Hijos que no recibieron amor y las consecuencias en sus relaciones de pareja

El amor que recibimos durante la infancia es vital para construir buenas relaciones afectivas. Esto es lo que puede pasar al carecer de amor por parte de los padres.

Adriana Acosta Bujan

Sería una utopía afirmar que todos los padres son excelentes y perfectos criando y ensañando a sus hijos. Todos en alguna ocasión hemos cometido errores que han dejado heridas profundas en los corazones de nuestros hijos. Para bien o para mal, estos errores pueden ser los causantes de la infelicidad de ellos en su vida adulta.

Aunque podamos negar que esos pequeños errores no los afectan, estamos equivocados, ya que todo lo que enseñamos a nuestros hijos durante su infancia marcará su manera de ser,  su personalidad y la manera en como ellos se relacionan.

No pretendo criticar o juzgar la crianza, ya que cada familia es distinta. Sin embargo, es preciso reflexionar al respecto, puesto que nuestros hijos serán los únicos que afronten las consecuencias de nuestras equivocaciones, ignorancia o descuidos.

Un amor incondicional

En este mundo existen familias de todo tipo, sería una falsedad confirmar que todos los niños reciben amor por parte de sus padres. Aunque es lamentable, es una realidad que algunos niños son maltratados física y psicológicamente, que son abandonados aunque vivan con sus padres o que son desatendidos.  Incluso hay padres que condicionan el amor que deben recibir sus hijos.

Peg Streep es autora del libro Daughter Detox,  y explica que las hijas que no recibieron amor de sus padres durante su infancia están destinadas a entablar relaciones conflictivas durante su vida adulta. Según ella, las hijas crecerán inseguras tratando de encontrar el amor que les fue negado, creando apegos inseguros y nocivos.

Advertisement

El amor, la atención, el apoyo y los cuidados son necesidades básicas que los padres deben cumplir y al no recibirlo entonces ellas aprenderán que esa forma de amar es la correcta. Los conceptos de amor serán distorsionados puesto que pasar las primeras décadas de la vida bajo la estela de la carencia afectiva, del abandono o la crítica hará que se formen ideas equivocadas sobre cómo deben ser las relaciones de pareja.

Ahora bien, veamos cómo les afectará a los hijos que no recibieron amor durante su infancia las relaciones de pareja en su vida adulta.

1 Inseguridad

Una de las bases sólidas para establecer una buena relación de pareja es la confianza y la seguridad que tenemos en cada uno de nosotros. Cuando los hijos no tienen amor durante la infancia es lógico que al crecer tengan lastimada su autoestima y amor propio. Al encontrar una pareja en su vida adulta, esa herida permanecerá, por lo que afectara su relación.

En este caso, los celos puede ser una causante para destruir una relación amorosa. Los hijos tendrán miedo a ser abandonadas por la falta de seguridad en ellos, ya que lo único que desean es que alguien los ame como son, puesto que no recibieron amor.

2 Conformismo

Los hijos que no recibieron amor por parte de sus padres tendrán una idea del amor equivocado como lo comentamos anteriormente.  Por lo tanto, sus relaciones amorosas serán conflictivas ya que se conformarán con lo mucho o lo poco que reciban de su pareja.

Advertisement

Tendrán miedo a opinar, tomar decisiones y a defender sus ideas; por lo regular, ocultarán sus sentimientos y emociones con tal de no perder el amor. Podemos decir que esas personas pueden ser objetivos fáciles a la manipulación y maltrato; por lo que buscarán el afecto con cualquiera que se pase por su camino o en lugares equivocados.

3 Puede ser pasajero

Como muchas de estas personas carecieron de amor en la infancia, tendrán la idea de que el amor es un sentimiento pasajero, es decir, que no permanece por mucho tiempo. Por lo tanto pueden tener relaciones inestables y poco sólidas, sin llegar a tener éxito. El miedo y la tristeza los pueden paralizar por completo por temor a ser abandonados, por lo que no suelen entregarse por completo, negándose el derecho de amar verdaderamente.

4 Todo lo contrario

También suele pasar que los hijos con alguna carencia de amor por parte de sus padres, los hagan más fuertes y valientes, actuando de manera contraria a lo que aprendieron durante su niñez. Estas personas pueden ser capaces de amar sin condiciones a la pareja demostrándole todo el amor que tienen para dar, aunque no reciban nada a cambio.

Desearán por ser personas diferentes a sus padres y se esforzarán por tener el amor de su pareja aunque tengan que sacrificar sus propios interés y amor propio. Sin embargo, aunque al parecer no habrá consecuencias en un futuro, recordemos que tanto amor puede conducir a un apego emocional el cual las personas sufren demasiado sin la presencia o el cariño de una pareja; por lo tanto, no siempre serán felices.

Ahora bien, no debemos alterarnos o preocuparnos por las consecuencias futuras, ya que cuando las personas tienen conciencia de lo difícil que fue su niñez y maduran, entonces podrán sanar sus heridas del pasado, sin perjudicar sus relaciones actuales.

Advertisement

Es importante amar a nuestros hijos, demostrarles que son personas especiales, únicas y maravillosas, sin importar cuantos errores cometamos los padres. Si deseas que tus hijos sean felices en su vida adulta, entonces enséñalos con el ejemplo manteniendo una buena relación con tu pareja.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias