¿Estás teniendo una buena vida? 10 claves para descubrirlo

¿Vives plenamente o estás dejando las cosas para otro día?

Erika Patricia Otero

«Vive como si fueras a morir mañana.

Aprende como si fueras a vivir para siempre»

Mahatma Gandhi

Si ahora mismo alguien te dijera que es tú ultimo día de vida, ¿estás seguro de que tuviste una buena existencia?

Muchas personas dicen que debemos vivir como si este día fuera el último. Es fácil decirlo, hacerlo es lo complejo; o por lo menos yo no sé cómo hacerlo. Para mí, aprovechar mi día a día tiene que ver con hacer lo mejor por mi familia. También es igual a ayudar a quien pueda, cumplir con mis responsabilidades y tener tranquilidad.

Advertisement

Pese a eso, la verdad es que me angustia mucho el paso del tiempo. Es increíble cómo, cuando uno es niño, el tiempo pasa lentamente. No es más que llegar a la adultez y darte cuenta que el tiempo pasa rápido; tanto, que si no haces que tu día sea productivo, es un día perdido.

Ahora bien, tampoco es cosa de vivir contrarreloj, haciendo mil cosas al tiempo que «valgan la pena». Eso es imposible, porque para algunos, lo que vale la pena es sacrificarse por su familia, pero para otros la vida solo vale la pena cuando se divierte al máximo o tiene reconocimiento.

¿Cómo se puede tener una buena vida?

Aprendí a las malas, que una vida buena se obtiene cuando vives de manera consciente.

Quizás te preguntes qué es vivir de manera consciente; te diré que es vivir un día a la vez. En otras palabras, es ser consciente de cada una de tus acciones. Cuando hablas sabes lo que estás diciendo porque pensaste tus palabras; tus decisiones son meditadas y por eso no hay arrepentimientos ni impulsos.

Vivir conscientemente no es más que vivir poniendo toda tu atención en lo que quieres, sientes y sueñas en estos momentos. Te permites recordar el pasado, pero solo los eventos, no te sumerges de lleno en ellos.

Advertisement

Cuando logras poner tu atención en el momento presente, no te pierdes de nada y disfrutas de la vida.

Claves para tener una buena vida

Sabrás que disfrutas de una buena vida si:

1 Haces valer tus sueños y creencias

Eres un compendio de sueños alcanzados. Hacerlos respetar es creer en ti y en la persona que eres. Además, cuando haces valer tus principios y valores, reafirmas la persona que eres.

2 Te valoras

Valorarte es igual a dedicar tiempo para ti mismo. Eres tu prioridad porque sabes que si estás bien podrás poner todas tus fuerzas para lograr tus metas.

Ponerte de primer lugar en tu lista de  importancia no es igual a ser egoísta. Lo haces porque sabes que lo mereces y que no puedes dejarle esa tarea a los demás.

Advertisement

3 No complaces a nadie

Complacer a los demás borra de una forma u otra la persona que eres y deseas ser; por eso, no cumples las expectativas de nadie, solo las tuyas.

Tratar de complacer a los demás reduce tu autoestima porque entonces está diciendo que necesitas sobre todas las cosas que los demás sean felices aunque tu no lo seas.

4 No luchas por ser perfecto

La perfección te lleva a exigirte más allá de tus fuerzas. Sabes que si bien puedes hacer muchas cosas muy bien, estas jamás serán perfectas. Así, lo que buscas es hacer todo lo que puedas por que las cosas salgan bien y ser feliz, aunque no sean perfectas.

5 Dedicas tiempo a ti mismo

Sabes que toda persona necesita tiempo y espacio, y no cedes este aunque te espere la mejor fiesta de la vida. Para ti es importante poder relajarte y dedicar tiempo a tu paz mental y salud; eso es algo que jamás dejas en último lugar.

6 No vives en el pasado

Tienes conocimiento de que vivir recordando tiempos mejores solo te hará caer en la tristeza. Por esa razón , procuras con todas tus fuerzas aplicar lo aprendido para beneficiar tu situación actual.

Advertisement

7 No buscas la aprobación de ninguna persona

Perseguir a toda costa que los demás se sientan orgullosos de tus logros, va a hacerte sentir que en lugar de perseguir tus metas, persigues las de ellos.

No quieres ni necesitas que los demás te digan que lo que haces es o no lo correcto. Sabes que si te equivocas, aprenderás la lección y de todas formas saldrás ganando conocimiento aunque tengas que empezar de cero.

8 Tienes una actitud positiva

Sabes que es mucho más productivo tener una actitud que te dé fuerzas para seguir esforzándote. Sabes también que no se gana nada cuando te quejas y te empeñas en ver lo malo de las cosas.

Debido a tu experiencia, tienes el conocimiento de que se abren más puertas y llegan más oportunidades cuando tu actitud es buena; además de eso, ves el mundo como un buen lugar para vivir pese a las circunstancias.

9 Haces cosas por los demás

Te gusta servir a las personas. No lo haces por obtener una recompensa, lo haces porque te nace y es parte de ti, te sientes bien y sabes que merece la pena.

Advertisement

10 Te rodeas de personas con tu mismas manera de ver la vida

Para ti es importante que tus familiares y amigos tengan una manera similar a la tuya de ver la vida.

Tienes una manera especial de disfrutar tu existencia; por eso, para ti es desgastante estar rodeado de personas que se lamentan y no se esfuerzan por progresar.

Te gusta estar con persona que tienen buena vibra, que son lo que buscas ser, porque ellas te motivan a luchar y esforzarte; te impulsan a dar lo mejor de ti porque les admiras y ellos son como una recarga de buena energía.

Ahora, solo me queda invitarte a que te cuestiones de nuevo ¿estás teniendo una buena vida?

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.