Las heridas que deja una infidelidad van más allá de la traición

Sanar un corazón destrozado lleva tiempo. Anímate, llegará pronto a tu vida esa persona que te valore como nadie lo hizo hasta ahora.

Adriana Acosta Bujan

Todos conocemos las consecuencias de una infidelidad; las familias se dejan de hablar, los amigos que se tenían en común se alejan, los hijos sufren emocionalmente y se sienten culpables, baja el rendimiento laboral, se enfrentan problemas económicos. En fin, una lista larga que resulta tormentosa y devastadora.

Pero ¿qué hay de las consecuencias emocionales? ¿Qué pasa con el dolor que va más allá de la tracción y del engaño?, ¿Qué pasa con el corazón destrozado? Como sabes, la infidelidad cambia la vida de cualquiera en un instante, ya que todos los planes, sueños y anhelos se caen a un abismo sin salida; cualquiera que ha experimentado ese dolor puede comprender tal sufrimiento.

No solo la autoestima se ve afectada, sino que todas las emociones son alteradas; incluso hasta la salud física se pone en riesgo con tal acontecimiento. En algunos casos las víctimas dejan de tener una motivación para seguir viviendo, en su soledad solo existe dolor, amargura, rencor, culpabilidad y deseo de venganza.

Dos culpables

La Psicóloga Livier Nazareth dice: “cuando existe una infidelidad no hay solo un culpable, sino dos”. En cierta manera tiene razón, sin embargo, la infidelidad puede generarse por muchos factores distintos. Puede ser por causada por la rutina de la vida, por la falta de compromiso de alguno de los cónyuges, la falta de amor, desear vivir una aventura, entre otras.

Muchas veces las víctimas desconocen cuáles han sido sus errores, puesto que lo han dado todo de sí para que su relación funcione. Es entonces cuando las heridas son más profundas, tratando de encontrar una explicación razonable que pueda sanar el alma.

Advertisement

Una historia que parece familiar

Berenice (mujer de 44 años): «Llevábamos nueve meses viviendo juntos, nuestra historia de amor era como un cuento de princesas, todo lo hacíamos juntos, teníamos planes y metas en común, no existían los pleitos o diferencias de ideas o pensamientos.

Pero un día todo cambió, él comenzó a tener comportamientos extraños, se escondía para poder hablar en su teléfono, un día no llegó a dormir justificando su ausencia por la carga de trabajo; incluso, descubrí que en el registro de su móvil mi nombre lo había cambiado.

Un día una amiga me llamó para comentarme que lo había visto paseándose con otra mujer en un centro comercial; en ese momento mis dudas fueron resueltas. Con el corazón destrozado empaqué sus cosas y le pedí que se marchara. Ya han pasado algunos meses y hoy todavía no puedo recuperarme de tal sufrimiento»

Qué hay detrás de la infidelidad

Esta historia de vida nos sirve para ejemplificar qué pasa en el interior de las víctimas, con la finalidad de poder identificar cada situación y así poder sanar. Por fortuna, el dolor que causa una infidelidad no es eterno.

1 ¿Por qué?

La primer pregunta que llega a la mente de la víctima es el por qué. A pesar de miles de señales y de tus suposiciones que han sido confirmadas, aún viene la duda del porqué del engaño. ¿Por qué no valoró el amor y el tiempo juntos? ¿Acaso no te amaba? Incluso sientes que desconoces a la persona de la cual estabas enamorada. Te invade un desconcierto total, entre lágrimas, dolor y pensamientos negativos, será imposible encontrar la respuesta que se busca.

Advertisement

2 ¿Con quién?

Esta es una pregunta que se clava como una espada al corazón, derrumbando por completo la autoestima. Será una conocida o desconocida, será una amiga, será joven y bella, ¿Qué tiene ella que no tenga yo? Todo ello genera un desgaste emocional intenso, que no deja ni un minuto de revolotear tal cuestionamiento en la mente de la víctima.

3 ¿Cuánto tiempo?

¡Claro! Es válido preguntarse ¿Cuánto tiempo te engañó? Aunque en realidad no cambiará nada el daño causado. Sin embargo, es ahí donde viene el sentimiento de culpabilidad al descubrir si fueron años, meses o solo un día, ya que el corazón se llena de rabia por no haberlo descubierto a tiempo, sintiendo que has desperdiciado años con alguien que no merecía tu amor.

¿Quién eres realmente?

Por completo viene la desilusión total, ya que se ha convertido en un extraño, un mentiroso y una persona totalmente desconocida para ti. En ese instante el corazón ya deja de sufrir, puesto que llegan sentimientos de odio, venganza y furia total.

 Arrepentimiento

Tal vez si hubieras hecho tal cosa estaría contigo, no utilizaste el diálogo y solo actuaste con las emociones, él o ella eran buenas personas, la que estuvo mal fuiste tú. ¿Qué hay de las segundas oportunidades y del perdón? Todo esto revolotea en tu mente una y otra vez.

Lee también:¿Eres culpable de la infidelidad de tu pareja?

No todo está perdido

Sin duda, todos los que hemos sido víctimas del engaño comprendemos estas etapas a la perfección. Sin embargo, siempre habrá una luz en el camino el cual nos permita sanar esas heridas en el corazón, dejando aprendizajes valiosos y significativos.

Advertisement

Los expertos afirman que para sanar una ruptura amorosa, se aconseja realizar algunos ejercicios como por ejemplo:

Escribir una carta

Plasmando todos tus sentimientos, odios, pensamientos, dolor y frustraciones; incluso puedes escribir cuánto lo amabas y el daño que te causó su infidelidad. Al final, romper la carta y quemarla. Eso provocará liberar tus emociones y te sentirás más tranquila.

Actividades diarias

Llena tu agenda de objetivos y realízalas, así disminuirás el tiempo que dedicas pensando en la traición.

Conversar con alguien

Hay personas que descargan sus emociones negativas conversando y compartiendo su dolor, buscando empatía y comprensión. Dedica tiempo para recuperar tus amistades.

Meditar

No hay nada mejor que practicar la meditación para concentrarse en pensamientos positivos.

Advertisement

Consentirse

Trabaja en tu autoestima, y expresa solo frases positivas para ti.

El tiempo lo cura todo. Analiza tus posibles errores y aprende de ellos.

Sanar un corazón destrozado puede llevarte tiempo, eso depende de cada persona y de cómo fue su relación amorosa, si tuvieron hijos y demás. Sin embargo, ten en mente que eres una persona que tiene dignidad, que eres inteligente, bella, valiosa y con gran capacidad para salir adelante. Encuentra tu propio camino y motivación, al final tú sabrás si perdonas o pasas a la siguiente página.

Lee también: ¿Perdonarías una infidelidad? Algunas cosas que debes considerar

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias