una sensación continúa de necesitar del otro, inseguridad por el futuro, sentimientos de no merecer a tu pareja, miedo al desamor y pérdida de identidad.

Por fortuna muchos expertos, afirman que la dependencia se puede eliminar con unos sencillos pasos.

1 Exponer tus ideas

¡Claro! Puedes sentir miedo de no agradar a tu pareja cuando expones tus propias ideas o pensamientos, sin embargo, debes atreverte a eliminar por completo el miedo y hacerle frente. Piensa que no vas a perder a tu pareja por el simple hecho de decir lo que sientes, al contrario, estarás empezando a ser más independiente, a tener identidad y eso hará que tu pareja se sienta atraído.

2 Pensar en ti

Sabemos que las personas dependientes no piensan en su bienestar personal, por temor a ser abandonadas. Pero es fundamental trabajar en uno mismo, para lograrlo se aconseja realizar una lista de cosas que dejaste de hacer por agradar a tu pareja, según la psicóloga Silvia Congost. Reflexiona ¿Dejaste de salir con tus amigas?, ¿Tu manera de vestir cambió radicalmente?, ¿Qué has hecho tu por tu pareja que te ha dañado?

Ahora poco a poco, comienza a pensar en ti y realiza esas cosas que tanto te gustaba hacer, déjate consentir por ti misma y trabaja en tu confianza y seguridad.

Advertisement

3 Trabajar en la autoestima

Recuerda que no puedes dar amor si no te amas a ti primero. Empieza por tomar decisiones sin necesidad de tener aprobaciones ajenas, inicia con nuevos proyectos, motívate con frases positivas y no tengas culpa o miedo a fracasar.

Recuerda que es un proceso y que no de la noche a la mañana cambiaras tu manera de ser. Lo ideal es enfocar tus energías en mejorar como persona. Motívate con metas, sueños y objetivos, así descubrirás nuevas habilidades y aprenderás que eres capaz de conseguir lo que quieras. ¡No tienes limites!

4 Socializa

Relacionarte con otras personas hará que tengas tu mente ocupada, incluso podrás hablar de tus sentimientos para poder sentirte mejor. Escuchar la opinión externa, así como consejos, te hará más fuerte, tendrás una vida social activa y tu relación matrimonial será más sana, no dependiendo tanto de lo que hace o no una persona.

5 No tengas expectativas falsas

El sentimiento de frustración llega cuando esperas recibir de otra persona algo más de lo que tú ofreces. Esto suele provocar una idealización hacia la pareja, teniendo expectativas poco realistas. ¡Enfócate en lo que das sin esperar nada a cambio!

6 Libertad

Todos somos seres libres, independientes. Por tal razón debes aprender a que tú pareja y tú necesitan libertad de hacer cosas y que no es necesario estar las 24 horas del día pegados. Enfrenta tus miedos y actúa con valentía. Por ejemplo: evita mandarle mensajes de texto o llamarlo cada rato.

Advertisement

Aprende a disfrutar al máximo de esos momentos de soledad, que son fundamentales para conocerse uno mismo. Serán momentos de reflexión, de buscar soluciones, de planear y desarrollar objetivos.

7 No pienses en el futuro

El futuro es incierto, nadie tiene la habilidad o el poder de saber a ciencia cierta qué es lo que nos depara el destino. Si piensas constantemente que tu pareja puede abandonarte, tus energías las concentraras en pensamientos negativos. Por tal razón, debes aprender a disfrutar cada día, cada minuto vivirlo como si fuera el último. Olvídate del pasado y del futuro, enfócate en crear experiencias significativas e inolvidables con tu pareja, en el aquí y ahora.

Terapia

Muchas veces puedes salir por ti misma del apego emocional, cuando reconoces que eres dependiente de tu pareja. Sin embargo, puede decirse fácil, pero no lo es. Por ello, es recomendable acudir con un especialista en la materia, para que te ayude a encontrar el valor que necesitas para ser feliz.

Recuerda que el amor comienza en uno mismo, para que puedas ser amada. Los miedos, dudas y angustias de ser abandonada, puedes trabajarlas con decisión, valentía y determinación.  Concéntrate en tus habilidades, en tu inteligencia y en la gran persona que eres. ¡Nadie es más que tú!, ¡La felicidad se encuentra en tu interior!

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias