Los 10 mandamientos para afrontar un conflicto de pareja

La manera en cómo actúen ante un conflicto será crucial para seguir conquistando ambos sus sueños y metas. Aprendan estos mandamientos y encuentren juntos la solución.

Adriana Acosta Bujan

En más de una ocasión ha pasado por mi mente la idea de echar todo por la borda esos lindos y maravillosos quince años de matrimonio, solo a causa de los conflictos. Sin embargo, cuando me detengo por unos minutos a reflexionar sobre el futuro incierto lejos de él, doy marcha atrás alejando esos terribles pensamientos.

En realidad, las distintas ideologías, costumbres o hábitos, ¿pueden ser razones tan poderosas para pensar en un divorcio o separación? Cuando te cuestionas sobre ello, aprendes que todos los conflictos por más invencibles o tormentosos que parezcan ser tienen solución, siempre y cuando exista amor y compromiso por ambas partes.

Confieso que con el paso del tiempo, todos los enfrentamientos que he tenido que superar me han dejado con un aprendizaje significativo, haciéndome más asertiva en la manera en cómo debo actuar en cada situación y contexto; gracias a la habilidad de manejar y controlar mis emociones, sigo adelante en mi relación.

Aprendiendo más de la pareja

Como dice John Gray en su libro Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus, el amor tiene una oportunidad de florecer y fortalecerse cuando los hombres y mujeres aprenden a respetarse, aceptando sus diferencias, pues todos tenemos distintas maneras de comunicarnos y amarnos.

Puede ser que para ti el amor signifique que tu pareja te regale flores cada aniversario, pero para otras mujeres eso no es tan relevante. Por lo tanto, el amor es un sentimiento subjetivo y complejo, ya que cuenta con distintas interpretaciones. Es por ello que cuando existe un verdadero amor, los conflictos pasan de ser terribles a ser valiosos; pues es una manera de conocer más a la pareja y a nosotros mismos.

Advertisement

Así que deja de pensar que tener enfrentamientos con tu pareja es algo tormentoso y un motivo para fracasar; al contrario, son momentos que pueden ser benéficos para ambas partes. Por ello aquí te dejo una guía sencilla de cómo hacer que tus problemas con tu pareja cobren un verdadero significado.

Diez mandamientos 

1 Aprende a comunicarte

La psicóloga Livier Nazareth, explica la manera ideal de decir esas cosas que nos molestan o desagradan, sin necesidad de lastimar a nuestra pareja; incluso sin necesidad de iniciar un conflicto marital. Es muy sencillo, el primer paso es halagar a tu pareja, diciendo cosas que sean positivas y armoniosas, luego entonces de manera ecuánime le dices tus disgustos o molestias y al finalizar le das las gracias.

Por ejemplo, la causa común de un conflicto marital pueden ser los malos hábitos, esos que te ponen de mal humor e histérica. Tal vez, tu esposo deje tirada la ropa por todos lados, no colabora con los quehaceres de la casa y no mueve ni un dedo para aligerar tus cargas de responsabilidades.

Lo ideal será comenzar por decir “Amor, me encanta tu manera de ser, eres el hombre que siempre anhelé, pero ¿sabes una cosa?, cuando camino por la casa suelo tropezar con tu ropa, agradecería que utilizaras el bote de la ropa sucia para depositarla allí”.

2 Respira y serénate

Esta es una de las partes que pueden ser cruciales en un conflicto, cuando dejas que tus emociones negativas fluyan por todo tu cuerpo en el momento del enfrentamiento, es probable que terminen mal.

Advertisement

Aprender a serenarse y respirar profundo hará que puedas controlarte y pensar con claridad tus respuestas y acciones futuras.

3 Escucha

Una cosa es oír lo que la otra persona dice y otra muy distinta es escuchar con atención. Antes de reclamar algo, aprende a escuchar los argumentos y razones de tu pareja, así lograrás entender el porqué de sus comportamientos y actitudes. Recuerda que tu pareja te ama, por lo cual es poco probable que lo que haga sea con mala intención; por ello abre tu mente y entiende los distintos puntos de vista.

4 Despeja dudas

Muchas veces suponer que la otra persona sabe lo que debe hacer o decir, es un grave error; es por ello que las dudas o suposiciones son las primeras razones de un conflicto. Si tienes alguna inquietud en tu corazón deberás expresarlo y no dejar que los pensamientos negativos te hagan sufrir.

5 No insultes

Las palabras y frases que usamos comúnmente cuando estamos enojados son verdaderamente poderosas, tanto que pueden hacer que nuestro interlocutor se decepcione y sea lastimado profundamente, dejando una herida permanente en su corazón.

Por tal razón eviten insultarse y faltarse al respeto, no es sano para ninguno de los dos. Recuerda que existen otras maneras menos ofensivas para expresar tus desacuerdos, como lo que leíste en el punto número uno.

Advertisement

6 Acepta tus errores

Podemos sentirnos las víctimas de todo conflicto matrimonial y llegar a pensar que la pareja tiene la culpa de todo lo que sufrimos. Sin embargo, cuando existe un problema o enfrentamiento deberás saber que los dos tienen la culpa, así que será más sencillo aceptar tus errores y enmendarlos para no hacer de una pequeña discusión algo grande. Se trata de tener empatía, humildad y de ceder en muchas ocasiones.

7 Piensa en soluciones

Enfócate en las soluciones y en todas las alternativas que pueden hacer en conjunto para arreglar los desacuerdos en lugar de seguir peleando e hiriéndose, puesto que de esa manera no llegarán a nada bueno. Es válido pedir disculpas y perdonarse.

8 No pienses en el pasado

En medio de una discusión es probable que pienses que en el pasado fuiste muy feliz y que era mejor tu relación. Evita regresar tus pensamientos a una etapa donde las circunstancias y contextos fueron distintas, será mejor enfocarte en tu presente y de las cosas que tienes que aprender de esa nueva pelea.  

9 Evita las amenazas

“Me voy de la casa”, “Si no cambias te abandonaré”, es terrible convivir con una pareja que te amenaza cada vez que tienen un conflicto. Recuerda que no es nada sano para ambos cuando ponen en juego su amor; por lo tanto evita las amenazas y si crees que debes alejarte de tu pareja hazlo, sin necesidad de avisar o informar.

10 Sean un equipo

Los conflictos no se van a solucionar cuando una de las partes involucradas desea hacerlo y el otro no (no habrá manera, ni lógica). Es por ello, que deberán pensar en solucionar y trabajar en conjunto como el equipo que son, luchando por sus sueños, ideales y metas, siempre juntos, en las buenas y en las malas situaciones de la vida.

Advertisement

Se trata de aprender a ceder, de modificar ciertos hábitos, de cambiar algunas cosas que pueden estar afectando a la pareja.

En conclusión, la comunicación, el amor y el respeto mutuo son las claves para resolver los conflictos maritales. Luchen por su amor, por sus sueños y piensen en el compromiso que se hicieron el uno al otro cuando decidieron unirse para siempre. ¡Viva el amor!

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias