Lo que debe medir tu cintura para conservar sano el corazón

Los problemas cardiovasculares no aparecen como por arte de magia, hay muchas cosas que podemos hacer para prevenirlos y para detectarlos a tiempo. Aquí te decimos cómo.

Emma E. Sánchez

Esta semana mientras corría en una unidad deportiva cercana a casa fui testigo de una persona que sufrió un infarto; el señor de unos 50 años poco más o menos lo había visto dando vueltas igual que yo, se veía normal y como todos, esforzándose por hacer un poco de ejercicio. Debo decir que los corredores nos vamos conociendo a medida que nos vamos viendo día con día correr a la misma hora o por lo menos por coincidir en el mismo lugar. Este señor a penas lo había visto unas dos veces pero cuando cayó a piso, no fuimos pocos los que corrimos a auxiliarlo. El pobre hombre solo atinó a sacar su cartera y alguien buscó alguna información para llamar a un familiar, afortunadamente las personas de seguridad de la unidad deportiva actuaron de manera muy eficiente y se lo llevaron para que de inmediato recibiera atención médica competente.

No sabemos qué sucedió con el hombre, o por lo menos yo no me enterado, pero la experiencia me impresionó mucho y quise compartirte mi interés por el cuidado de nuestro corazón.

Todos sabemos lo importante que es nuestro corazón pero poco hacemos por cuidarlo y mantenerlo sano y a veces cuando queremos ponernos en forma lo hacemos de manera precipitada sin consultar un médico y lo que ocurre son accidentes como el que te platiqué al inicio.

El CDC publicó una pequeña encuesta donde podemos conocer la edad de nuestro corazón o en otras palabras, el desgaste que tiene y según los informes que está página publica, la mayoría de quien lo toma, comprueba que su corazón por lo menos es 3 años mayor a la edad de la persona. (yo hice la prueba y es muy buena, hazla te sorprenderá)

Por otro lado en El País

Advertisement

La Dra. Petra Saenz del Consejo de expertos de la Fundación española del corazón, comenta que si nosotros elimináramos las conductas de riesgo, evitaríamos el 80% de las enfermedades vasculares y esto no significa que hasta que cumplamos 50 años vamos a comenzar a cuidarnos, ¡no! El corazón debe cuidarse desde que somos niños y a lo largo de todas las etapas de nuestra vida.

¿Cuáles son esas conductas de riesgo?

Consumir mucha sal

No hay de otra, debemos retirar el salero de la mesa y limitar su consumo.

No consumir omega 3

Ya sea que lo consumas en leche adicionada, en cápsulas o directamente al comer sardinas o pescados pero debemos incluirla en nuestra dieta sin pretextos.

Ejercitarse menos de 5 horas a la semana

Si lo piensas bien, no es mucho, es una hora de lunes a viernes solamente y caminar está incluido. Pasamos mucho más tiempo viendo la Tv o revisando las redes sociales, mejor hay que activarnos.

Que tu medida de cintura pase de 102 cm (40.16 pulgadas) en hombres y en mujeres 88 cm (34.56 pulgadas) La página Diabetes al día confirma que el tejido adiposo que se forma en el abdomen es muy peligroso para el corazón y que por cierto, aumenta el riesgo de desarrollar diabetes.

Advertisement

Comer más carne que pescado

El ideal es que comamos 4 veces a la semana pescado, 1 carnes rojas y el resto verduras como latillos fuertes.

Fumar

Aquí no hay mucho que decir. Debes dejar el cigarro.

Consumir muy poco aceite de oliva, frutas, verduras, frutos secos y cereales

La dieta del mediterráneo es la más amigable para el corazón pues incluye todo lo anterior.

Vivir en constante estrés

Hay que aprender a relajarnos, a dejar los problemas del trabajo en el trabajo y a no enojarnos con tanta frecuencia, hay que aprender a respirar y a no permitir que nada nos robe la paz.

Dejar de lado estas conductas de riesgo, no solo hará milagros por tu corazón, también aumentará años de vida con calidad. Vale mucho la pena.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.