Los padres que realizan los quehaceres del hogar tienen hijas más exitosas

Los padres son los maestros de la equidad en el hogar. Y aquellos que colaboran en las tareas domésticas reportan grandes beneficios para la vida de sus hijas.

Emma E. Sánchez

Luisa terminó la preparatoria y se encontraba decidiendo a qué universidad iría; es una chica inteligente y con los mejores promedios de su generación, pero me sorprendió mucho escuchar los argumentos que tenía para tomar una de las decisiones más importantes de su vida. Ella dijo:

«Quiero una escuela que esté cerca de casa para no tener que ir y venir sola a diario porque me da mucho miedo, y mi papá no puede llevarme y traerme hasta allá»

«Me gustaría estudiar Medicina pero tendría que cruzar la ciudad a diario cargando un montón de libros; mejor estoy considerando Enfermería, pues está un poco más cerca de casa y si me caso, me va a servir más que Medicina, pues ni modo que ponga un consultorio yo sola. Además, Enfermería debe ser más fácil que Medicina».

Se me “salieron los ojos” de no creer lo que escuchaba. Una joven, estos tiempos, ¡limitándose de esa manera! Si bien es cierto que el problema de la inseguridad y violencia es terrible en el mundo, eso no puede paralizarnos, pero mucho menos conformarnos a vivir con menos de nuestras capacidades y aptitudes.

Detrás de su decisión, hay una explicación

La Universidad de British Columbia descubrió tras años de investigación, lo que pudiera estar detrás de las decisiones que toman chicas como Luisa.

Advertisement

Este estudio concluyó que aquellos padres que colaboran en el hogar con los quehaceres domésticos, hacen que sus hijas en el futuro tiendan a elegir carreras con mayor libertad y seguridad, esto es, que consideren en sus elecciones carreras de todo tipo sin ninguna restricción por considerar su género.

Muy interesante ¿cierto?

Todos los adultos desde hace algunas generaciones, y más en el presente, decimos a las jovencitas “elige la carrera que tú desees”, sin considerar que muchas de ellas tienen una cartera limitada de elecciones por haber sido educadas inconscientemente para solo escoger según su género, y no según sus capacidades, habilidades y deseos personales.

En cambio, las niñas cuyos padres cooperaron el hogar lavando, planchando, haciendo aseo o cuidando de los bebés, fueron criadas sin saberlo en una mayor equidad de género. Sin haberles dicho una palabra, su padre les mostró con el ejemplo que si él  “hombre de la casa” podía lavar platos, ellas podrían hacer lo que quisieran en los campos del saber.

Los niños pequeños aprenden todo tan solo con observarnos, por eso debemos ser muy cuidadosos en los mensajes que les damos en la vida diaria.

A los padres nos preocupa la educación y formación de nuestros hijos; con frecuencia hacemos grandes sacrificios para costearles  un colegio, clases extras, cursos, idiomas, deportes, artes ¡todo lo que esté a nuestro alcance!, para que en el futuro puedan estar a la altura y ser competitivos. Pero sin darnos cuenta, también vamos dando otras lecciones que les limitan.

Así que si eres padre o madre de niños pequeños ten presente estas recomendaciones que en lo futuro le darán a tus hijos la posibilidad de poder elegir entre una gama más amplia de posibilidades para una carrera o un camino en su vida.

Advertisement

1 Hombres: ¡a colaborar en el hogar!

Ya sea por el simple hecho de ayudar, y más aún por enseñar a los hijos a tener pequeñas responsabilidades, valorar las cosas ,pero sobre todo, para demostrar que hombres y mujeres podemos por igual hacer y contribuir.

2 Promover el desarrollo de las habilidades de cada hijo

Si observas un talento en tus hijos o una habilidad, favorécela y no lo limites. Algunas personas con talento para el deporte o las artes han crecido con mucha frustración, pues de pequeños les dijeron que eso “no les daría para vivir” o que “solo los distraería de los verdaderos estudios”. No sabemos el futuro, por eso es que hay que abonar para que ellos tengan la capacidad de tomar buenas decisiones y enfrentarlas con todo lo que les hemos capacitado.

3 Trabajar juntos en proyectos nuevos y desafiantes

Junto con tu familia propónganse hacer algo nuevo y diferente, quizás inclusive algo que les genere cierta incomodidad, como pasar días en el campo, aprender un nuevo deporte, o asistir a un lugar diferente para comer algo de otra cultura. Todo esto, solamente está abriendo nuevas posibilidades a tus hijos con la seguridad de que estás ahí con ellos para descubrir juntos.

4 Ayudar a las niñas para que no dejen de hacer deporte ni actividades físicas

Cuando llega la adolescencia 8 de cada 10 niñas se sienten incómodas con su cuerpo y dejan de hacer deportes o practicar  actividades físicas por pena y vergüenza. Esta es una de las primeras señales de una chica que comienza a limitarse en el mundo por su aspecto o rechazo de su género, pero al mismo tiempo es una señal par acompañarla y darle seguridad y autoconfianza que serán decisivos en los años por venir.

5 Verificar que los hijos colaboren en el hogar con labores domésticas como parte de sus responsabilidades

Todos los hijos, niños y niñas por igual deben hacerlo. En casa no hay actividades para hombres o para mujeres, es el hogar de todos y todos cooperamos para el bien común.

Advertisement

6 Mostrar gusto y agrado por el trabajo honrado

Nuestra actitud hacia el trabajo es fundamental para nuestros hijos; tan solo con vernos ellos sabrán si es una bendición o una maldición para nosotros trabajar, si somos honestos o buscamos aprovecharnos de otros. La bondad, el servicio y la honestidad encuentran un campo fértil para enseñarse y ser aprendidos.

7 Promover la autosuficiencia como una forma de vida

Vivimos días muy complejos y sabemos que lo más probable es que no mejoren, y es por eso que debemos insistir constantemente en que nuestros hijos estudien, trabajen, hagan un negocio, ahorren y  sirvan a sus semejantes.

Nadie puede dar lo que no tiene. Nuestro trabajo como padres consiste en llenar su mente, su corazón y todo su ser de lo mejor que nosotros somos y tenemos a su alcance.

En estos días las niñas en particular deben ser fortalecidas y respaldadas, porque ellas estarán formando familias y reconstruyendo el tejido social que el mundo necesita.

Y para finalizar, te dejo una frase que Brigham Young dijo alguna vez:

Advertisement

“Educa a un hombre y educarás una familia pero si educas a una mujer, estarás educando generaciones”.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Pedagoga, Directora de un centro escolar de educación básica, y asesora de formación familiar. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.