La relación que no te imaginas entre Nicole Kidman y el tesoro mas grande del mundo

En recientes declaraciones, esta actriz nos ha confesado por qué no le importa exponerse a las críticas para ser fiel a sus creencias

Marilú Ochoa Méndez

Encontrar un tesoro debe ser emocionante.  En las historias de muchos libros, series y películas, vemos a piratas, aventureros y seres míticos que van arriesgándolo todo para hallar un tesoro increíble capaz de salvar a la humanidad de grandes desastres.  Muchos de estos tesoros son la vía para conseguir el amor, la paz e incluso la felicidad.

En una reciente entrevista, la actriz australiana-estadounidense Nicole Kidman, realizó unas valientes declaraciones sobre su vida personal, que guardan completa relación con el tema del presente artículo.  Ella afirma haber encontrado un tesoro grandioso que desea compartir con su esposo e hijas siempre que pueda.  Ella valora tanto este tesoro, que no le importa recibir burlas, ni realizar esfuerzos. ¿Quieres que te cuente mas?

Todos valoramos los tesoros

Gracias a las historias que se han transmitido a través de los siglos, es común añorar el encuentro de un tesoro que nos libre de penurias económicas, o una varita mágica que convierta nuestros sueños en realidad.

Imagina que tú también te encuentras en tu jardín, un gran tesoro ¿Qué harías?

Si a mí me ocurriera, me agacharía primero a tocarlo para asegurarme de no estar soñando.  Luego, gritaría llena de emoción a los miembros de mi familia, para que vinieran a verlo conmigo. ¡Cuánta alegría nos daría a todos!  Posteriormente, buscaría desenterrarlo, ¿quién, una vez hallando un tesoro, lo dejaría y pasaría de largo?

Advertisement

Si encontrara alguna dificultad para sacarlo, y para ello, tuviera que destruir un trozo de la casa, o conseguir maquinaria especializada, no me importaría.  Las bendiciones que traería el descubrimiento valdrían la pena cualquier esfuerzo y gasto. ¡Todo lo que haríamos con ese tesoro!

¿Te has puesto a pensar cuál es tu tesoro mas grande?, ¿qué búsqueda te haría esforzarte en cuerpo y alma para conseguirla?, ¿por qué cosa estarías dispuesto a entregar todo, con tal de ganar lo que anhelas?

¿Cuál es el tesoro mas grande?

Dice Jesús en la Biblia que donde está tu tesoro está tu corazón. ¿Tú, dónde dirías que está tu tesoro?

¿En qué te esfuerzas en el día a día? ¿Te agobias y cansas a diario con la meta de conseguir dinero?, ¿tu prioridad es tener un cuerpo sano y hermoso y pasas horas largas en el gimnasio?, ¿robas horas al día para desarrollar una afición o mirar en redes sociales qué hacen y comentan otros?.

Para conocer dónde está tu corazón, te invito a sentarte a reflexionar sobre lo que hiciste ayer.  ¿Cuál fue tu interés permanente durante el día?

Advertisement

Si realizas un análisis sincero de tus prioridades y motivaciones diarias, podrás ver con claridad en dónde está tu corazón, y tal vez compruebes como yo, que las metas que tu corazón ha establecido como primordiales, no siempre son las que te ocupan el tiempo.

Es difícil organizar claramente nuestras actividades del día conforme a nuestras prioridades, pues vivimos llenos de estrés y prisas.  En ocasiones, nos descubrimos tristes, desanimados y vacíos.  Es la consecuencia de vivir con el corazón seco, pues no hemos llenado sus raíces de la savia que lo nutre en verdad, nuestra meta mas alta, lo que en verdad nos hará felices. ¿Pero cuál es esta meta alta?, ¿de dónde obtener esta savia?

Aquí hay una pista

Jesús, en el evangelio de Mateo, nos brinda una pista de aquello que puede en verdad llenar nuestro corazón.  Él compara el tesoro mas grande, por el que los hombres están dispuestos a venderlo todo, con el reino de los cielos: «El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo» (Mt, 13, 44)

Jesús nos invita a buscar aquello que llene nuestro corazón de verdad, y eso, lo hace solamente Él.  Todo lo demás en la vida termina o se nos escapa: la salud, la belleza, el dinero, incluso los seres queridos, que nos son alejados por la muerte.

Nicole lo encontró

Nicole Kidman, recientemente comentó en una entrevista íntima para Vanity Fair, que ha encontrado en su fe un refuerzo poderoso para vivir su vida con mas plenitud. En algunas ocasiones desde entonces, y a pesar de las reacciones críticas de la prensa, ha manifestado su alegría por regresar a su vivencia religiosa de la infancia, pues: «no estaba satisfecha con el resultado de esa ecuación, y anhelaba algo que toda la fama y la fortuna nunca podrían darle«.

Advertisement

La abuela de Nicole era católica, y aunque ella no siempre se mantuvo cercana a su fe, las huellas de amor y vivencia espiritual dejadas por su abuela, la motivaron a recuperar ese ámbito tan importante.  Poco antes de casarse con Keith Urban, cantante de música country, en una ceremonia católica en 2006, decidió retomar este modo de vivir.

En la entrevista ha compartido que recibe abundantes críticas de sus amigos ante su interés de asistir con frecuencia a la iglesia con su esposo, quien a pesar de no compartir su fe católica, la acompaña continuamente.

A Nicole no le quita el sueño, ella está contenta porque ha encontrado su tesoro, y quiso compartirlo a pesar de exponerse.

Valoremos nuestro tesoro tú y yo

Vivir de acuerdo a ciertos valores, o a los principios de una religión, es difícil, pues en una sociedad acostumbrada a los productos en serie, forzosamente chocan las personas que se toman las cosas en serio, y buscan seguir un camino firme, limitado y preciso.

La vivencia de los valores religiosos ocasiona especial conflicto en algunas personas.  Si un joven opta por esperar al matrimonio para tener relaciones sexuales, es «mochilón», «mojigato»o simplemente aburrido.  Las personas piensan que tiene telarañas en el cerebro o que sus padres lo someten. Muchos asumen que tiene candados en el cerebro y el corazón: ¿en qué cabeza cabría evitar la sensualidad y el placer y posponerlo?.

Advertisement

En el mundo de las palomitas instantáneas, de los tweets, y de los millones de «likes», esta mentalidad apegada a ciertas reglas religiosas y morales parece absurda, sin embargo, seguir un camino de fidelidad y amor, siempre requiere sacrificios, que son pequeños comparados con el enorme tesoro que nos brinda Jesús en el corazón con su alegría serena y permanente.

Quienes buscamos ser fieles a nuestros principios, nos sentimos a menudo así.  Y recibir consuelo de quienes comparten ideales con nosotros, siempre reconforta.

La vida es en sí un acto de valentía. Constantemente somos probados por los amigos, los maestros, los compañeros y la misma vida.

¿No te anima esta historia a valorar el gran tesoro de tu relación con Dios?. Por este tesoro tan grande vale la pena arriesgarlo todo, vender todo e invertir alma, corazón y vida. ¿Te animarás? Las recompensas llegarán, y te harán mas feliz que nunca.

Toma un momento para compartir ...

Marilú Ochoa Méndez

Enamorada de la familia como espacio de crecimiento humano, maestra apasionada, orgullosa esposa, y madre de seis niños que alegran sus días. Ama leer, la buena música, y escribir, para compartir sus luchas y aprendizajes y crecer contigo.