Estas frases con «buena intención» pueden dañar mucho a tu hija, evítalas

Jamás imaginaste que podrías llegar a lastimar a tu hija solo por decirle una de estas frases. Estás a tiempo de detenerte.

Erika Patricia Otero

Una frase de antaño reza lo siguiente: «De buenas intenciones está pavimentado el camino al infierno«. Sí, muchos padres cometen algunos errores con sus hijos pensando que hacen lo mejor por ellos.

Pero es que es casi imposible no cometer errores en una tarea tan complicada como la crianza de los hijos, aún más cuando se es un neófito en el tema. Pero si creías que las cosas no podían ponerse peor, déjame decirte que todos los hijos son diferentes y esas mismas diferencias aumentan dependiendo si se trata de criar niños o niñas.

No es que sea más fácil criar a los niños -por ser varones-, que criar niñas. La realidad es que el mundo de hoy te exige que seas cuidadoso por igual con tus hijos. Sin embargo, sobre la crianza de niñas recae una serie de prejuicios y expectativas anticuadas que están atadas a ciertos estereotipos, mismos que pueden llevar a los padres a inculcarles a sus hijas pensamientos errados sobre cómo debe comportarse o qué debe tolerar o no de las personas alrededor de ellas.

Según la terapeuta familiar Dr. Laura Froyen, Ph.Dhay algunas frases «bien intencionadas» que pretenden darles seguridad y confianza a las chicas, pero que pueden hacer más daño que bien. Es por esa razón que ella sugiere que es mejor evitar decirlas y así darles una falsa concepción de cómo deben ser tratadas «por ser mujeres».

5 Frases que jamás deberías decirle a tus hijas

La terapeuta explica que los padres deben evitar estas 5 frases en la crianza de sus hijas

Advertisement

1 «Sí que eres bonita»

No hay nada de malo en decirle a tu hija que es bonita; el problema surge cuando solo te enfocas en asegurarle que es bonita y no resaltas ninguna otra de sus cualidades. Es contraproducente porque tu hija crecerá creyendo que ser bonita es lo único que vale en la vida de una mujer.

Una buena autoestima en los hijos no solo tiene que ver con lo guapa que se pueda ser, sino que además se implemente al resaltar las otras cualidades que tiene tu niña. Si además de decirle que es bella, añades que es inteligente, creativa, amable, cariñosa, etc.,  su amor propio se retroalimentará de manera más favorable que si solo le dices que es guapa.

Tu hija debe saber que la apariencia es importante pero que no es lo único que vale en la vida de una mujer y que ella es mucho más que una cara hermosa.

2 «Luces más delgada (o gordita)»

Este es el gran talón de Aquiles en la crianza tanto de niños como de niñas. Es muy malo señalarles que están gorditos o que están delgados porque influye mucho en su autoconcepto.

Los comentarios sobre la apariencia pueden ser muy dañinos para los niños porque pasa igual que con el mensaje que envías a tu hija cuando le dices «qué linda eres». Con ambos, sobre su peso o sobre su apariencia, si los resaltas o críticas, le  estas diciendo a tus hijos que la apariencia es lo que importa y que de esto dependerá que sea exitoso o feliz.

Advertisement

3 «Él te molesta porque le gustas»

Papá, mamá: nada más cruel que decirle a tu hija que los malos tratos de un hombre se deben a que se siente atraído por ella, o peor aún, que la ama.

Es más, esa frase me recuerda mucho el inicio de la película «Simplemente no te quiere«. En las primeras escenas se ve a una niña pequeña jugando en un parque en una caja de arena, luego llega un niño que la empuja y la insulta. Cuándo la nena va llorando a decirle a su madre lo que le pasó, esta le dice sin más: «¿Sabes por qué ese niño te empujo y dijo esas cosas? es porque le gustas»

Lo terrible de todo es que esto no se queda en el argumento base de una película. Todas hemos sido víctimas de esta frase, ¡y es falsa! Es necesario que tu hija sepa que si un hombre la trata mal o la ignora es porque no la quiere o no la ve  como a ella le gustaría que la vieran.

Cuando le dices esto a tu hija la estas condenando a «soportar» relaciones donde ella es dañada constantemente. No la hagas una víctima más de violencia «por amor».

4 «Sé buena niña y compórtate»

Cuando se le pide a una niña que «sea buena» básicamente se le está inculcando que cualquier comportamiento que no complazca a otros es malo, y va a ser recriminado por quienes le rodean. Es más, esto lleva a las chicas a ser personas complacientes y sumisas que se van a sentir obligadas -en su mente- a hacer felices a otros en contra de su propia felicidad.

Advertisement

No se trata de forzar a la niña a ser amable, sino que la lleves a analizar lo que ocurre cuando no actúa de la manera adecuada. Debes ayudar a tu hija (pequeña) a comprender lo que la otra persona siente cuando ella (por ejemplo) le golpea a otro niño. Eso les ayudará a ser buenas y amables no porque le fuerces, sino porque ella de verdad se ha dado cuenta de los bueno de ser «buena persona».

5 «Es que… él es un niño»

Cuando como padre o madre le dices a tu hija pequeña, que se ha quejado porque un amiguito o el hermano le pegó, que no haga caso porque es un niño y «los niños son así», lo que le inculcas es que se sienta impotente ante los avances de un niño (o un hombre) pues ella es solo una mujer que no puede defenderse.

Debes asegurarte que tu hija e hijos sepan que cualquier acto o decisión que tomen y afecte a otros, trae consigo consecuencias, a veces graves según lo que haya hecho. Asegúrate de dejar claro a tu hija que no porque los hombres, sean hombres pueden dañar o abusar a una mujer.

Criar hijos jamás ha sido una tarea fácil, tampoco se pretende que lo sepas todo. Pero lo que sí puedes hacer es corregir las cosas que les has enseñado a tus hijas.

Habla claro con ellas y hazles saber que son valiosas por ser mujeres, que no importa si son gorditas o delgaditas, que merecen ser bien tratadas y que ellas mismas deben aprender a defender lo que desean, sueñan y quieren para su vida. Incúlcales que ellas son capaces de lograr lo que deseen sin dañar a nadie, especialmente a ellas mismas.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.