Escuchar la voz de tu madre por teléfono calma el estrés, dicen los expertos

Su voz nos da felicidad y nos alienta día a día.

Fernanda Gonzalez Casafús

Si hay un vínculo inquebrantable es el de una madre con su hijo. Las madres nos acompañan, nos alientan y nos ayudan a salir adelante. Escuchar su voz nos tranquiliza. Y según los expertos, una llamada por teléfono puede calmarte tanto como uno de sus abrazos.

¿Recuerdas cuánta paz sentiste aquel día que tu madre te abrazó cuando te sentías tan mal? Un abrazo de ella puede volver a reconstruir nuestras partes rotas, porque las madres son así de poderosas. No podrías refutarlo, ¿verdad?

El estudio

Los expertos de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos, realizaron una investigación donde involucraron a un grupo de niñas de entre 7 y 12 años. Las pequeñas fueron sometidas a un momento de estrés en público, y luego las dividieron en tres grupos.

Un grupo recibió una llamada telefónica de su madre; el segundo grupo recibió un abrazo de su progenitora, y a las niñas del tercer grupo simplemente las colocaron frente a una película.

Los resultados mostraron que aquellas niñas que habían recibido un abrazo de su madre y aquellas que habían escuchado la voz de su madre al teléfono, redujeron significativamente los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Mientras tanto, el cerebro segregó oxitocina, la hormona de la felicidad.

Advertisement

El placer de hablar con mamá

Mi madre vive en mi mismo vecindario. La veo casi todos los días. Y cuando no la veo, hablamos. Me encanta escuchar su voz. Y es cierto que me tranquiliza y me da seguridad. Sí, ya soy una mujer adulta, pero tener a mamá cerca y escucharla bien es una bendición.

Del mismo modo, veo cómo mis hijos se tranquilizan cuando no estoy en casa y me llaman por teléfono. Les encanta hablar conmigo, y mi voz los calma y los llena de felicidad. Lo dice la ciencia, pero también lo dice mi corazón de mamá.

Hablar con mamá mejora el vínculo

Si hablar con nuestras madres hace que nuestro cerebro segregue oxitocina, y ésta nos brinda felicidad y placer como si estuviéramos recibiendo un abrazo de ella, es evidente que ésto puede mejorar el vínculo.

Según una investigación dirigida por la psicóloga Ruth Feldman, de la Universidad Bar-Ilan en Israel, la oxitocina tiende a promover el apego y mejora la relación filial. Además, reduce drásticamente la ansiedad.

Advertisement

“Cuando las madres tocan o sostienen a sus bebés con frecuencia, la oxitocina aumenta, y cuando ello no sucede, disminuye”, dice la experta. La profesional advierte que las madres deben involucrarse rápidamente con sus bebés al nacer para que la oxitocina haga su trabajo y refuerce el vínculo.

Esta hormona es la que libera la madre durante el parto de su hijo, y es la que nos hace enamorarnos de nuestros hijos apenas los vemos. Luego, será la “culpable” de que las madres estemos por mucho tiempo en esa nebulosa de amor difícil de explicar.

Por ello, al abrazar y al hablar con mamá mejoramos el vínculo con ella, pues la oxitocina está jugando su rol para que ello suceda. Así que, no dudes en hablar con mamá por teléfono cuando te sientas estresada; puede ser la mejor medicina.

Puedo dar fe de ello

Cuando vivía yo fuera de mi país, pasaban largos meses hasta poder volver a ver a mi madre. Entonces, por las noches, preparaba mi cámara, micrófono, y mi computadora portátil y esperaba ansiosamente el momento de hablar con ella.

Su voz me hacía sentir cerca. Pero además, era su preocupación y sus ganas de saber de mí lo que me hacía sentir tan bien. Durante tres años tuve la dicha de poder escuchar su dulce voz, a miles de kilómetros de distancia, pero bien pegadita a mi corazón.

Advertisement

No es sólo la voz, sino la forma en la que lo dices

No es lo mismo que un niño escuche a su madre dicíendole las cosas de manera dulce y con dedicación, que escuchar siempre regaños negativos y malos tratos.

La voz de mamá calmará en tanto sea amorosa, y cargada de afecto. Inclusive los regaños, hechos con amor, son un sano límite que acaricia el alma del niño.

La voz de mamá es el puente que tiene el niño hacia la socialización. Es una forma de comenzar a conocer el mundo exterior y todo lo que lo rodea. La voz materna desarrolla un sinfín de estructuras neuronales que alimentan el desarrollo cerebral del niño. Por lo tanto, no sólo estimula el lenguaje sino favorece a un correcto desarrollo neuronal.

El beneficio es mutuo

A tu madre le encanta saber de tí y escuchar tu voz. El beneficio es dual, pues ambas se alimentan del placer de escucharse. Ella nos tranquiliza y nos da cobijo, y al mismo tiempo, ellas sienten felicidad al escuchar nuestra voz.

Advertisement

No dejes de llamarla, de comunicarte con ella si está lejos. En la era de la tecnología, hay miles de formas de mantener el contacto con tu madre. Hacerlo, fortalecerá el vínculo entre ambas.

Una llamada, una nota de audio, un mensaje de correo. No hay excusas. Comunicarte más a menudo con ella te dará felicidad (garantizado por los expertos).

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina y mamá de dos. Licenciada en Periodismo, especialista en Redacción Digital y Community Manager. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.