Esta es la peor manera de corregir a los hijos, según los expertos

Esta es la mejor manera de corregir a los hijos.

Adriana Acosta Bujan

Eran las 2:30 de la tarde, recuerdo que me encontraba en la fila de padres, esperando a que mi hijo saliera de la escuela para recibirlo con un fuerte abrazo.

Cuando de repente algo llamó mi atención, se trataba de un niño que gritaba “déjame, suéltame”. En ese instante pensé que era un secuestro. Como si se tratase de la escena de una película, todos los que nos encontrábamos cerca observábamos petrificados.

Una señora lloraba desesperadamente, mientras que un señor jaloneaba y golpeaba fuertemente al niño, pidiéndole que se metiera al automóvil. Todo fue tan rápido que no tuve tiempo de llamar a la policía.

Al día siguiente, me enteré que el niño era un alumno de la escuela de mi hijo y que los adultos eran los respectivos padres.

Al parecer, el alboroto fue porque el pequeño había golpeado a un compañero y, gritaba, por el miedo a ser fuertemente reprendido por sus padres.

Advertisement

Azotes y golpes, para enseñar a su hijo

Cuando los malos comportamientos o acciones de los hijos son corregidos con golpes, es lógico pensar que el niño aprenderá a defenderse de la misma manera.

Existen padres que la única vía para educar que utilizan, es con la violencia. Sin embargo, no se percatan del grave error que están cometiendo. Por ejemplo:

  1. Hijos agresivos

La violencia llama a más violencia. Cuando los niños son maltratados y criados con golpes, es probable que sean agresivos en su adultez.

Ya que la única manera que han aprendido para resolver sus problemas es con agresividad.

Advertisement

Incluso es probable que sean niños impulsivos, hiperactivos, hostiles y bruscos.

  1. Menos sensibles

Será difícil empatizar y entender los sentimientos de las personas que les rodean.

Se volverán insensibles al dolor y sufrimiento ajeno.  Lo que los llevará a un aislamiento social.

Es un reto para ellos saber controlar sus emociones y siempre actuarán a la defensiva, sin necesidad o motivo alguno.

  1. Falsa identidad

Sufrirán baja autoestima, ansiedad y confianza en sí mismos.

Advertisement

En su percepción creerán que son personas que son rechazadas y no amadas, haciendo que sea probable que caigan en depresión y, lo peor, es que pueden llegar a atentar contra su propia vida.

  1. Disminuye su atención

Es lógico que cuando los niños son maltratados, presenten bajo rendimiento escolar, ya que disminuye su atención teniendo problemas de aprendizaje.

Todo el día estarán ausentes y reprimidos, con miedo a socializar.

Cuál es el mejor correctivo sin llegar a los golpes

Controlar las emociones

Los padres deben aprender a controlar sus emociones para no perjudicar el desarrollo de los hijos.

Sabemos que son muchas las situaciones por las cuales podemos explotar contra ellos, pero utilizando técnicas como la respiración o la relajación, harán que reflexionemos mejor sobre las acciones que se deben tomar.

Advertisement

Comunicación

Los padres debemos estar muy atentos observando a los hijos. Ya que muchas veces existe una causa u origen por su mal comportamiento.

Entablar conversaciones y hacerles sentir que son amados, abrirá una puerta a la confianza y así podrás descubrir el porqué de sus acciones.

Consecuencias y no castigos

Los niños tendrán que aprender a seguir las reglas y límites que establezcan los padres y cualquier autoridad.

De manera que entiendan que toda mala acción tiene consecuencias que deberán asumir.

Afecto y amor

Muchas veces los niños actúan de manera inadecuada por querer llamar la atención de los padres.

Advertisement

Por ello, es importante tener acercamientos afectivos con los hijos, para hacerlos sentir amados y respetados.

La violencia no es la mejor vía para corregir conductas inapropiadas. Abraza a tus hijos, platica con ellos y forma un lazo de confianza para poder ayudarlos.

 

 

 

Advertisement

 

 

 

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias