La otra cara de las vacaciones: niños perdidos o robados. Que no te pase a ti

Durante el periodo vacacional hasta la familia más ordenada se relaja y se desentiende de sus niveles de seguridad, dando pie a que sucedan accidentes o a que algún depredador busque tomar ventaja.


Emma E. Sánchez

En días recientes, el periódico La Jornada de Ciudad de México reveló que tan sólo en el país, han sido robados o se han extraviado 500 mil niños, de los cuales solamente han sido encontrados 100 mil (una quinta parte, o uno de cada cinco), según datos oficiales proporcionados por la Procuraduría General de la República (PGR).

Se trata de un dato en verdad escalofriante, máxime al considerar que el robo de estos niños se debe, en su mayoría, a fines de explotación sexual, de pornografía y para involucrarlos en actividades delictivas como el narcotráfico.

Dentro de toda esta lamentable información, el Registro Nacional de Personas Extraviadas, de la Secretaría de Seguridad Pública Federal (SSP), ha destacado lo siguiente:

  • 70 % de los niños robados, de entre los 0 y los 12 años, son sustraídos por sus propios padres.

  • 29 % de los niños desparecidos abandonaron su casa por su propio pie. Tienen entre los 13 y los 17 años. Esto por problemas familiares o por abuso paterno.

  • Al resto lo roban con fines de trata de personas, principalmente niñas.

Y, curiosamente, todos estos números aumentan justamente en el tiempo de las vacaciones.

Advertisement

¿Qué podemos hacer?

Al momento de salir de vacaciones, o incluso en la vida diaria, considera por favor estas recomendaciones:

1. Bajo ninguna circunstancia dejes a los niños sin supervisión de un adulto de confianza

Es muy común que los padres encarguen a los hijos con vecinos u otros familiares al salir de viaje, inclusive en las vacaciones mismas hay quien los deja con otros vacacionistas que recién conocen. ¡No lo hagas!

2. Enseña a tus hijos a que nunca se acerquen a un vehículo…

…desde el cual les llamen para ofrecerles regalos, pedir información o inclusive para prestar algún tipo de ayuda. Este es el engaño más común del que se valen los delincuentes para robar niños.

3. No sueltes a tus hijos de la mano

4. Entra con ellos al baño en lugares públicos, así sea la Iglesia o un restaurante

En unos cuantos minutos un niño puede ser violado o sustraído. Nada te cuesta acompañarlo al baño y cuidar de él.

5. No los dejes a cargo de desconocidos…

…ni un minuto, ni por una emergencia. Muchas veces, una banda puede crear toda una situación para que caigas en su engaño y tú mismo acabes poniendo el niño en sus brazos.

6. Explícales cómo contestar el teléfono, a no abrir la puerta, ni hablar con desconocidos

Cada familia sabe sus reglas de seguridad y debe verificar que todos los miembros de la familia las entiendan y las sepan poner en práctica. Inclusive, pueden hacer pequeños ensayos o simulacros.

7. Revisa con frecuencia los sitios que visita en internet, sus redes sociales y amistades

Porque esta es una novedosa manera de enganchar a los niños e invitarles a salir de casa, donde son más vulnerables y están indefensos.

8. Cuida las fotos que subas a la red de tus vacaciones o las publicaciones que haces de los lugares que visitas

Advertisement

9. Estando en restaurantes o lugares públicos sé prudente de lo que platicas o presumes

De algún modo, con frecuencia nosotros mismos pedimos que nos roben.

10. Guarda con celo cabellos de los niños con todo y raíz…

…así como huellas digitales y fotos de frente recientes, porquepueden resultarte de gran ayuda en una situación determinada.

En tus vacaciones descansa y disfruta a la familia, pero por ninguna circunstancia bajes la guardia en cuestiones de seguridad.

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.