Hombre llama a emergencia y confiesa haberle hecho algo terrible a su esposa, mientras estaba dormido y bajo los efectos de una medicina para la tos

“Pienso que lo hice”...


Viviana Domínguez

“Pienso que lo hice”

Matthew James Phelps, de 28 años de edad, oriundo de North Caroline, recibió cargos de homicidio, por haber matado a su esposa Lauren Ashley Nicole Phelps de 29 años.

De acuerdo al Departamento de Policía de Raleigh y lo publicado por CNN, el 911 recibió un llamado de emergencia por parte de Matthwew, quien explicitamente expresaba su participación en los hechos a través de estas palabras: “Creo que maté a mi esposa”, y continuó diciendo, “Yo tuve un sueño, entonces prendí las luces, y ella estaba tirada en el piso muerta”, agregando, “pienso que yo lo hice”.

Había tomado Coricidin para la tos y resfrío

Siguiendo con su explicación, Matthew comenta haber tomado medicina con acetaminofén (Coricidin) para la tos y el resfriado y despertó lleno de sangre, y que como despertó durante la noche, aunque no recuerda con exactitud a qué hora, decidió tomar más de medicina, para sentirse mejor y poder dormir.

Phelps asistió a su primer corte el miércoles 7 de septiembre por los hechos ocurridos en septiembre primero. Su próxima corte será el 25 de Septiembre.

¿Medicina responsable o culpable?

Bayer, la compañía encargada de fabricar el medicamento, publicó una declaración de condolencias para la familia de los involucrados en este lamentable caso y aclaró “La seguridad de los pacientes es nuestra prioridad, y continuamente hacemos seguimientos de las respuestas adversas de nuestros medicamentos”, afirmando también que “No hay ninguna evidencia que sugiera que el Coricidin esté asociado a comportamientos violentos”.

En defensa de la medicina

El nombre genérico del Coricidin es Acetaminofén que se combina con Chlofeniramine, siendo la primera ni más ni menos que un calmante para aliviar el dolor y reducir la fiebre, y la segunda un antihistamínico, ambos son usados para tratar el dolor de cabeza, alergias y fiebre causada por un resfrío o gripe.

Sus efectos secundarios más comunes son las reacciones alérgicas, que desaparecen con la suspensión del medicamento o si tienes problemas del hígado puede dañarlo.

Advertisement

De acuerdo al propio prospecto de la medicina, ésta aclara lo siguiente en cuanto a las contraindicaciones de “hipersensibilidad a sus componentes”.

“No use el medicamento si tiene presión sanguínea alta, glaucoma, asma enfermedad cardíaca, enfermedad tiroidea, diabetes, enfermedades hepáticas o dificultad urinaria”.

“No usar con otro producto que contenga Acetaminofén”.

Sobre los efectos secundarios expresa lo siguiente “los sedantes y tranquilizantes pueden incrementar el efecto de somnolencia. No exceder las dosis recomendadas porque pueden ocurrir daños hepáticos severos. Dosis altas pueden causar nerviosismo, mareo, elevación de la presión sanguínea o insomnio. En embarazo y lactancia solamente bajo instrucción médica”.

Alucinaciones y medicina para la tos y el resfriado

Aunque el prospecto de la medicina no incluye el efecto “alucinógeno” del medicamento, de acuerdo a otras fuentes, aclara muy bien en qué condiciones este medicamento puede producir algun tipo de alucinacion, entendiendo que un evento alucinogeno es la percepción o visión, el escuchar y sentir olores, como reales pero que en verdad no lo son.

En el caso de la medicina para el resfrío o tos, como el Coricidin, la dosis correcta es de 15 a 30 mg para adultos, y no causa ningún tipo de consecuencia, pero si tomas una dosis 10 veces más de lo usual puede causar efecto alucinógenos.

Los síntomas de sobredosis son:

  • Paranoia.
  • Náuseas.
  • Alucinaciones.
  • Pérdida del control físico.
  • Distorsión auditiva y visual.
Toma un momento para compartir …

Viviana Domínguez

Psicopedagoga, escritora, orientadora familiar y asistente de publicaciones de Familias.com. Oriunda de Argentina, actualmente reside en Utah. Es amante de la buena literatura, la música, el arte y de pasar tiempo en familia.