La extraña e inesperada reacción de una niña cuando conoce a su hermanito

Era un momento alegre para todos, menos para alguien.

Fernanda Gonzalez Casafús

Para muchos niños la noticia de la llegada de un hermano supone mucha emoción, pero al mismo tiempo estrés. Lo cierto es que la mayoría no quiere perder su puesto de privilegio, y conocer al nuevo miembro de la familia puede generar distintas reacciones.

El video de una niña que conoce a su hermanito recién nacido se ha vuelto viral y ha sido compartido por miles de personas en las redes. La gente adora su mirada absorta e impávida ante la presentación oficial de su hermano. Y no podemos evitar conmovernos.

Una reacción inesperada

La situación es tan graciosa como enternecedora. La niña queda petrificada cuando su madre coloca a su hermanito en brazos. Lo mira unos segundos, pero sigue luego mirando fijamente hacia adelante, como si nada hubiera pasado, ignorando la situación por completo.

Fue su padre, Jordan Jeremías, quien compartió el video en facebook con la leyenda: “Debido al pedido del público, aquí está mi hija, Ella. Así reacciona cuando trajimos a casa a nuestro bebé Coleman. Su reacción de shock no tiene precio”.

La pequeña sostiene a su hermano con pocas ganas y no se le escapa ni una sonrisa. El video fue visto más de 700 mil veces y fue replicado por muchos internautas. Y la verdad, es tan gracioso como conmovedor.

Advertisement

Una reacción ¿Inesperada?

Claro que los padres esperamos que los hijos tengan la misma alegría que nosotros ante la llegada de un nuevo miembro de la familia. Lo cierto es que es completamente normal que un niño se sienta agobiado y algo estresado ante el nacimiento de su hermano.

Para un niño, un hermanito supone un cambio de rol, pues ahora será el hermano mayor. Con este cambio vienen aparejados los celos, y la lucha por acaparar la mayor atención. Si los padres no estamos preparados para ello, el estrés puede ser para toda la familia.

Qué podemos esperar los padres

Los expertos argumentan que el cambio de comportamiento de un hijo frente a la llegada de un hermano es totalmente normal. La pérdida de terreno, por así decirlo, lo pone en alerta, y el ritmo cotidiano cambia rotundamente.

Hay ciertas actitudes y comportamientos en los niños que son normales ante el nacimiento de un hermanito. Por ejemplo, aquí hay algunos de ellos:

Advertisement

Comienzan a hablar como bebés

Piden que les den de comer en la boca (cuando ya saben comer solos)

Van al cuarto de sus padres en medio de la noche o despiertan muy a menudo

Molestan a su hermanito para que llore

Puede mojar la cama o su ropa, cuando en verdad ya ha dejado los pañales

Advertisement

Reclaman a mamá o papá para todo, cuando antes eran más autónomos

Cuando los celos agobian

Los celos del primogénito son la mayor preocupación que tenemos como padres cuando vamos a tener un segundo hijo. También puede sucederle lo mismo al segundo hijo cuando llega un tercer hermanito a la familia.

El punto es que la llegada no siempre es como la esperamos, y el momento que imaginamos sería glorioso, se convierte en un verdadero caos. Somos los padres quienes debemos inculcar en los hermanos mayores ese amor incipiente que luego se desarrollará en su máxima expresión.

Cuando los celos agobian a un niño, éste puede sufrir estrés emocional. De acuerdo a Ralph Hupka, profesor de psicología, emérito de la Universidad Estatal de California, los celos, en general,  nos hacen a los humanos estar alertas y nos ayudan a tomar una medida de precaución.

Llevado al plano de las emociones infantiles, es lógico pensar que un niño se sienta amenazado en cuanto un nuevo miembro familiar ocupa un lugar que antes tenía él.

Advertisement

¿Hijo favorito?

La socióloga Katherine Conger llevó a cabo una investigación en la que determina que los padres tienen un hijo favorito, al contrario de lo que nos han dicho, o de lo que creemos nosotros mismos como padres.

El estudio reveló que el 74 por ciento de las madres y el 70 por ciento de los padres reportaron un tratamiento preferencial hacia uno de sus hijos en particular. Lo dice la ciencia, pero muy pocos padres se animarían a reconocer que tienen un hijo preferido, en el caso que así lo fuera.

Tal vez es ésto lo que intuyan los hijos. Mientras tanto, nuestro deber es manejar los celos de nuestro hijo para que no afecte la relación con su hermano, y crezcan fortaleciendo el vínculo filial. Porque la verdad es que amamos a todos nuestros hijos por igual.

¿Cómo manejamos los celos ?

Cuando nació mi segundo hijo, mi niña tenía apenas 1 años y 10 meses. La valentía y orgullo con la que aceptó el nacimiento de su hermano me llenaron de emoción. Hubo celos, llantos y algunos berrinches; pero mucho menos de lo que yo imaginaba.

Manejar los celos de los hermanos es difícil pero no imposible. Es nuestro deber como padres inculcar el amor hacia los hermanos para que el mismo supere con creces los celos iniciales. El hermano mayor necesita también su atención, su espacio, y la contención de mamá y papá.

Advertisement

Como mamá, éstos son algunos de los consejos que puedo darte para aplicar en tu familia ante la llegada de un hermanito.

Estrechar el vínculo desde el embarazo

Háblale a tu hijo acerca del bebé que crece en tu vientre. Ayúdalo a imaginar las cosas que harán juntos.

Un regalo de bienvenida

Prepara un regalo de bienvenida, que su hermanito le traerá “desde el vientre”. Al llegar a la clínica a conocer a su hermano, dale el regalo a tu hijo mayor. Lo hice con mi hija y fue hermoso.

Mantener las rutinas

No dejen de hacer las cosas que hacían con tu hijo mayor. Sigue llevándolo a natación, a pasear a la plaza, o a jugar con los bloques después de cenar. Mantengan las rutinas para que no se sienta desplazado.

Explicar las ventajas y desventajas

Sin idealizar, es necesario ser realistas acerca de la llegada de un bebé a casa. Es aconsejable explicar todo lo que va a suceder; lo bueno y lo malo.

Advertisement

Momentos a solas

Tu hijo o hija mayor necesita de un momento a solas contigo, para sentir que aún él o ella es importante para ti. Aprovecha cuando el bebé duerme, a pasar un tiempo juntos. Deja el bebé a cargo del padre y aprovecha esa media hora con tu hijo mayor al máximo.

Involucrarlo en las actividades con el bebé

A los niños les encanta ayudar a bañar al bebé, alcanzar su ropita o los pañales, ponerle el chupón, etc. Se sienten importantes y orgullosos de hacer algo que genera la aprobación de sus padres.

 

Tener hijos es lo más maravilloso del mundo. Y verlos crecer juntos, en el amor filial, aún más. Sigue poniendo todo tu corazón en esta conmovedora tarea de ser padres. Y si alguna vez tu hijo pone la cara que puso la niña del video, ¡Sigue remando, contra viento y marea! Créeme que el amor de hermanos llega, y será indestructible si pones tus objetivos en ello.

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.