Las parejas que son más felices tienden a engordar, según la ciencia

Si notas que están subiendo de peso, los expertos tienen una explicación. ¿Les ha sucedido a ustedes?

Adriana Acosta Bujan

Sin duda, una de las cosas que más se disfrutan hacer en pareja es comer, ya que la comida toma otro sabor; tal vez sea por la agradable compañía o porque tu pareja elogia constantemente tu sazón, y por lógica eso provoca que te luzcas cada vez que cocinas algún platillo.

Sin temor a equivocarme, en la vida de casados es común que las mujeres suelan buscar nuevas recetas o ver tutoriales de cocina fácil y deliciosa, con la única finalidad de aprender y darle una variedad distinta de alimentación a la pareja o a la familia.

Hacerlo es válido; sin embargo, cuando se descuidan las calorías y se tienen malos hábitos, es probable que los dos lleguen a subir de peso.

Por qué el amor engorda

Desde la primera cita amorosa el hombre suele invitar a la mujer a un restaurante para conquistarla. Cuando ya se adquiere un compromiso formal, por lo regular, las aventuras y encuentros serán enfocados en comer juntos, ya que será el momento ideal para compartir.

Después llega el matrimonio, y es ahí donde los dos disfrutarán más la comida que cualquier otra cosa.

Advertisement

Un estudio de la Universidad de Queensland afirma que las mujeres y hombres que viven juntos, suelen aumentar de peso. El estudio indicó que aproximadamente se aumentan 9.2 kilogramos a lo largo de una década.

Las razones por la que sucede esto son muchas, como por ejemplo:

Se sube de peso porque las parejas, para adaptarse y agradarse, suelen modificar sus hábitos alimenticios; incluso, crece el deseo de preparar deliciosas comidas cada vez más originales y novedosas para sorprenderse.

Vivir en pareja implica tener más oportunidades para comer, puesto que se quedan en casa y se concentran más en la comida. Se desea pasar más tiempo con la pareja y se dejan de hacer algunas de las cosas que son importantes para uno, como hacer ejercicio.

– La pareja pasa a ser una prioridad; por lo tanto, el estilo de vida cambia radicalmente abandonando las cosas que se solían hacer cuando se está soltero. Por ejemplo: yo solía disfrutar de salir a caminar por la playa antes de irme al trabajo, ahora que estoy casada, ya no salgo a caminar puesto que tengo otras responsabilidades que atender en mi hogar.

Advertisement

La mayoría de las parejas se sienten más seguras y con mayor confianza en el amor que existe entre ellas; por ello suelen descuidarse, y no sienten la necesidad de mantenerse en forma por estar comprometidos.

Así que ya lo sabes, las parejas felices tienden a engordar; sin embargo, a pesar de que suena muy lindo, aumentar mucho de peso es perjudicial para la salud. Es por ello que deben tener precaución y cuidarse mucho más que antes.

Modificando los malos hábitos en pareja

1 Descanso nutritivo

Sin duda, descansar con la pareja es la mejor recompensa después de haber tenido un día agitado, lleno de trabajo y responsabilidades. Sin embargo, ese momento único y especial, en el cual deciden tomar un descanso viendo la televisión con un gran plato de papas fritas y soda, puede ser una buena opción pero no la mejor.

Aunque es inevitable comer alguna botana en esos momentos, se debe modificar ese mal hábito alimenticio, para mejorar la salud. Así que te invito a cambiarlos por unos alimentos más sanos, sin tanta grasa y sin demasiadas calorías. Puedes intentar comiendo fruta picada con chile y limón o preparar un plato de carnes frías, una idea puede ser jamón de pechuga de pavo y queso panela.

2 Actívate en pareja

El ejercicio no solo sirve para mantener el cuerpo sano y bajar de peso, sino que también ayuda a sentirse feliz, ya que el cerebro libera hormonas como la serotonina que es una sustancia que influye en el estado de ánimo, provocando que el cuerpo se relaje, así lograr conciliar el sueño y por ende se regula la ingesta de alimentos en exceso.

Advertisement

También la dopamina es la hormona que se libera al realizar ejercicio; esta permite experimentar una sensación placentera creando vínculos con el placer. Al tener mejores niveles de dopamina se reduce la ingesta de dulces.

Es por ello, que es fundamental realizar ejercicio con la pareja; no es necesario que se inscriban a un gimnasio, con salir a caminar, andar en bicicleta o correr por el parque unos 30 minutos diarios será suficiente. La idea es que cambien sus hábitos y que su prioridad sea tener una mejor salud.

3 Descubriendo nuevas habilidades

Tal vez eres muy buena para realizar manualidades o tu pareja es excelente reparando cosas. Para que los dos cuiden de su salud, es fundamental que se mantengan haciendo cosas que les gusten y apasionen descubriendo nuevas habilidades y destrezas. Incluso, eso fortalecerá su vínculo afectivo, ya que los dos se involucrarán más en las cosas que les agranden.

4 Apoyarse mutuamente

Muchas veces es complicado cuidar el peso y la salud cuando la pareja no le interesan esas cosas. Sin embargo, debe existir apoyo mutuo para lograr ese objetivo. Por ello, es recomendable conversar con la pareja sobre la importancia de cuidar alimentación, y así ingerir alimentos más sanos y nutritivos.

Comer es un placer y más cuando se hace en pareja. Se recomienda hacerlo de manera responsable y consiente, ya que la salud es lo más importante que se debe cuidar.

Advertisement

Incluso, estar en forma es algo que hará subir tu autoestima, seguridad y confianza. Hazlo por ti y apoya a tu pareja, puesto que los malos hábitos desafortunadamente se aprenden desde el hogar,;tú tienes la opción de continuar con esos kilos de más o mejorar en todos los aspectos tanto emocionales como físicos.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias