Los hijos que hacen éstas cosas con sus madres para las fiestas, les alargan la vida

Estudio revela el secreto para tener a nuestras mamás por un laaaaargo tiempo.

Mariel Reimann

Un estudio conducido en 2012 comprobó de manera científica que pasar más tiempo con tu madre le prolonga la vida.

El estudio, conducido para determinar los daños que deja la soledad en las personas mayores, analizó a 1.600 participantes con un promedio de edad de 71 años. La conclusión fue que aquellas personas que reportaron no recibir visitas y sentir más soledad, fallecieron durante los siguientes 6 años de realizado el estudio. En contraste, sólo el 14 por ciento de quienes reportaron no sentirse solos fallecieron durante el mismo periodo.

Otro estudio diferente realizado en el 2010 comprobó que los lazos sociales y de amor en la familia son tan importantes para la salud de las personas mayores, como una dieta y mantenerse activo los es para alguien que sufre de obesidad.

Utilicemos estas fiestas para crear los mejores recuerdos con nuestras madres

Advertisement

Para quienes aún tenemos a nuestras mamás en nuestras vidas, aún hay tiempo para alargarles su tiempo con nosotros. Sabemos que nuestro amor y compañía es tan importante como cualquier dieta o medicina, pero a veces nos olvidamos y no lo hacemos una prioridad. Por eso creamos esta lista de sugerencias para que pases más tiempo de calidad con la persona más especial de tu vida, tu mamá.

Hagan un viaje de un día

Hace dos semanas tuve que viajar a dar una conferencia por mi trabajo a una pequeña ciudad a sólo 3 horas en carro del lugar en el que vivo. Se me ocurrió usar la ocasión para hacer el viaje de un día con mis hijas que aún son pequeñas.

Las 6 horas de viaje en el auto nos dio la oportunidad de hablar, cantar, reírnos, parar para descansar, comprar chocolate caliente, y por sobre todo, nos dio la oportunidad de crear un recuerdo que perdurará por siempre.

Busca a tu mamá y llévala a algún pueblo o ciudad cercano. Utilicen la excusa de las fiestas para ir a comprar algún regalo especial o para conseguir algo para su árbol de Navidad o para el pesebre. La idea es que salgan juntas en una pequeña aventura que le dará a sus madres algo para planear, algo por lo que esperar.

Advertisement

Pídele a tu mamá que te ayude a elegir los regalos para tus hijos (sus nietos)

Los nietos se convierten en las personitas favoritas de las abuelas, pero muchas veces, y sin darnos cuentas, no las dejamos participar tanto de sus vidas. Mi mamá, que tiene 77 años y vive en Argentina, estaba conversando conmigo por teléfono mientras yo le contaba del viaje que hice con mis hijas. Ella me hizo una pregunta que siempre me hace, “¿y que tenían puesto las nenas?”.

Esta vez me detuve y le pregunté, “¿mamá, por qué es tan importante para vos saber qué ropa tenían puesta?”, ella respondió, “así puedo imaginarlas”. Por supuesto me partió el corazón. Fue allí cuando me di cuenta que cuando yo le cuento lo que nos pasa, ella sólo puede imaginarlo porque no está con nosotras.

Allí mismo pensé que tenía que hacer más cosas con su participación, aunque esté lejos. Así que con la ayuda de la tecnología llevé a mi mamá a elegir los regalos de Navidad de mis hijas. Ella los ve por el teléfono y me ayuda a decidir.

Advertisement

Si tienes a tu mamá lejos o cerca, hazla parte de esas decisiones tan dulces cómo elegir los regalos para sus nietos.

Cocinen algo juntas

 

 

Advertisement

 

 

 

 

 

Advertisement

 

 

 

 

Las personas que prueban lo que yo cocino dicen que cocino como mi mamá. La he visto cocinar miles de veces y la imito desde que tenía 18 años. Sin embargo, siempre que voy a cocinar algún platillo especial, la llamo y le pregunto cómo lo haría ella. Yo no la tengo conmigo para cocinar juntas, pero preguntarle cómo lo haría ella, nos acerca.

Advertisement

Cada vez que la visito en Argentina, ella planea qué nos va a preparar para comer. Es su forma de seguir “mimándonos”.  

Si tienes a tu mamá cerca o lejos, has una receta con ella o en su honor y pídele sus consejos aunque ya conozcas la receta y los pasos de memoria.

Pídele que le cuente a tu familia los mejores recuerdos de las fiestas

Un par de días atrás me puse a conversar con un compañero de trabajo acerca de sus tradiciones navideñas. Una de ellas es mirar la misma película cada año y contarse “las mismas historias”. Él agregó, “no sé porque aunque conocemos las anécdotas y sabemos exactamente lo que pasará en la historia, cada año nos reímos de los mismos chistes y disfrutamos de esos momentos”.

Cuando yo pienso en la eternidad y en las familias eternas, pienso en esos recuerdos, en esas historias que nos dejaron nuestros antepasados. Pienso en las historias que yo quiero dejarles a mis hijas para que ellas las cuenten a las generaciones venideras, y pienso en las historias que mi mamá me deja cada día.

Advertisement

En estas épocas festivas, deja que tu mamá te cuente esas historias una vez más, préstale atención, imagínalas con ella, y déjale saber que esos recuerdos no morirán porque tú los pasarás a tus hijos y a tus nietos.

Envuelvan los regalos juntas

Envolver los regalos juntas, es sólo otro pequeño ejemplo de las cosas que pueden usar como un “pretexto” para pasar más tiempo de calidad juntas. Sé por experiencia propia que a veces llevarse bien con mamá puede ser un desafío, que la forma de ver la vida de mi madre y la mía a veces no pueden ser más diferentes, pero también sé lo mucho que ella me ama, y lo mucho que yo la amo. Y es ese amor el que me lleva a llamarla cada día de mi vida hasta tres veces por día.

Sí, tengo 40 años y llamo a mi mamá cada día, sin faltar uno, ella espera esa llamada, y yo tengo la bendición de aún poder escuchar sus voz del otro lado del teléfono.  

Así que para que nuestras viejitas vivan muchos años, llenémoslas de mimos, y pasemos la mayor cantidad de tiempo con ellas.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Mariel Reimann

Mariel Reimann es gerente de contenido en Familias.com. Estudió leyes en la Universidad de Córdoba, Argentina y vive en Salt Lake City, Utah. Es madre de dos hijas que son la luz de su vida.