Esa otra familia que son los amigos

La familia es la unidad que siempre está con nosotros, pero los amigos, a veces, pueden convertirse en miembros importantes en nuestra vida. Esa otra familia que son los amigos.


Fabián Cámara García

La familia es el pilar que te ayuda a lo largo de la vida, aunque algunas veces las adversidades y los problemas tornen complicadas las relaciones que la forman. Por otro lado, sin embargo, tienes a tus amigos: esas personas que vas encontrándote a lo largo de la vida en: la escuela, el trabajo, los viajes, las reuniones informales; en muchos lugares y a veces de maneras poco convencionales.

Los amigos se vuelven parte de tu crecimiento como persona y en lo profesional, en la juventud son cómplices de travesuras o de salidas sin permiso, con quienes compartes toda clase de actividades. Disfrutan de lo que te gusta y te sientes identificado con ellos.

Regularmente no se tiene la misma confianza con la familia y se recurre entonces a platicar los problemas con los amigos, en busca de consejo o simplemente como desahogo. No es lo ideal, pero puede pasar.

Pero no todo es color de rosa, a veces también los pierdes por circunstancias ajenas a ti; una muy común es cuando alguno tiene que irse a vivir a otra parte por motivos de trabajo, o incluso al extranjero, o simplemente los gustos que tenían en común cambian y empieza la separación. A veces no es el caso y hay amigos que siempre están a tu lado sin importar lo que pase, que soportan cambios de actitudes y de modas en ti, que pese a la distancia en el primer intento de acercamiento están ahí sin pedir nada a cambio; esos se vuelven tu otra familia.

Las decepciones

Con el paso del tiempo conoces infinidad de gente, alguna se vuelve íntima, confidentes y las mejores personas que existen. Pero a veces esto cambia y se escoge mal a la gente en la que se confía, suele defraudarte por alguna acción que nunca haría por ser tus amigos y entonces se vuelven personas indeseables. Lo mejor es perdonarlos y seguir adelante, pues siempre habrá gente a la que si le importes.

Los inimaginables

En otras ocasiones te encuentras con viejos conocidos, con quienes no compartías muchos gustos, pero en ese reencuentro la nostalgia te empuja a que te juntes con ellos, a platicar situaciones del pasado y cuando quieres darte cuenta ya se han vuelto amigos y a veces resultan los mejores: esos que te apoyan, te escuchan y te ayudan cuando más lo requieres.

Los que se vuelven familia

Al paso de los años te vas dando cuenta con cuáles personas sigues teniendo afinidades, con quiénes la sigues pasando bien y que han estado en todas (o en su mayoría) las situaciones complicadas de tu vida, aquellos que, pese a lo mal que puedas estar, siempre te han apoyado.

Advertisement

Estos amigos son las personas más importantes, que te quieren y siempre te hacen ver tus errores y aciertos; te dicen su sentir con toda la confianza, a sabiendas de que tal vez puedas molestarte e incluso dejar de hablarles, por las cosas tan fuertes que nadie se atreve a decirte, únicamente ellos.

Siempre tienen las palabras exactas para sacarte del bache en el que te encuentres, te dan una perspectiva objetiva de lo bueno o de lo malo que haces. Quizá te tiren al precipicio, pero inmediatamente te sostienen, brindándote su apoyo incondicional por esa gran amistad que los une y el vínculo familiar que se ha hecho.

Su importancia es tan fuerte por todo aquello que han vivido y el gran cariño surgido entre ustedes. Esta familia la escoges, la cosechas y ves sus frutos a lo largo de los años. No te equivocaste al estar cerca de los amigos que siempre están contigo en las buenas y en las malas, y que no dudan en aconsejarte para que seas cada vez una mejor persona.

Te invito también a

También te interesará

Toma un momento para compartir …