Estudio revela cómo el nivel de felicidad disminuyó abruptamente entre las jóvenes adolescentes

Fernanda Gonzalez Casafús

Las jóvenes encuentran cada vez menos satisfacción en las cosas cotidianas ¿Cómo las ayudamos?

De acuerdo a un nuevo estudio, las adolescentes y jóvenes encuentran hoy menos felicidad en las cosas de la vida cotidiana que las jóvenes de hace diez años atrás. Y el motivo es tan obvio como esperado. La tecnología y el auge de las redes sociales tienen gran injerencia en la problemática.

La organización de beneficencia Girlguiding encuestó a casi dos mil jóvenes respecto de la felicidad de las niñas, jóvenes y adolescentes y luego comparó los resultados con una encuesta similar realizada 10 años atrás. En la investigación encontraron que sólo una cuarta parte de las niñas y mujeres jóvenes de entre 7 y 21 años se describirían a sí mismas como muy felices. En el año 2009 ese porcentaje ascendía a 40 por ciento.

Además, el 59% de las niñas y mujeres jóvenes de entre 11 y 21 años dijeron que las redes sociales son una de las principales causas de estrés entre las niñas en su grupo de edad,mientras que el 69% atribuye la presión de los exámenes como razón principal para el estrés.

 

Advertisement

La presión de las redes sociales

Además de la investigación de Girlguiding, otro estudio sugiere que los adolescentes que son adictos a la pantalla no son felices. De acuerdo a la Universidad estatal de San Diego, los adolescentes que pasan mucho tiempo frente a dispositivos de pantalla son menos felices que aquellos que invierten tiempo en actividades como hacer deportes, leer, e interactuar cara a cara. Los adolescentes más felices usabçn medios digitales por menos de una hora por día. Pero después de una hora diaria de tiempo de pantalla, la infelicidad aumenta constantemente junto con el aumento del tiempo de pantalla, de acuerdo a la investigación.

Asimismo, la presión que las redes sociales ejercen es enorme. Los jóvenes están expuestos constantemente a ver ideales de belleza y éxito que distan bastante de la realidad. Sin ir más lejos, mi hija de casi 6 años sufre cada vez que ve unos videos de un niño que abre frente a la cámara decenas de juguetes nuevos, uno atrás del otro. Ella los quiere a todos y me pregunta por qué ella no puede tener todos esos juguetes juntos.

Jean Twenge, psicóloga y autora del estudio dijo: “Aunque este estudio no puede mostrar la causalidad, varios otros estudios han demostrado que un mayor uso de las redes sociales conduce a la infelicidad, pero la infelicidad no conduce a un mayor uso de las redes sociales”. Según la experta, los niños están creciendo menos rebeldes, más tolerantes, menos felices y completamente desprevenidos para la edad adulta.

La abstinencia total de la pantalla tampoco es la solución, puesto que nuestros hijos son nativos digitales. Se trata de buscar el equilibrio para que la vida misma no pase a través de un dispositivo electrónico y para que puedan tener una visión real de las cosas.

Advertisement

 

La infelicidad en aumento

De acuerdo a BBC, el médico Rangan Chatterjee ha visto muchas pruebas del vínculo entre la mala salud mental en los jóvenes y su uso de las redes sociales. El profesional sugiere que ante los síntomas de depresión de sus pacientes adolescentes él no receta antidepresivos, sino que recomienda desconectarse de la pantalla unas cuantas horas al día. Y la mejora ante este tratamiento es significativa.

Un estudio de 2017 de la Royal Society of Public Health pidió a 1.500 jóvenes de entre 11 y 25 años que rastrearan sus estados de ánimo mientras utilizaban los cinco sitios de redes sociales más populares. El resultado fue que Snapchat e Instagram fueron los más propensos a inspirar sentimientos de frustración y ansiedad. Mientras que YouTube tuvo la influencia más positiva.

 

Advertisement

Ayudar a nuestros adolescentes y jóvenes

Amanda Medler, directora general de Girlguiding, dice que se deben tomar medidas para cuidar mejor la salud mental de las niñas y mujeres jóvenes que regularmente se sienten infelices y estresadas.

En el caso de las niñas, desde pequeñas están expuestas a estereotipos que le indican el camino al éxito. Como padres, debemos estar atentos a ésto para poder guiarlas en sus elecciones. Mantenernos actualizados y al día en materia de tecnología es la mejor manera de cuidar a nuestras hijas respecto de los peligros que supone una exposición elevada ante las redes sociales.

En general, puedes ayudar a tus hijos a pasar menos horas frente a la pantalla para que se sientan más felices, con estos consejos:

 

Advertisement
  • No brindes el teléfono como un consuelo: Es algo que muchos padres suelen hacer cuando sus hijos son muy pequeños. Si se aburren en la espera del médico y comienzan a trepar las sillas, los padres le ponen un video. Si hace algún berrinche, enseguida se le da el teléfono. Estas actitudes no hacen sino alimentar una conducta negativa para el futuro adolescente de tu hija o hijo. En el auto o en tu bolso, puedes llevar libros de cuentos o algunos juguetes para soportar algunas esperas.
  • Reduce su tiempo frente a la pantalla: Es fundamental para que no caiga en la adicción de pasar horas sin hacer otra cosa. Puedes fijar como regla dejar los teléfonos móviles fuera del comedor a la hora de la cena, o apagar el wi fi por la noche, etc.
  • Utiliza aplicaciones de control parental: Puedes instalar en tu teléfono o en el suyo, según la aplicación, algunos programas de control parental que te permitirán saber dónde está tu hija o hijo, con quién habla y hasta limitar el tiempo frente a las pantallas.
  • Motívalo a que practique deportes: Practicar deportes o alguna disciplina que le guste como danza, idiomas o dibujo, puede ayudar a que tu hijo se aleje algunas horas de la pantalla. Además, la interacción social es sumamente importante en el desarrollo de su personalidad.
  • Invita a su amiga o amigo a las vacaciones familiares: Puede ser una buena oportunidad para que el adolescente se aleje del móvil por un tiempo. Si tus hijos pasan las vacaciones familiares con un amigo no sólo será una experiencia inolvidable, sino que probablemente en la playa se encuentren jugando a algún juego con pelota y dejen olvidados sus teléfonos por un buen rato.
  • Enséñale la importancia acerca de la configuración de privacidad: Conversa con tus hijos acerca de la privacidad en general; sabes cómo hacerlo. Pero además, debes alertarlo acerca del uso responsable de las redes sociales y de la importancia de mantener en privado sus publicaciones, así como el hecho de no aceptar cualquier solicitud de amistad. Ellos deben aprender a sentirse felices con las amistades verdaderas y no sólo con las amistades virtuales.

 

La tecnología en la vida diaria de las personas es un hecho. Si nosotros como adultos hacemos un uso responsable y moderado de la misma, estaremos enseñando a nuestros hijos a ser felices con quienes son, y con quienes los rodean. Siempre respetando su intimidad, pero también enseñándoles a cuidarla, y  mostrando los beneficios y límites del uso de las redes sociales. Con nuestro apoyo y comprensión, crecerán felices y emocionalmente sanos.

 

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.