Eres el reflejo de las personas con las que pasas más tiempo

¿Qué tipo de persona eres? Mira a tus amistades.

Erika Patricia Otero

Algo que en mi adolescencia escuché mucho decir a mi madre era: «Dime con quién andas y te diré quien eres». También solía decirme mucho: «El que anda entre la miel, algo se le ha de pegar». La verdad, a esa edad no entendía mucho a qué se refería. Hasta que un día me dijo que las personas luego de un tiempo comenzaban a juzgar a los demás por el tipo de amistades que tenía. Pero además, hizo mucho énfasis en hacerme saber que de tanto andar con algunas personas, muchas de sus costumbres, mañas y vicios resultaban «pegandosele a uno como un chicle caliente».

Si a lo anterior le añadimos que solemos atraer al mismo tipo de personas que nosotros somos; pues dime tú si tus amistades no «hablan» del tipo de persona que eres.

Es algo así como eso que suelen decir las personas más espirituales: «La luz atrae a la luz, y las tinieblas a la oscuridad», y es cierto. El trato diario y constante con un cierto grupo de personas, hace que de a poco vayas adoptando gestos, actitudes, pensamientos, maneras de actuar. No es que eso sea bueno o malo, para nada; solo que si tuviéramos eso en cuenta, seríamos más conscientes del tipo de amistades o personas con las que nos relacionamos.

Cuida el tipo de amistades que consigues

No me siento orgullosa de lo que narraré a continuación, pero es un vívido ejemplo de lo que trato de decir.

Hace algunos años me prendé de una persona que parecía ser muy buena, espiritual, agradable y honesta. Tenía muchas de esas cualidades, no debo negarlo, pero de honesto no tenía un pelo. A mí me encandiló; me atrajo como esas lamparitas que atraen a los insectos y que cuando estos se acercan mucho a ellas, terminan electrocutados. Bueno, así mismo me ocurrió a mí.

Advertisement

Lo triste es que fui perdiéndome en sus redes. Tomé de su manera de ser y sus gustos, aspectos que no eran para nada buenos; como resultado, me alejé por completo de la persona que era. Pese a eso, yo sabía -de eso que a uno le habla su intuición- que debía alejarme de él, pero era como una adicción; hasta que me dí de frente con todos sus ramalazos de engaños y mentiras.

Dolió en un principio, pero luego fue simple; tome la decisión de alejarme por completo de él, y lo hice muy rápido en realidad. En mi vida actual no queda mucho en común. Procuré alejarme de personas conocidas en común; no por malas, pero no deseaba saber nada en lo absoluto de él, ni que supiera nada de mí. De eso, por fortuna, ya pasó mucho tiempo.

Con él a mi lado me hice una persona con muchos aspectos negativos. No digo que hicieran todos partes de él; que no soy una santa paloma, pero ciertamente con su trato, di rienda suelta a un lado de mi forma de ser que no es bueno para nadie. Tanto, que llegué a perder el control sobre mi lado más oscuro, uno que me ha costado recuperar.

Usando esto a tu favor

«Usted es el promedio de las cinco personas con las que pasa más tiempo»

Jim Rohn

Advertisement

Jim Rohn fue un exitoso empresario estadounidense. Fue especialista en desarrollo personal y motivación en el mundo de los negocios.

Él sostuvo que deberíamos ser más selectivos con el tipo de personas con el que nos tratamos. Esto, porque sin darnos cuenta, nos influencian, y como resultado tendemos a parecernos a ellos.

Así el asunto, si deseamos ser más espirituales, pues lo natural sería rodearnos de personas con una gran conciencia espiritual. Ellos nos ayudarán a conocer más de este tema, y que nos incentivarán a entrar en prácticas de este tipo.

Lo mismo cuando deseas ser más exitoso, o un mejor lector; solo es cuestión de rodearse de personas con esos intereses, y de a poco tu trato con ellos te contagiará de sus costumbres, gestos, actitudes e intereses.

Ahora bien, esto no sucede de manera 100 por ciento conciente; si así fuera, creo que podríamos tener más control sobre nuestro comportamiento y actitudes. Pero como quien dice: «El conocimiento es poder» y ya con esto en tus manos, será mucho más fácil elegir el tipo de amistades que deseas tener según tu tipo de metas.

Advertisement

Amistades que te impulsen a lograr tus sueños

Todos tenemos metas y sueños por alcanzar. A veces las logramos y otras tantas no; pero lo cierto es que deberíamos poder sacar provecho de esa capacidad para acoplarnos a cierto tipo de amistades para lograr nuestros sueños.

Por ejemplo: deseas ser un buen comediante; bueno, primero debes tener «la chispa» para serlo. Pero además, debes aprender el arte desde el trato con las personas que se dedican a esta actividad; no solo porque adoptarás sus gracias, sino porque te ayudarán a abrir las puertas y contactos necesarios para llegar a alcanzarla.

Eso sí, procura que lo que se «pegue» a ti de esas personas sean sus cualidades, no sus vicios ni sus mañas; que fue en lo que yo me descuidé. No te sirve estar rodeado de buenos comediantes que además de eso, cada centavo que reciben por su trabajo, se lo gastan en fiestas mientras están sumidos en grandes deudas o vicios.

Es lo mismo con el mundo de la medicina o de los negocios. En todos lados hay personas buenas con grandes defectos que al final los lleva al fracaso, por eso debes estar alerta y alejarte cuando notes que te quieres dejar llevar por esos aspectos desastrosos que harán de tu vida un abismo sin salida.

La invitación es a que busques amigos que te ayuden a llegar a alcanzar tus sueños

Cuida tus pasos y te esfuérzate por ser consciente de las relaciones que tienes con ellos. Adáptate y toma para ti sus buenos aspectos, y lucha contra los malos. De todas maneras, de ti también les estas dejando un ejemplo a ellos, cuida que sea lo mejor de ti.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.