¿Está la menopausia tocando tu puerta?

La menopausia es una etapa que toda mujer debe vivir; pero, ¿sabes cuándo comenzará? Te invito a descubrirlo en este artículo.


Camila Ignacia Gómez González

Hablar de la menopausia es cada vez más común en nuestra sociedad. Los medios de comunicación se han encargado de ir entregando información fidedigna y clave para que las mujeres logren pasar por esta etapa conscientes de los cambios que están ocurriendo en sus vidas. Pero, ¿cuándo comienza?, ¿cuáles son sus síntomas?, ¿todas las mujeres la viven a la misma edad?; todas son preguntas comunes que este pequeño artículo pretende resolver:

No es una enfermedad

Lo primero que debes saber es que la menopausia no se trata de una enfermedad, sino de una etapa natural en la vida de una mujer, tras la cual no podrá ya tener hijos.

Tiene diferentes etapas

Si bien el proceso completo es conocido como menopausia, debes saber que existen cuatro etapas:

1. Premenopausia

Se refiere a todo el periodo fértil de la mujer hasta el momento de la menopausia.

2. Perimenopausia

Este proceso se produce hacia el final de la vida reproductiva, aproximadamente cuatro años antes de la etapa de la menopausia. Culmina cuando la mujer ha pasado doce meses consecutivos sin menstruar.

3. Menopausia

Se desencadena cuando se ha dejado de menstruar, por el agotamiento de los óvulos y el fin de la secreción de hormonas (estrógeno y progesterona). Suele presentarse entre los 45 y los 55 años; si sucede antes de los 40 se considera precoz y si es después de los 55, se le llama menopausia tardía.

4. Posmenopausia

Una vez que el periodo de la mujer se ausenta completamente, la mayoría de los molestos síntomas (sofocos, desequilibrio hormonal, falta de concentración y pérdida de memoria) comienzan a disminuir su intensidad; sin embargo, el riesgo de contraer enfermedades como la osteoporosis y problemas cardíacos aumenta.

Advertisement

El síntoma más común son los golpes de calor, también conocidos como sofocos

Estos se presentan sin necesidad de estar en movimiento, y por lo común le sobrevienen los escalofríos. Afectan el sueño y son bastante agotadores. Debes saber que algunas mujeres sufren de sofocos durante uno o dos años, periodo que se hace eterno; pero ten en cuenta que no continúan toda la vida.

Se producen cambios de humor

Debido al desequilibrio hormonal se sufren cambios de humor que incluso pueden llevar a la depresión.

Es importante que el tema se converse en pareja

No hay peor cosa que sufrir en silencio, es por ello que debes hacerle saber a tu pareja qué estás sintiendo y sufriendo por los diferentes síntomas de esta etapa. Esto les ayudará a comprender y a enfrentar mejor las situaciones cotidianas que comiencen a hacerse difíciles sin razón aparente.

Llevar un estilo de vida saludable contribuye a aminorar los síntomas

Hacer ejercicio con frecuencia, llevar una dieta equilibrada libre de: tabaco, cafeína, alcohol, cosas picantes y la disminución de los azúcares, contribuye a que los sofocos disminuyan, sintiéndote mejor mientras se llega a la posmenopausia.

Lo que siempre debes tener en cuenta es que debes visitar a tu ginecólogo en forma periódica. Él es la persona indicada para recetarte medicamentos, darte diferentes consejos, orientar tus dudas y darte a conocer diferentes experiencias de mujeres que ya han vivido esta etapa. No te auto-mediques nunca, recuerda que no todos los organismos son iguales y, por lo tanto, reaccionan de diferente manera, así que si a tu amiga le recetaron cierta medicina, no quiere decir que tú necesites la misma.

Por último, siempre ten presente que esta es una situación temporal, esto sin duda te auxiliará a sobrellevarla de mejor manera. Sigue cuidando siempre tu salud, porque te ayudará a mantenerte activa y con energías para lograr nuevas metas.

Toma un momento para compartir …

Camila Ignacia Gómez González

Camila, es Relacionadora Pública, con orientación en Marketing, actualmente reside en Villa Alemana, Chile. Es esposa y madre, y ama escribir para ayudar a fortalecer los lazos familiares.