Infalible técnica para conciliar el sueño en 2 minutos (¡Funciona!)

Fue utilizada por los soldados en la Segunda Guerra Mundial, y puedes aplicarla en tu vida, todos los días.

Marilú Ochoa Méndez

Si estás cansado de dar vueltas en la cama esperando caer en los brazos de Morfeo, eres una de las millones de personas en el mundo con este trastorno, que desespera y desanima. Además de afectarnos en gran medida, el insomnio se considera un problema de salud pública en varios países de Hispanoamérica y los Estados Unidos.

Y es que las consecuencias no son solo tu incomodidad, estrés y falta de rendimiento en el trabajo, sino también que acarrea graves accidentes laborales o de tránsito, además de serias consecuencias para la salud, que se agravan con la vida sedentaria y la obesidad.

El problema del insomnio

De acuerdo con el Mapa de Pérdida del Sueño que es compartido y actualizado vía Twitter por los usuarios en todo el mundo en tiempo real, los países cuyos habitantes reportan no poder conciliar el sueño con más frecuencia son Estados Unidos, Argentina y México.

Confirma estos datos una publicación del diario mexicano El Universal, donde registran que 40 millones de mexicanos sufren trastornos del sueño.

Esta situación es tan urgente de remediar, que de acuerdo a estudios sobre el tema, se puede afirmar que la calidad de vida del ser humano es, en gran medida, dependiente de la relación directa entre la calidad del sueño y el número de horas que se duerme.

Advertisement

¿Qué tan mal estás durmiendo?

Las horas de sueño recomendadas para rendir en nuestra vida y trabajo, van desde las 18 o 16 horas que duerme un recién nacido, hasta las 11 a 13 horas que necesita un niño desde 1 año hasta los 11.

A los pre adolescentes y adolescentes, se les sugiere dormir de 8,5 a 9,5 horas; mientras que a los adultos se les recomienda dormir un mínimo de 7 horas y un máximo de 9.

El sueño, ocupa la tercera parte de la vida de las personas, y no satisfacer esta necesidad fisiológica tiene graves consecuencias, que pueden llegar a alterar el funcionamiento de los genes, y reducir la esperanza de vida, entre otras serias consecuencias.

La Clínica Mayo, destaca como consecuencias negativas el  aumento de peso, la disminución del sistema inmune y la dificultad de recuperarnos en tiempo normal de las enfermedades.

Una solución sencilla y comprobada

El exitoso entrenador olímpico estadounidense Lloyd C. Winter, también conocido como Bud, explica en su libro Relax and Win: Championship Performance, varias técnicas para lograr la eficacia de los deportistas, entre las que ha incluido algunas de las utilizadas en la Segunda Guerra Mundial, que fueron diseñadas para potenciar la labor realizada por los soldados.

Advertisement

La técnica infalible de la que hablaremos aquí, te ayudará a relajarte y conciliar el sueño en dos minutos, y según garantiza el autor, durante en su uso en el ejército, se comprobó que tenía una eficacia arriba del 90% de las personas que la aplicaban a lo largo de seis semanas.  ¿Te animas a conocerla?

Paso 1: Relajar el cuerpo por partes

Para este primer paso, el autor nos sugiere relajar el cuerpo en fases, comenzando por la cabeza: las cuencas de los ojos, el mentón, los dientes y cualquier músculo facial.  Una vez logrado esto, es preciso bajar los hombros, procurando soltar el estrés que hemos ido acumulando durante el día en esta parte del cuerpo.

Posteriormente, sugiere trabajar con los brazos.  Se nos invita a concentrarnos primero en uno de ellos, que deberemos relajar desde el hombro hasta la punta de los dedos, es decir, de arriba (los hombros) hacia abajo.

Paso 2: Trabajar la respiración

Terminando de relajar los hombros, es momento de concentrarnos en nuestra respiración, tratando de respirar suavemente, concentrándonos en la entrada y salida del aire de nuestros pulmones.

Una vez relajado el tronco, llega la hora de nuestras piernas, con las que utilizaremos el mismo método que en nuestros brazos, soltando una por una desde el tronco hasta la punta de los dedos de los pies.

Advertisement

Paso 3: Relajar también la mente

Para lograr esto, el autor nos pide pensar en dos imágenes y una frase, que nos pueden ayudar a bloquear toda distracción externa para conseguir una mente serena y dispuesta para descansar.

Una de ellas es imaginarnos en una canoa en medio de aguas tranquilas; si esta imagen no ayuda, el autor sugiere también pensar que descansas en una hamaca de terciopelo negro en un cuarto oscuro, donde estás cómodamente recostado.

Otra opción es repetirnos durante aproximadamente 10 segundos la frase “no pienses nada” y con esto desechar cualquier otro pensamiento perturbador.

Esta técnica, supone un uso regular, con lo que nos ayudará a mejorar nuestra calidad de vida.

Otros tips para mejorar tu sueño

La Clínica Mayo sugiere algunos consejos para mejorar aún mas la calidad del sueño:

Advertisement

1 Regularidad en los horarios de dormir y despertar

2 Evitar ir a la cama con el estómago muy recargado o con mucha hambre

3 Cuida el ambiente al procurar descansar (evita el uso de pantallas, obscurece la habitación)

4 Si tu dinámica diaria te lo permite, evita las siestas o limítalas a menos de 30 minutos

5 Procura llevar una vida activa, haz ejercicio regularmente

Advertisement

6 Busca la manera de controlar el estrés que sufres, no “rumies” las preocupaciones por la noche

¿Cuándo llamar al médico?

Si ninguno de estos consejos te es útil, y tu situación va mas allá de estrés laboral, y tus noches de insomnio aumentan, o presentas también apnea del sueño u otra situación no mencionada, recuerda acudir con un médico especialista en estos trastornos.

Recuerda, la calidad de tu vida está de por medio.

Toma un momento para compartir ...

Marilú Ochoa Méndez

Enamorada de la familia como espacio de crecimiento humano, maestra apasionada, orgullosa esposa, y madre de seis niños que alegran sus días. Ama leer, la buena música, y escribir, para compartir sus luchas y aprendizajes y crecer contigo.