Este es mi secreto para solucionar los conflictos con mi pareja

Y por seguro te servirán con la tuya.

Adriana Acosta Bujan

Todos los matrimonios tienen peleas en algún punto de la relación, depende de cada pareja solucionarlos para que pueden tener un matrimonio exitoso. En muchas ocasiones he discutido con mi esposo, sin embargo, puedo decir que todas las peleas me han llevado a un aprendizaje, desde saber controlar mis emociones hasta tener que ceder y tolerar cosas que a lo mejor no estoy muy de acuerdo.

Pero de eso se trata el amor de pareja, de encontrar un equilibrio y permanecer unidos hasta la eternidad, como decía mi abuela: Todos los problemas  tienen solución. Ahora bien, es imposible enumerar todos los tipos de conflictos puesto que cada pareja es diferente, sin embargo, puedo exponer lo que a mí me ha funcionado para solucionarlos:

  1. Escuchar y callar

Por lo común cuando expongo mis molestias, mi esposo permanece callado, observando y escuchando con atención todo lo que le digo. Algunas veces su actitud solía desesperarme porque no decía ni una palabra para interrumpirme, sin embargo, es su estrategia para que yo pudiera liberar mis emociones y encontrar soluciones.

Ahora yo actuó de la misma manera que él; cuando discutimos solemos callar, no interrumpir y después exponemos nuestros puntos de vista argumentando el por qué creemos tener la razón.

  1. Regla de oro

Nunca insultarnos y faltarnos el respeto. Puede ser que en medio de una discusión aflore tu deseo de decir malas palabras, sin embargo, es de vital importancia tener en cuenta que todo lo que salga de tu boca puede herir y lastimar a tu pareja. Muchas veces decimos cosas que no deseamos decir y al final puedes arrepentirte.

Advertisement
  1. Despejar la mente

Para calmar la discusión y evitar herirnos mutuamente, mi esposo siempre sale a despejar su ira y enojo. Me refiero a que se va a dar un paseo corto, el cual le sirve para reflexionar y pensar la situación. Al regresar, lo hace con otro tipo de actitud y dispuesto a conversar para poder solucionar las cosas.

  1. Nunca dormimos enojados

La habitación es el mejor lugar para arreglar los conflictos. Es un espacio íntimo y que les pertenece a ambos. Será más fácil conversar y exponer sus molestias, ideas y enojos si están en un lugar donde se sienten cómodos. Mi esposo y yo acostumbramos conversar y nunca dormir hasta que los dos estemos de acuerdo.

  1. Puede ser que te equivoques

Se trata de aceptar los errores y saber que existe la posibilidad de no tener la razón absoluta. Por lo regular, lo que hacemos mi esposo y yo, es ceder para evitar que el conflicto sea cada vez más grande. También entra la paciencia, tolerancia y sacrificio, puesto que debemos confiar en la capacidad de la pareja para tomar decisiones y resolver conflictos.

  1. Amor y mucho amor

Una frase que solemos decir es “recuerda que te amo, por eso te digo que no estoy de acuerdo con tal situación”. La manera en cómo se dicen las cosas es importante, porque si te exaltas y comienzas a despotricar, lo que estarás provocando es alterar a tu pareja y por consecuencia actuará a la defensiva. Por tal razón cuando discutas trata de no alzar la voz y encuentra frases apropiadas para cada contexto.

Una buena comunicación, el respeto y amor, son claves para poder solucionar conflictos. Recuerda aprender de cada pelea y reflexiona sobre ello, así te darás cuenta que tus problemas no son tan graves como pensabas y que has encontrado una manera efectiva para convivir con tu pareja.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias