La mochila emocional que cargamos puede destruirnos lentamente

Aprende a liberar el peso emocional que llevas cargando en tus hombros. Sé feliz aquí y ahora.

Adriana Acosta Bujan

La vida es maravillosa, es un privilegio y bendición estar vivo. Podemos oler, ver, tocar, hablar, comer, reír, amar; es algo que aprendí a agradecer en cada amanecer. No siempre fue así, muchos años de mi vida los viví a la ligera, es decir, sin disfrutar y valorar todo lo que tenía. Tal vez pueda justificarme porque era inmadura y no sabía que la felicidad existía dentro de mí ser.

Fueron muchos años que desperdicié mi vida, buscando algo que no sé bien qué era, solo sabía que al encontrarlo sería inmensamente feliz. Y fue así que desde pequeña comencé el viaje más pesado, tormentoso, desolado que jamás hubiera pensado experimentar.

Empecé el viaje de mi vida con si fuera una esfera grande que irradiaba luz permanente dentro de ella y termine convirtiéndome en una esfera pequeña, sin luz y vacía por dentro. Muchos fueron los motivos, razones, causas y consecuencias por los cuales mi vida se fue apagando poco a poco, ya que fui acumulando todo lo bueno y malo que me sucedía dentro de mí ser, hasta el punto de reventar.

En algunas etapas de mi vida me sentía la víctima, ¿cómo era posible que mi madre falleciera cuando apenas era una adolescente?, ¿por qué sentía que nadie me quería?, ¿cuándo fue que mi hermana se convirtió en mi peor enemiga? o ¿por qué el padre de mi hijo nos abandonó?. Todas esas lecciones de vida fueron llenando mi corazón de rencor, odio, frustración, tristeza y apatía.

Fue entonces que terminé cargando sobre mis hombros un gran costal imaginario lleno de emociones, sentimientos y pensamientos negativos; sabrás que no era fácil deshacerme de ellos porque formaban parte de mi identidad y personalidad. Recuerdo que tuve que experimentar muchas lecciones muy duras en mi vida, para poder entender que las cosas que cargué sobre mi debí haberlas soltado en el momento para poder ser feliz.

Advertisement

El peso de la vida

Tal vez mi historia te parezca familiar y puedas identificarte con algunas cosas que has experimentado en tu vida. Es por ello que ahora deseo compartirte lo que aprendí y como logré deshacerme de ese gran peso que cargaba sobre mis hombros.

Ahora bien, es importante comprender que muchas cosas que no tocan experimentar suceden porque debemos aprender algo, lo cual nos harán ser mejores personas, mucho más resilientes. La idea principal es aprender sobre cada lección y soltar lo que no sirve.

¿Qué peso de tu vida deberías soltar?

1 El rencor

En la vida conocemos muchas personas, unas se quedan por un gran tiempo y otras son pasajeras. Ellas están en nuestra vida por alguna razón, no es casualidad. Así que, aunque tal vez te hirieron y dejaron grandes cicatrices en tu alma, deberás aprender a perdonar y soltar ese sentimiento que te destruye por dentro.

¡Claro! Todo tiene un proceso y un duelo que deberás atravesar para así liberarte de ese peso. Te aconsejo primero perdonarte a ti misma, para que sea más sencillo perdonar a los demás, luego analiza y reflexiona sobre lo sucedido así podrás comprender qué lección tenías que aprender.

2 Miedo

Sin duda, todos en algún momento tenemos miedo a experimentar cambios o algo que no sabemos cuál será el resultado. Pero piénsalo de esta manera: ¿cómo vas a saber qué bendiciones vienen a tu vida si no eres capaz de atreverte a soltar el miedo que te impide ser feliz? La vida está llena de cambios y deberás ser capaz de adaptarte a ellos; así que sé valiente y suelta esas cosas que te provocan angustia.

Advertisement

Analiza tus decisiones y encuentra el mundo de soluciones que tienes a cada situación de la vida; qué consecuencias tendrás que enfrentar al hacer algo, qué cosas positivas puedes obtener al dejar el miedo.

3 Vive el aquí y el ahora

Lamentablemente, existen muchas personas que pasan gran parte de su vida pensando en el pasado o en el futuro incierto. Tal vez, fueron muy felices, pero hoy por hoy están experimentando situaciones que creen son injustas o al revés piensan que el futuro les dará la felicidad que tanto buscan.  Si realmente deseas deshacerte de ese peso emocional que llevas cargando, entonces debes darte la oportunidad de vivir en el aquí y ahora, vive y disfruta lo que tienes en estos momentos, comienza a valorar, tu vida, familia, amigos, trabajo y salud etcétera.

4 Preocupaciones

Como decía mi abuela “Hija, duerme tranquila porque ahora no puedes resolver nada, mañana será otro nuevo día”. Mucha razón tenía con esa frase, ya que algunas personas viven preocupadas por todo lo que les pasa en su vida; lo peor es que de tanto preocuparse están afectando su salud física sin darse cuenta.

Aprender a soltar las preocupaciones te ayudará a sentirte mejor, tanto físicamente como emocional; trata de relajarte y tal vez pueda funcionarte el delegar responsabilidades a otros para aligerar tus cargas. Recuerda que no estás sola, que cuentas con tu familia que te ayudarán a encontrar soluciones a tus problemas existenciales, apóyate y pide ayuda a tus seres queridos y libérate de ese peso.

Puedes cargar un costal lleno de pensamientos y emociones negativas todo el tiempo que tú quieras, liberarte de ese peso esta en tus manos, es tu decisión. Deja que las cosas fluyan por sí solas, aprende de las lecciones de la vida y continúa, no des pasos atrás, ni trates de ver un futuro negro que no existe, pues aún no sabes cómo será. Valora lo que tienes y agradece todos los nuevos amaneceres.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias