Los mejores 21 consejos que salvarán tu pareja para siempre

Pensaba que para un matrimonio exitoso sólo necesitábamos amarnos. Estaba equivocada.

Fernanda Gonzalez Casafús

El amor de pareja es algo maravilloso cuando miras hacia atrás y ves todo lo que has construido. A lo largo de estos años, con mi esposo fuimos aprendiendo mucho acerca de nuestra relación, y muchos de estos consejos son los que pongo en práctica a diario para que nuestra pareja siga fuerte a pesar de las adversidades.

“Tiene que pasar mucha agua bajo el puente”, dice el dicho popular. Sí, ha pasado mucho tiempo desde que éramos dos chiquillos enamorados que soñábamos con formar una familia. Es por ello que hoy, podemos decir que seguimos luchando día a día para salvar la pareja, cuando muchas veces todo parece caer.

Su felicidad, la mía

Los expertos consideran que la ciencia de un matrimonio feliz tiene mucho que ver con la satisfacción que nos produce ver feliz a nuestro compañero de vida. Es decir que, mientras más emociones positivas demuestre nuestro cónyuge, mayor placer nos produce.

Esto nos deja pensando que en una pareja debemos mostrar más aspectos positivos, puesto que así estaremos abriendo la puerta a una relación más duradera. Cuando nos mostramos alegres y amables, en vez de enojados y groseros, nuestra pareja se sentirá más feliz y ello retroalimentará la unión. Vale la pena hacer el esfuerzo.

Una profunda amistad

John Gottman, Psicólogo, experto en relaciones de pareja, explica que un matrimonio duradero y exitoso tiene que ver mucho con una profunda amistad. Es decir, con el respeto mutuo, y un conocimiento profundo de la personalidad y los gustos del otro.

Advertisement

Para el experto, las parejas que son “amigos” entre sí, tienen más chances de intentar reparar la relación cuando una disputa pone en jaque a la pareja. Por lo tanto, debemos alimentar esa amistad, para que aquella persona a quien elegimos como compañero de vida, se convierta también en nuestro mejor amigo.

Los 21 consejos que alimentan mi pareja

No soy ninguna gurú del amor. Pero cuando muchas personas me han preguntado cómo hemos sobrevivido tras 21 años de pareja ininterrumpidos, siendo que él fue mi primer gran amor, la primer palabra que se viene a mi mente es paciencia.

No hay nada que desarrolle más la paciencia como un matrimonio de larga data. Aunque haya días que creo que voy a perderla por completo, luego respiro y comienzo desde cero.

Vivo el presente, rogando a Dios que nos de las fuerzas necesarias para que este matrimonio se fortalezca con el paso de los años, porque así fue nuestro sueño inicial. Mientras tanto, me sirvo de algunos consejos que me acompañan para no darnos por vencidos en esta maravillosa carrera que es el matrimonio.

Estos son los 21 consejos que alimentan mi matrimonio, tras 21 años de amor.

Advertisement

 

1 Si duele, no es amor

2 Si se mienten, no es amor

3 La humildad y el perdón van de la mano con una pareja exitosa

4 No busques tu “media naranja”, busca a alguien que te quiera entera y completa

5 La paciencia es el arma más poderosa en una relación duradera

6 Muestren orgullosos su anillo de compromiso o de bodas

7 Los hijos deben llegar cuando la pareja está fortalecida, y no en un intento desesperado de prolongar la unión

8 Si ambos se insultan o denigran al comienzo de la relación, será muy difícil que la unión sea sana, limpia, y duradera

9 Antes de considerar el divorcio, agoten absolutamente todas las posibilidades

10 Si aún consideran el divorcio, tómense un tiempo antes de tomar cualquier decisión

11 Orar juntos es uno de los actos más bellos que fortalecerán la pareja en cualquier momento de la vida

12 Ténganse el uno al otro como una prioridad, aún antes que a sus hijos

13 Salir una vez a la semana a solas, sin los hijos, afianza la pareja y la hace renacer

14 Rodéense de personas que fortalezcan su unión

15 Aléjense de los “falsos amigos” que los alientan a hablar mal de la pareja y no los ayudan a encauzar la relación

16 Busquen una actividad que los haga reír y pasarla bien; una película, algún deporte juntos, salir a correr.

17 No busquen “ganar o perder” en las conversaciones; ustedes son un equipo. O ambos ganan, o ambos pierden.

18 En un matrimonio pones todo de tí, y no sólo la mitad. Por ello, no se trata de poner un 50 y 50, sino de poner cada uno un 100 por ciento.

19 No dejen de darle importancia a la cuestión física; la intimidad, los abrazos, los besos y los gestos de amor están siempre presentes en un matrimonio exitoso.

20 Que las críticas sean constructivas y motivadoras; aliéntense el uno al otro en vez de destruirse con críticas negativas

21 Cuando todo parezca decaer, recuerden juntos qué fue aquello que los unió.

 

En una sociedad donde el matrimonio tiene “mala prensa”, es necesario seguir apostando a esta unión sagrada donde dos almas se eligen para siempre. No tengas miedo a seguir intentando. No huyas hacia lo fácil y continúa luchando por tu matrimonio.

La vida en pareja es maravillosa cuando ambos miembros se respetan, se ayudan y se motivan a ser mejores personas. Pero sobre todo, cuando se ayudan a levantar cuando uno de los dos ha caído.

Alimenten a diario ese amor que se tienen. La paciencia, la empatía y el respeto son armas valiosas en una pareja. Por lo demás, ¡Déjense llevar por el amor!

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.