Hipotiroidismo en el embarazo: los síntomas que desconoces y qué hacer si sospechas que lo padeces ahora que estás EMBARAZADA

Un embarazo sano no es obra de la casualidad. Trabajar por tu salud y la de tu bebé es posible.

Emma E. Sánchez

Cuando no tenemos nadie que dependa de nosotras, es más fácil el poder aceptar y hasta vivir con una enfermedad, pero cuando el llamado de la maternidad llega, todo cambia ahora nuestra vida ya no es solo nuestra y ahora la responsabilidad de otro ser depende totalmente de nosotras y hasta nuestros problemas de salud toman tienen para nosotras, otra percepción.

Hablando en particular de hipotiroidismo, debes saber primeramente que es una enfermedad que afecta principalmente a las mujeres y de ahí que sea tan importante identificarla cuanto antes pues puede ser la razón por la cual muchas mujeres no pueden embarazarse y una vez embrazadas requieren de un control médico muy preciso para que el embarazo llegue a buen término.

La Clínica de la Universidad de Navarra nos explica que el hipotiroidismo se deriva de la baja actividad de la glándula tiroides. La hipófisis, tiene como función principal regular las reacciones metabólicas del organismo y cuando las glándulas tiroides disminuyen la actividad orgánica como el metabolismo, o funciones neuronales, cardiocirculatorias o digestivas se ven comprometidas.

Los síntomas más habituales que presenta el hipotiroidismo son:

  • Cansancio

  • Intolerancia

    Advertisement
  • Apatía e indiferencia

  • Piel seca y cabello frágil o quebradizo

  • Aumento de peso

¿Puedes imaginarte estos síntomas en el embarazo? Muy complicado ¿verdad?

Si tienes la sospecha de estar padeciendo este problema, debes dirigirte a la brevedad con tu médico para que haga las pruebas correspondientes y puedas ser diagnosticada y controlada oportunamente o en el mejor de los casos, descartar este problema y ver qué es lo que te pasa.

Una vez que has sido diagnosticada plenamente y vas a buscar tener un bebé o inclusive, ya estás embarazada, puedes considerar alguna de estas recomendaciones para disminuir los malestares y hacerte más llevadero el embarazo.

Advertisement

Mejor con salud los publicó recientemente y créeme, son en verdad muy buenos.

Consumir vegetales verdes diariamente

Incluye diariamente en tu dieta algún vegetal verde como lechuga, espinacas, brócoli, acelgas, berros, nopales o hasta germinados. Todos ellos aportarán nutrientes básicos para ti y tu pequeñito.

Consumir frutos rojos

Betabel, fresas, moras, zarzamoras y todo tipo de vallas silvestres como el maravilloso arándano, te proveerán de antioxidantes para que puedas sobreponerte a la fatiga, consumir algo dulce sin recurrir al azúcar y poder comer sin culpa ni poniendo en riesgo la salud.

Consumir frutos secos

Pepitas, semillas, nueces, cacahuates, almendras y pasas pueden hacer maravillas por tu digestión más aportarte selenio y magnesio principalmente. Combina en tus ensaladas frutos rojos y secos, también puedes poner un poco sobre yogurth o en tus licuados.

Mejorar tu consumo de proteínas

Prefiere el salmón, pescados y todo tipo de carnes magras lo mismo que huevo, leche, queso y pollo. Evita los embutidos y alimentos enlatados o muy procesados. Finalmente lo que buscamos son proteínas para conservar y desarrollar musculatura.

Advertisement

Las carnes son muy buenas a la plancha o al vapor, evitando grasas.

Otras vitaminas súper valiosas las puedes encontrar en los frijoles, lentejas y alubias.

Sal yodada y poca

Es un básico para el hipotiroidismo, consumir poca sal y que este yodada, de lo contario, es mejor que no uses o sazones tus alimentos con otras especias o aderezos.

Nutrición balanceada por un especialista

Finalmente, debes acercarte al médico o nutriólogo para ver la mejor dieta para ti y tu tipo de vida. Apégate a las indicaciones médicas que te marquen y sé muy puntual en su cumplimiento.

Recuerda que ya no solo es por ti, ahora se trata de alguien más para quien eres toda su vida.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.