Hay algo que las mujeres hacen que a los hombres los deja muy preocupados

Si hacemos esto, ellos deberán hacer algo al respecto.

Fernanda Gonzalez Casafús

Sí, a las mujeres nos gusta hablar. De hecho, de acuerdo a un estudio, las mujeres hablamos 13 mil palabras más al día que los hombres. Es que, no sólo nuestro cerebro está preparado para ello, sino que no nos conformamos con una respuesta concisa y monosílaba, y nos gusta escuchar argumentos detallados.

Piensa en la última discusión que has tenido con tu pareja. Te ves hablando y a él escuchando ¿verdad? O al menos, ello es lo que sucede la mayor parte del tiempo. Nosotras hablamos más, con más detalles y más argumentos tal vez. Y también nos enfada un poco que ellos hablen menos, pero así son sendas biologías humanas.

Sin embargo ¿Qué pasa cuando callamos?

“¿Qué te pasa que no hablas?”, suelen decir los hombres a las mujeres cuando callan. Tú estás muy enojada. Pero en vez de dar un sermón o querer conversar con él, optas por callar. Y eso a tu pareja le llama la atención, pero sobre todo, lo pone en alerta.

Lo alarma porque cuando una mujer calla es que su silencio es peligroso. Cuando las mujeres callamos, todos nuestros mecanismos cerebrales no están puestos en el discurso, sino en el replanteamiento de la situación.

Ya nos cansamos de discutir, de pedir, de pelear y de brindar argumentos. Ahora callamos porque momentáneamente nos rendimos. Y digo momentáneamente porque cuando hay amor no te rindes por completo, sino que el silencio es un refugio temporal donde acomodar tus ideas.

Advertisement

El silencio nos hace pensar

Cuando estamos en silencio las mujeres reflexionamos. Y los hombres se asustan. (Bueno, pongámosle un poco de humor, aunque sea cosa seria). Cuando callas, probablemente te sientas agotada y ya no quieras seguir hablando. El silencio es muchas veces la prueba de nuestra desmotivación.

El lenguaje es el pegamento que usamos las mujeres para conectar con los demás. Y el silencio es el arma que tenemos para decirle al otro “algo aquí anda mal”.

Tu silencio hará a tu hombre reflexionar

Si eres hombre, y estás leyendo esto, piensa que a nosotras nos encanta hablar, y que lo hacemos en todo momento (y nos sentimos orgullosas de ello). Entonces, si notas a tu mujer algo callada, tal vez deberías preocuparte.

Preocúpate cuando calle. Una mujer que calla es una bomba a punto de estallar. Y deberás trabajar al respecto. Deberás tocar los cables correctos si no quieres que estalle en tus manos. Procura que ponga en palabras lo que siente, pues así sabrás que aún le importa lo que sucede entre ustedes.

No calles, mujer

Somos el motor de este mundo. Nuestras pláticas hacen las delicias del oído de ellos, y aunque él parezca no escucharte, muchas veces lo verás oyéndote con admiración y dulzura.

Advertisement

No calles. Tu voz necesita ser oída. No temas decir lo que piensas, no temas pedir lo que esperas, y mucho menos no dejes de decir lo que sientes. Haz valer siempre esas 13 mil palabras de más.

Después de todo, nos encanta hablar y no hay motivo para dejar de hacerlo.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.