Hay algo que el cerebro de tu bebé necesita para desarrollarse correctamente

El desarrollo del cerebro de tu bebé es tan importante como todo su desarrollo físico. ¿Sabías que hay algo que puedes hacer tú misma para ayudar a que ese desarrollo sea eficaz?

Viviana Domínguez

Sin duda, uno de los órganos  que más cuidado y atención requiere en un recién nacido es el cerebro, y no solo evitando movimientos bruscos o estimulándolo a través de la interacción madre-hijo, como afirman  los especialistas. Un nuevo estudio revela que el cerebro de los recién nacidos y bebés que nacen antes de tiempo, gustan de las caricias y contacto más de lo que pensamos.

El estudio realizado por el Nationwide Children’s Hospital de Columbus, Ohio, encontró a partir de una encuesta realizada a 125 madres de recién nacidos y niños prematuros, que una caricia o contacto con el bebé, por parte de su familiar, produce no solo placer y afecto,sino también una respuesta positiva del cerebro.

El mismo, también reveló que al realizar estas pequeñas caricias, los bebés prematuros presentaban una reacción cerebral más fuerte al recibir inyecciones o medicación del dolor por su condición prematura. Por lo que se pudo ver que cualquier respuesta cerebral desagradable que surja de la aplicación de los medicamentos, puede ser contrarrestada con una simple caricia.

La encuesta de investigación concluyó que, “cuanto más caricias de apoyo reciba el bebé prematuro por parte de los padres o personal del hospital, mejor respuesta cerebral presentará»

La anatomía del cerebro de un bebé

El cerebro del recién nacido no presenta muchas diferencias a las de un adulto; por supuesto que en tamaño y peso sí. Pero sus generalidades anatómicas son muy semejantes; se divide en tres partes: cerebro, cerebelo y tronco del encéfalo.

Advertisement

Las conexiones se realizan a través de las células del sistema nervioso central, la cuales envían los mensajes necesarios para empezar a moverse, pensar, hablar y sentir emociones.

Una importante diferencia funcional 

Si bien la anatomía del cerebro de un niño es semejante a la del adulto, su funcionamiento no es completamente el mismo.

Las conexiones entre neuronas aún no son  completas, van conectándose a través de la “interacción” con la madre -padre u otros adultos de la familia . Este proceso se completa durante todo el primer año de vida del bebé.

El buen resultado del  desarrollo funcional del cerebro de este primer año se verá a través de los logros realizados por el pequeño, como iniciación del lenguaje, empezar a caminar, control de esfínteres, respuestas a diferentes estímulos auditivos, visuales o táctiles, etc.

La mejor forma de ayudar a tu bebé a terminar de realizar estas conexiones intercelulares tan importantes es a través del cuidado, amor e interacción (jugarle, hablarle, etc). Evitar lo más posible momentos de estrés, que vienen a través de discusiones, peleas o abuso infantil. 

Advertisement

¿Por qué los bebés se estresan?

El apuro de la vida actual ha incrementado a un 50% más el estrés en las personas, y esto no excluye a los recién nacidos. Lo que más estresa a los bebés es la falta de comunicación y un estilo de vida desorganizado o cambiante en los hábitos diarios.

La forma más usual de un bebé de demostrar el estrés es a través del llanto continuo, irritación, alteración en las horas de sueño o alimentación. El estrés también afecta sus estados psicológicos y físicos, la autoconfianza se ve afectada, y no se ríe ante los estímulos externos. Además, bajo estrés, los bebés son más propensos a padecer problemas continuos de alergias o problemas estomacales.

Recuerda que todos estos indicadores revelan que el desarrollo del funcionamiento del cerebro del bebé, será de alguna forma interrumpido o afectado por el estrés.

Muy importante

-Los bebés necesitan jugar todos los días, y que le hables de las actividades diarias, etc.

-Buena alimentación, sea con biberón o el pecho.

Advertisement

-Contacto visual y físico.

-Una vez que se agregan los alimentos sólidos, asegurarse que presenten los nutrientes necesarios para el crecimiento del bebé. Además, recuerda que durante el tiempo de la comida, siempre debes interactuar con el bebé, y en el futuro, incluirlo en el desayuno, almuerzo o cena, junto con la familia.

-Los hijos no necesitan juguetes caros, o estar frente a una tableta.Ellos necesitan interactuar constantemente con quienes los cuidan; es la mejor y efectiva forma de estimular a tu bebe y el cerebro de él también.

-Establecer una rutina diaria es importante. Los bebés, por más pequeños que sean, rápidamente comienzan a reconocer lo que viene “después de “. Las rutinas bajan considerablemente los niveles de estrés en un bebé, y esto por supuesto ayuda al buen desarrollo de la actividad cerebral.

Conclusión

El cerebro de un bebé necesita un fuerte fundamento basado en amor, protección e interacción. Cada experiencia que les brindamos contribuyen al funcionamiento y construcción de estas conexiones intercelulares tan importantes, especialmente en el futuro. No cuesta nada, no tienes que pagar ningún tratamiento caro, es todo una cuestión de amor.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Viviana Domínguez

Psicopedagoga, escritora y orientadora familiar. Oriunda de Argentina, actualmente reside en Utah. Es amante de la buena literatura, la música, el arte y de pasar tiempo en familia.