Los inusuales síntomas de embarazo que tuvo esta medallista olímpica

Si estás experimentando los mismos síntomas podrías estar embarazada sin saberlo...


Emma E. Sánchez

Cada embarazo que una mujer tiene es diferente, desde los síntomas, su desarrollo y hasta el momento mismo del parto o cesárea, inclusive, me atrevería a decir, hasta su recuperación.

Si eso es para cada mujer podrás imaginar cuánto puede variar de mujer a mujer y para muestra un botón: el caso de Libby Trickett.

Libby Trickett es una afamada atleta australiana ganadora del oro olímpico, que mediante su cuenta de Instagram hizo publicó una consecuencia muy poco usual de su embrazo.

Daily Mail siguió la historia de Libby mientras su embarazo sobre todo por la aparición de un síntoma muy poco usual en los embarazos: el desmoronamiento de las uñas de sus pies.

Tal como si se tratara de un hongo sumamente agresivo que apareció de la noche a la mañana en los pies de Libby, sus uñas comenzaron a romperse y caerse en muchos pequeños pedacitos hasta caerse completamente en algunos dedos.

Los médicos revisaron su caso y Gino Pecoraro, ginecólogo de la atleta, declaró al Daily Mail que lo que le sucedía la Libby no era otra cosa más que un problema muy inusual en mujeres embarazadas.

Las uñas frágiles y quebradizas inclusive sensibles, son producto de la deficiencia de hierro, pues el bebé en formación absorbe del cuerpo de la madre, todo lo que necesita para su desarrollo y formación, especialmente el de la placenta, recordó el Dr. Pecoraro, Presidente de la AMA en Queensland.

Advertisement

Durante el embarazo, las mujeres requieren de más hierro en su dieta para evitar uñas frágiles y anemia.

Cuidar de usar zapatos cómodos, amplios y frescos puede evitar la aparición de hongos y su crecimiento desmedido.

La Pica

Se le conoce como Pica a ese deseo desmedido por comer cosas poco comunes como tierra, barro o algún otro producto que a la madre simplemente se le antoja en cualquier momento del día.

Se dice que este tipo de antojos desmedidos e irracionales obedecen a la necesidad que el cuerpo tiene de satisfacer ciertos minerales o como calcio o en este caso de hierro.

Si estás embarazada y los antojos no te dejan en paz, sería muy bueno platicarle a tu ginecólogo qué es lo que te provoca comer para que él pueda revisar que no padezcas anemia mediante una prueba de sangre y si encontrara alguna carencia, saber qué complemento alimenticio ofrecerte para nutrirte a ti y a tu bebé.

Nuestro cuerpo es sabio y pide lo que necesita para cumplir con sus funciones, solo es cuestión de prestar atención y otorgarle los nutrimentos adecuados.

Acude a tu médico y sigue sus indicaciones.

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.