Esto es lo que debes hacer cuando tu casa es un completo desorden

¡No te desesperes! Toma en cuenta estos consejos.

Fernanda Gonzalez Casafús

Llevo horas ordenando juguetes. Los autos ya no están en su caja. La batería de la cocinita está mezclada con los muñecos de los huevos sorpresa. Los disfraces se entreveran con la ropa de los bebés. En medio de todo ello encuentro una cuchara con la que ayer mi hijo comió el postre, y una media que estaba extraviada. Esto es un completo desastre.

Pero no termina allí. Aún tengo la ropa para guardar, los platos que debo secar y me faltan sólo un par de puntadas al traje de mi hija que está a punto de debutar como bailarina. Bueno, y también me falta preparar la cena, claro.

El desorden diario me supera. Y como no soy obsesiva del orden y la limpieza, muchas veces me pasa esto. Se me acumulan las cosas y entró en estado de shock.

Tipos de desorden

Quiero suponer que esto es pasajero y en mi casa no hay desorden crónico, como explica Ariane Benefit en su artículo acerca de la verdadera causa del desorden y desorganización crónicos.

La experta explica que hay dos tipos de desorden: uno que es pasajero que sucede cuando se modifican ciertas estructuras y sobreviene el desorden. Por ejemplo, una mudanza, la llegada de un hijo, un casamiento, etc. Pero cuando luego de estos eventos el desorden continúa, podemos hablar de un desorden crónico.

Advertisement

Si tienes hijos te pasará como a mí que estás todos los días recogiendo juguetes y quitando ropa de las sillas. Pero creo (creo) que esto, de acuerdo a la experta, es sólo un desorden pasajero, aunque mi esposo crea que estamos en medio de un desorden crónico.

¿Qué es lo que te impide ordenar?

A veces culpamos a la falta de tiempo. Pero es necesario reconocer que, muchas veces, las cosas tienen patitas y se van solas. No, no era eso lo que debía decir en realidad. Hablando seriamente, debemos reconocer que solemos ser perezosos para ordenar ciertas cosas y hay algo que lleva al desorden crónico: postergar.

Después lo acomodo, después lo guardo, después lo tiro. Son frases que llevan a que tu casa esté llena de cajas, cajitas, bolsas, bolsitas. Hace una semana tiré la “bolsa madre de las bolsas”, una gran bolsa donde guardaba más bolsas por si las necesitara. Y como llevaba varios años allí, y nunca las usaba, las tiré.

Pregúntate qué es lo que te está impidiendo ordenar. De acuerdo a una investigación, el factor emocional juega un papel importante en la batalla contra el desorden. Así, si estás triste, estresado, o enojado, habrá más probabilidades de que tu casa sea un verdadero caos.

Por otra parte, si eres delos que les encanta hacer muchas cosas a la vez, puede que te cueste ordenar, debido a que dejas una cosa y comienzas otra. Así, van quedando cosas por el camino y luego, ordenar todo junto es mucho más difícil.

Advertisement

¿El orden en tu casa es proporcional a tu orden interior?

Existen algunas teorías que sugieren que el desorden en tu casa es paralelo al desorden que hay en tu vida. Por ejemplo, que el hogar se encuentre siempre en desorden o que no logremos organizar las cosas más simples, ello podría simbolizar inestabilidad, desequilibrio emocional y falta de enfoque en la vida.

Aunque parezca algo exagerado, no es tan descabellado. Cuando no estás bien, es difícil ordenar tu vida. Y con esto no me refiero a uno o dos papeles fuera de lugar o a aquella caja que aún no le encuentras sitio, sino a aquella acumulación de cosas que no puedes entender por qué están allí, o a esa mesa del comedor que jamás ves vacía.

El desorden y sus significados

Mi abuela solía decir “ordena tu ropero y ordenarás tu vida”. Nunca entendí demasiado el concepto, hasta hace poco. Cuando poner orden a tus cosas tus caminos se abren, las trabas se liberan y todo se ve con más claridad.

De acuerdo al feng shui, según el tipo de desorden que tengas en tu casa, tendrá un significado diferente, y esto hará que se estanquen las energías, y que la energía positiva no pueda circular.

Estas teorías sugieren que cuando hay desorden en la entrada de una casa, por ejemplo, se habla de un miedo latente a relacionarse con los demás, o que cuando hay cosas acumuladas abajo de los muebles habla de alguien que le da demasiada importancia a las apariencias.

Advertisement

Limpiar y ordenar hará que la energía estancada se libere. Esto dará paso a una oleada de buenas vibraciones que traerá cambios para ti y tu entorno.

Esto es lo que puedes hacer

Si sientes que tu casa es un completo desorden, o que, al menos, la mantienes ordenada pero la organización de las cosas se torna una tarea estresante para ti, ve de a poco. Hay muchas cosas que puedes hacer para que logres salir del desorden crónico.

Deshazte de cosas que hace mucho que no usas

Nadie dice que tires un objeto de valor, pero si aún sigues guardando esos periódicos viejos y esa ropa que era de tu infancia, puedes deshacerte de ellos y darle espacio a cosas nuevas.

No dejes para después

Advertisement

Así es como se acumulan las cosas. Cuando dices “después lo hago”, ese después nunca llega y tendrás decena de cosas desordenadas.

Un poquito cada vez

Si tienes un mueble lleno de cosas que viene prometiendo ordenar, y no lo haces porque el simple hecho de pensarlo te agobia, prueba con prometerte a tí mismo ordenar 10 minutos por día. Al cabo de una semana puede que hayas culminado con tu tarea.

Enseña a tus hijos

Tus hijos también forman parte del hogar, y a veces son hacedores de grandes campos de batalla. No los dejes sacar un nuevo juego o juguete hasta que no guarden lo que estaban usando. Si es necesario, escribe esta regla, recuérdala, y hazla cumplir. Notarás una gran diferencia.

Advertisement

Déjalo en su sitio

Los zapatos, el peine y la toalla. Las tres cosas estaban ayer en la planta baja ¿por qué no los subí y los acomodé en su lugar? Lo tendría que haber hecho en ese momento. Si aplicase esta regla de dejar cada cosa en su lugar, en el momento justo,  no vería tantas cosas fuera de lugar.

Ponte música

Coloca tu lista de música favorita y dedícale un tiempo cronometrado cada día a poner orden en aquellas zonas de la casa que quieres ver bien todos los días. El dormitorio, la cocina, el comedor y el baño son espacios de la casa donde debería reinar el orden.

Pide colaboración de tu familia

Advertisement

El orden de tu hogar no depende sólo de ti, sino de todos los que viven bajo el mismo techo. Pide ayuda, y si es necesario convoca a una reunión para hablar del tema.

Cuando apliques estos consejos verás cómo tu energía se renueva y cambia tu estado de ánimo. El orden y la organización habla de alguien que tiene una vida equilibrada y feliz. ¿Qué tan ordenada está tu vida?

 

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.