Estas son algunas de las emociones tóxicas que te impiden ser feliz

El caos de tus emociones puede hacerte perder el control. No desesperes, siempre puedes tomar las riendas de tu vida.

Sad Woman

Erika Patricia Otero

Nada es más agobiante que vivir a diario con emociones que no te permiten tener armonía.

En marzo de este año pasé por una situación que nunca había experimentado. Siempre había tenido esa sensación de estar ansiosa, pero jamás fue algo de mayor importancia. Sin embargo, ese mes las cosas cambiaron radicalmente y sin aviso.

Un día a principios de ese mes simplemente me sentí muy mal, nerviosa y como si estuviera en peligro. Las piernas me temblaban, sudaba y estaba siempre nerviosa y alerta. Además, tenía taquicardia y lloraba de la nada y por nada. Lo peor es que así como venían esas sensaciones, se iban y eso me estaba amargando la existencia. Me tenía completamente desgastada.

Jamás me había sentido así y estaba desconcertada. Leyendo un poco mis antiguos libros de psiquiatría y otras publicaciones, encontré la respuesta a lo que estaba viviendo. Tenía que buscar a alguien más que me ayudara a determinar si eso era por lo que estaba pasando. Luego de algunas charlas me confirmó lo que sospechaba: tenía ansiedad y ataques de pánico.

Fue terrible ese diagnostico. Por charlas con otras personas sabía que vivir con esas emociones podría llegar a ser desastroso y hasta incapacitante. Debía hacer algo que me ayudara, y me negué a tomar medicamentos. Me decanté por un tratamiento natural y eso fue lo que hice.

Advertisement

Comencé a practicar meditación, hablé con una coach de vida que me orientó y dio soluciones. Comencé a hacer los cambios recomendados y en poco tiempo logré tener de nuevo el control de mi vida.

No fue fácil, pero hoy estoy mejor; sé cómo controlarme. No niego que a veces me siento mal; pese a eso, tener el diagnóstico y las herramientas para combatirlo me ayudan a tener control sobre mis emociones.

¿Qué son las emociones tóxicas?

Estas son todas y cada una de las emociones que te roban la paz y la armonía.

A ver, todos tenemos emociones positivas y negativas. La alegría, enfado, miedo, tristeza, júbilo, sorpresa y asco son emociones. Algunas son agradables y otras no. Todos sentimos esas emociones; el problema surge cuando las que consideramos no agradables se vuelven crónicas y te roban la capacidad de estar tranquila.

Hay una lista muy larga de emociones dañinas que es bueno que reconozcas para que puedas hacerles frente. Estas son:

Advertisement

1 Angustia tóxica

Es normal sentir angustia en momentos de presión y cambios imprevistos. El problema surge cuando esta se hace crónica y te es difícil deshacerte de esa emoción molesta.

La mejor manera de sentir que tienes el control es que tengas en cuenta que ninguna situación es eterna. Recuérdate que eres dueña de tu vida y hay cosas que puedes cambiar; otras simplemente las aceptas y sigues un día a la vez.

2 Apego crónico

El apego es una emoción natural cuando sientes afecto por algo o alguien. El problema surge cuando no te es fácil vivir lejos de esa persona y te vuelves dependiente de su presencia. Esto te hace susceptible a ser manipulada y utilizada; incapaz de tomar decisiones por ti misma.

Para superar el apego tóxico, lo que debes hacer es empezar a trabajar en tu amor propio. Debes ponerte como prioridad en cada parte de tu vida. Poco a poco rétate con nuevos desafíos y toma tus propia decisiones. Pero quizás lo más importante es que quites de tu vocabulario el “no puedo”. Recuerda: siempre puedes.

3 Ansiedad tóxica

Esta emoción es apremiante porque es como si estuvieras en un peligro constante ante algo que no ves.

Advertisement

Vas a sentir miedo, inseguridad; además te será complicado dormir y concentrarte en tus tareas cotidianas.

Combatir esta emoción negativa es sencillo. Lo que debes hacer es prestar atención a cuáles son los eventos que desencadenan que te sientas angustiada. También puedes hacer ejercicio 3 veces por semana para ayudar a tu cuerpo a una descarga óptima de endorfinas. Además, es buena idea que te rodees de personas que te recarguen de buena energía.

4 Envidia

Nada más terrible que codiciar lo ajeno. El problema es que te enfocas en lo ajeno y te niegas a ver las cosas buenas de tu vida.

Este horrible emoción la sacas de tu vida siendo alguien que agradece a diario por las cosas que tiene. Esto te ayudará a ver que eres más afortunada de lo que crees.

5 Insatisfacción crónica

La sensación de estar insatisfecho con lo que se logra es una suerte de impulso a mejorar. El problema surge cuando pasas de estar insatisfecho ocasionalmente, a estarlo a cada segundo del día.

Advertisement

Estar insatisfecho te lleva a el perfeccionismo. A su vez, este te conduce a no concretar nunca nada. La razón es que -desde tu concepto- lo que haces siempre está mal.

Para controlar esta emoción lo que debes hacer es bajar un poco tus expectativas. Además, te ayudará mucho dejar de pensar en complacer a los demás.

6 Enojo

Enojarse es normal. Bien gestionado, el enojo te lleva a superar problemas. Sin embargo, cuando se pierde el control, puedes llegar a la violencia.

Una buena manera de controlarte es recordar que tú eliges qué puede hacerte perder el control. Puedes elegir de qué manera enfrentar lo que te molesta, siempre desde tu control.

7 Miedo

Esta emoción puede incapacitarte a un punto donde dejarás de hacer cosas solo por temor.

Advertisement

Solo vas a superarlo cuando le hagas frente a las cosas que temes. Créeme, es más fácil de lo que piensas, solo toma el control, tienes el poder.

8 Vergüenza crónica

Es la sensación que continuamente haces el ridículo y no ser aceptada. Subyacentemente es el miedo al abandono y a una profunda inseguridad.

El problema es que el temor a pasar vergüenzas te paraliza e impide conseguir tus metas.

Aprender a reírte de tus fallos. Corrige tus errores y sigue adelante; esta es una excelente técnica para dejar de sentirte “poca cosa” ; no lo eres.

9. Celos crónicos

Sentir celos se debe a un profundo problema de inseguridad y baja autoestima. Temes que alguien “mejor” que tu aparezca en la vida de quien amas y te lo “robe”.

Advertisement

En esta emoción tóxica subyacen la sensación de amenaza y, pérdida del control.

Debes comprender que una persona estará contigo si así lo quiere, no porque le obligues. Eso muchas veces escapa de tu control.

Procura sentirte segura de quien eres. Eso será algo que irradiarás y te dará seguridad. Ten en cuenta que si te engañan, quien pierde no eres tú.

Solo me queda decir que en ti está todo el poder que necesitas para controlar estas emociones desgastantes. Abre tu mente al cambio y notarás la diferencia.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.