Esto es lo que sucede cuando no lavas tus sábanas, según la ciencia

¿Conoces la importancia y las consecuencias de no lavar sus sábanas con frecuencia? Lee este artículo y comenzarás a lavar tus sábanas más a menudo.

Adriana Acosta Bujan

El quehacer de la casa nunca termina, siempre hay cosas por limpiar y lavar. Que los platos, la cocina, el refrigerador, el baño, las habitaciones y también la ropa. Algunas personas deciden lavar su ropa cuando la cesta se encuentra llena o dedican un día en especial para poder hacerlo. Pero ¿Cuándo limpias tus sabanas?

Lo ideal es lavar las sábanas una vez a la semana, pero la realidad es que muy pocas personas lo hacen, incluso un estudio publicado en Hammonds reveló que muchas de las personas que viven en el Reino Unido admitieron que lavaban sus sábanas ¡solo una vez al año!. Esto se da comúnmente en personas que viven solas. Pero no es sorprendente la investigación, ya que algunas personas desconocen la importancia y las consecuencias de no lavar sus sábanas con frecuencia.

¿Qué puede pasar si no lavas tus sábanas a menudo?

No solo tu cama olerá mal, sino que también desemboca en la proliferación de ácaros, chinches y hongos que pueden originar graves problemas en la salud, incluso hasta la muerte. Veamos a continuación con más detalle:

1. Acumulación de bacterias

Es normal que durante el día vayamos recolectando gérmenes en el cuerpo causados por el sudor, secreciones y el contacto con el exterior; por lo que al llegar a casa y decidir acostarnos en la cama, todos esos gérmenes se van quedando en las sábanas y fundas de nuestra almohada. ¡Imagínate cuántos puedes llegar acumular durante un mes o más tiempo!

Según los expertos solo durante una semana se pueden acumular 5 millones de bacterias llamadas estafilococos, E coli y otras similares conocidas como gramnegativas. Estas se reproducen formado colonias y así sucesivamente van creciendo más y más.

Advertisement

Además, debes saber que alrededor de un tercio de las personas portan la bacteria Estafilococo dorado en sus cuerpos, lo que significa que es muy probable que sus sábanas estén llenas de esas bacterias.

El problema es que al dormirnos tenemos contacto con nuestras sábanas sucias y eso puede provócanos neumonías, infecciones del tracto urinario, diarrea y algunas otras infecciones resistentes a los antibióticos.

2. Atraen insectos

Muchas personas han escuchado sobre los ácaros en la piel, que son animalitos que miden 0.2 mm de largo, tienen ocho patas y son parecidos a las arañas o garrapatas. Estos viven aproximadamente un mes, pero la hembra produce 20 huevos a la vez y su multiplicación es mucha.

Realmente son inofensivos en algunos casos, sin embargo, hay personas que son alérgicas y podrán sufrir padecimientos atópicos como asma. Estos animales se encuentran comúnmente viviendo en la superficie de la cama, en los colchones, sábanas y almohadas.

Otros insectos microscópicos que podemos encontrar en nuestras sábanas son las chinches, que son insectos que miden alrededor de 5mm de largo, de color marrón rojizo y son planas. Estos animales salen de noche para buscar el alimento, que es la sangre. Lo único que puede provocarnos es que al ser picados su saliva que contiene una sustancia peligrosa impedirá que la sangre coagule.

Advertisement

3. Pie de atleta

El pie de atleta es una infección que se origina por la transpiración de los pies cuando se encuentran encerrados dentro del calzado ajustado. Por lo regular causa descamación y provoca picazón, escozor y ardor.

Esta infección es contagiosa y se puede propagar a través de llagas abiertas, cortes y roturas en la piel. Si tu pareja tiene pie de atleta es probable que te contagie por el contacto con las sábanas ya que compartes la misma cama.

Además, debes saber que hay otras bacterias y hongos que pueden causar infecciones como tiña, hongos en las uñas de los pies, entre otras, en caso de no lavar las sábanas con frecuencia. Incluso otra investigación publicada en la revista “Alergy” señala que las almohadas contienen grandes cantidades de varias especies de hongos que pueden causar enfermedades en las vías respiratorias.

4. Aparición de acné

Muchas mujeres no tienen la costumbre de desmaquillarse antes de dormir. Este mal hábito puede provocar que en las fundas de las almohadas se vayan acumulando bacterias como Escherichia coli y otras.

Por lo tanto, al no tener un buen hábito de higiene personal es común que el exceso de maquillaje provoque un sebo conocido como acné y espinillas. Esta infección es causada por demasiadas células muertas que obstruyen los poros de la piel, por lo que las bacterias pueden quedar atrapadas dentro de los poros y reproducirse, lo que causa que la piel se hinche y se ponga roja.

Advertisement

5. Alergias

El polvo que entra en la casa y sobre todo en tu cama puede provocarte alergias como el asma. Incluso hay personas que sufren de alergia por los ácaros que les provoca tener estornudos frecuentes, congestión nasal y ojos llorosos.

Por ello es recomendable lavar las sabanas frecuentemente por lo menos una vez a la semana, con agua caliente para eliminar cualquier bacteria, hongo o manchas y así prevenir las alergias.

Ahora ya lo sabes, es muy importante mantener tus sábanas limpias para evitar infecciones que pongan en riesgo tu salud y la de tu familia. Incluso si lo piensas de otra manera, la suciedad en tus sábanas y almohadas también pueden provocarte insomnio, evitando que puedas descansar.

No hay como dormir en un lugar limpio para poder reponer todas las energías gastadas durante el día. Así que ya lo sabes, no dejes de lavar la ropa de tu cama.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias