¿Están pensando en la terapia de pareja? Éstos son los motivos por los que tú y él deberían ir

A veces es necesario recurrir a alguien que nos de una visión externa y nos ayude a conciliar las opiniones


Fernanda Gonzalez Casafús

Hace un tiempo atrás, parecía que nuestro mundo se desmoronaba. Mi esposo y yo estábamos enojados, irritables y muy distantes. No había conversación que nos dejara conformes y satisfechos, y sentíamos que estábamos muy cerca de la crisis total. Llegué preguntarme si necesitábamos terapia de pareja, aunque debo reconocer, que me daba algo de miedo y frustración.

Con mi marido nos conocemos desde que él tenía 15 y yo 13. Fue un enamoramiento tan instantáneo como duradero. Y aunque ya no seamos esos chiquillos escurridizos escondiéndose del mundo para darse un beso, sentimos que nuestra relación es tan intensa y fuerte que es muy difícil que vaya a quebrarse. A pesar de ello, hemos pasado por situaciones muy duras y conflictivas y hubo días en los que no aguantábamos ni vernos. Pero aquí estamos.

Tal vez tú también estés en una hermosa relación, pero estén atravesando algún momento crítico. Y si alguna vez se te pasó por la cabeza en acudir a un especialista en terapia de pareja es porque quieres salvar tu relación y ambos desean darse una nueva oportunidad de revivir el amor. Muchas parejas llegan a la terapia cuando el conflicto está ardiendo y ha llegado a un punto en el que no saben cómo salir. Sin embargo, el error que muchos cometemos es dejar pasar por alto los problemas pequeños, y si ello no se conversa luego se transformarán en problemas grandes (para lo cual probablemente necesiten terapia).

Buscar ayuda antes de que sea tarde

Para Ian Kerner, terapeuta, escritor y colaborador para CNN, las parejas no deberían esperar a estar en crisis para llegar a terapia, y asegura que muchas parejas que ha tenido en su consultorio, han llegado allí debido a la falta de comunicación y poca conversación acerca de los problemas que los aquejan. Además, explica que muchas personas, ante un sentimiento de infelicidad o desconexión en la pareja, suelen buscar consuelo en otras personas antes de hablar con su pareja.

“La mayoría de los problemas dentro de una pareja son pequeños y luego crecen cuando no se resuelven. Aquí es donde la terapia puede ayudar, proporcionando herramientas y técnicas para mejorar la resolución de conflictos”, explica Kristie Overstreet, una consejera de salud mental certificada, quien asegura que sus pacientes admiten que tendrían que haber llegado a terapia unos cuantos años antes.

Según los especialistas, la terapia de pareja no debería ser considerada sólo como un punto en la resolución de un conflicto puntual, sino como una parte integral del bienestar de la pareja. “Cada pareja debe tomar medidas preventivas para mantener la salud en su relación, al igual que ir al gimnasio. Si las parejas no trabajan sus “músculos emocionales”, se vuelven desentonados, débiles y crean más posibilidades de que su relación se dañe”, dice la especialista.

Motivos por los cuales deberían acudir a terapia

Cada pareja sabe hasta donde tienen la voluntad necesaria para resolver el conflicto en la intimidad, y cuándo se hace irremediablemente necesario buscar a alguien que ayude. Según los expertos, éstos son los principales motivos por los que las parejas acuden a terapia de pareja:

Advertisement

Intimidad

En una sesión de terapia, la temática sexual se tomará con mucho respeto y cuidando la intimidad de ambos. Por lo tanto, si una pareja siente que hay algo de lo que deben hablar pero no se ponen de acuerdo, el terapeuta sabrá entrever cuáles son las dificultades que están haciendo que esa pareja no tenga una comunicación fluida en la intimidad.

Comunicación

sabemos que la comunicación es una virtud en cualquier pareja, y cuando ésta falla es cuando la crisis se hace presente. Cada vez más mujeres y hombres se quejan de que sus parejas no las entienden, o no las escuchan, o no tienen tiempo para ellas. El terapeuta analizará los patrones de comunicación en la pareja para evidenciar dónde está la falla, para que ambos miembros se sientan escuchados, contenidos, y respetados.

Cambios y elecciones

Cuando uno de los miembros de la pareja desea casarse y el otro no, o uno desea tener hijo y el otro no, puede sobrevenir el conflicto. Asimismo, las transiciones mismas en la vida de una pareja pueden acarrear problemas: el pasar de una vida de solteros a ser padres, o cuando uno de los dos debe cuidar a sus padres que van envejeciendo; todas estas transiciones representan un desequilibrio que necesita ser conversado.

Rutina y estancamiento

Llega un momento en la vida de una pareja que todo se convierte en rutinario, dejando de lado la pasión, la diversión y los buenos momentos. Para ello, el terapeuta logrará identificar qué cosas son las que están estancando la vida conyugal y cómo darles una salida positiva.

La terapia de pareja puede aportar una serie de beneficios y soluciones prácticas a los conflictos de pareja para que no deriven en una crisis de separación. Asimismo, si uno de los dos se niega a asistir, pueden ir a terapia individual, pues puede ser igualmente beneficioso, ya que muchas veces cuando uno está en conflicto con uno mismo, está en conflicto con los demás.

Y tú ¿has necesitado alguna vez hacer terapia de pareja?

Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.