Los expertos revelan que el cuidado de los hijos es más agotador que el trabajo; y éstas son las razones

La responsabilidad que implica la crianza de nuestros hijos supone un gran desgaste ¿cómo lo sobrellevas tú?


Fernanda Gonzalez Casafús

Si tienes hijos habrás sonreído para tus adentros al leer el titular. Ya lo sabíamos, sí. Criar a nuestros hijos es una enorme responsabilidad que implica un desgaste físico y emocional más grande que cualquier otro trabajo, pero que no siempre es valorado ya que nadie nos paga por hacerlo, ni mucho menos nos obligan, sino que es una profesión que sale del corazón. Agotadora, pero a la vez, encantadora. Y te contaré cómo lo vivo yo.

Me siento a la computadora a escribir este artículo en mi cómodo sillón cuando al momentito mi hijo se despierta de su siesta llorando y enojado. Luego de lidiar con un repentino mal humor logro disuadirlo y se pone a jugar con su hermana. Les digo que se preparen así van de su abuela, ya que debo seguir trabajando. Pero no, no quieren ir aún, quieren seguir jugando con las decenas de juguetes que están desparramados por la cocina, el comedor y la habitación. Me levanto evadiendo un autito y unos ladrillos, para hacer un alto y ver si vamos de la abuela o no.

Negociar con los hijos es a veces tanto más agotador que negociar con los jefes. Y aquí estamos, otra vez debo levantarme de la silla porque han tirado yogurth en el piso. Y mientras tanto, pienso en qué paradójico que justo me haya puesto a escribir sobre esta temática. Al parecer es cierto, es más agotador el trabajo de la crianza de los hijos que el trabajo fuera de casa.

¿Es tan así?

Según el sitioGuía Infantil, y de acuerdo a un estudio realizado por la Universidad Católica de Lovaina, en Bélgica, es mucho más agotador cuidar de los hijos que realizar ejercicios de alto impacto. El estudio analizó a más de 2 mil padres y concluyó que el 13% de los encuestados sufrió en carne propia los signos del agotamiento físico y mental. Mientras tanto, otro estudio realizado por Pew Studies Center Analysis destacó que sólo el 5% de los encuestados afirmó que el trabajo remunerado es agotador, y un 12% ratificó que es mucho más agotador el hecho de cuidar a los hijos en casa.

Hasta ahí, eso es lo que dicen las encuestas. Lo cierto es que la verdad está a la vista: ¿conoces a algún padre que diga que cuidar de sus hijos no es para nada agotador? Y es que, en cierta forma, uno pone todo lo que tiene para semejante tarea. Quieres que tus hijos sean sanos, fuertes, que crezcan felices, que aprendan valores, que sean resilientes, que hagan deportes, y más. Entonces, se ponen en juego muchos factores, pues la crianza de un hijo es una tarea que nunca acaba (aún ni siquiera cuando dormimos).

Ésta es mi experiencia

Con mi marido solemos mirarnos a los ojos al final de la noche cuando los ánimos de nuestros pequeños están dando sus últimos brotes de exaltación y tratamos de compadecernos y apoyarnos. Sí, ambos elegimos esto y ambos lo deseamos desde el fondo de nuestro corazón, pero siempre llegamos a una conclusión: que una pareja debe ser lo suficientemente sólida como para afrontar la gran tarea que implica criar un hijo. Más aún si uno o ambos padres trabajan muchas hora, pues lidiar con ello es francamente difícil.

Tengo la dicha y la satisfacción de tener un empleo que me permite estar muchas horas en casa. Aún así, debo coordinar con mi madre para que cuide de mis hijos para que yo pueda culminar con mis tareas algunas horas en soledad para que el trabajo fluya. Pero muchas madres que trabajan fuera de sus casas muchas horas probablemente sientan una gran frustración al sentir que no pueden con todo, pues el cansancio a veces gana el cuerpo y nuestras emociones fluctúan sin que querramos.

Advertisement

¿Cómo hago entonces?

El estrés que implica llegar del trabajo y lidiar con las responsabilidades hogareñas casi siempre termina en un sentimiento de impotencia y de que el tiempo se escurre de las manos. El sitio Etapa Infantilrecoge una serie de consejos prácticos para tener en cuenta si eres de las personas que trabajan mucho y desean congeniar su empleo con el cuidado y dedicación de sus hijos:

  • Planificar el día con antelación; así puedes organizarte mucho mejor.

  • Pedir ayuda no está mal de vez en cuando. No dudes en hacerlo

  • Sal a caminar, practica yoga o respiración o simplemente date un tiempito para hacer algo que te guste. Busca tiempo para tí

  • Apoyarse en la pareja es la mejor forma de compartir esta etapa y manejarla juntos

Agobiantemente bello

Así es la maternidad y paternidad. Cansa, pero ese cansancio exhala felicidad. Cuando al final del día ves a tus hijos arropaditos en sus camas, aunque tú estés exhausto, sabes que lo has estado haciendo bien. Después de todo, si nos cansamos es porque estamos haciendo un gran esfuerzo físico y emocional y eso quiere decir que estamos dando todo lo mejor de nosotros por esos pequeños seres que amamos. Nada de lo que hagas será en vano. ¡Adelante! Ser mamá y papá es una tarea tan estupenda como gratificante.

Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.