Madre se lleva la sorpresa de su vida cuando ve lo que su hijita había ordenado en línea

¿Saben tu contraseña tus hijos? Los cuidados que muchos padres no tenemos (recuerda que esta generación es terriblemente inteligente)


Fernanda Gonzalez Casafús

En la era de la tecnología los niños están más listos que nunca y muchas veces quedamos asombrados ante la forma en la que resuelven una situación. Manejar una computadora es una de las cosas que los pequeños de hoy saben hacer muy bien. Prueba de ello es el caso de la pequeña de 6 años que compró juguetes en internet a espaldas de su madre gastando una pequeña fortuna.

Katelyn, con su corta edad, sabe muy bien lo que quiere. La historia, que se hizo viral, nos deja pensando un poco acerca de los cuidados que debemos tener los padres a la hora de ciertas cosas, como revelar contraseñas, por ejemplo, para que no suceda ningún imprevisto (y para que tu billetera no quede vacía).

Bastó sólo una palabra para la acción

Katelyn había ayudado a su madre con tareas domésticas, por lo que como recompensa podría elegir una muñeca Barbie en la tienda Amazon, en internet. Entonces Catherine se sentó frente a la computadora con su pequeña hija y juntas eligieron la muñeca tan deseada.

La historia se vuelve anecdótica porque la pequeña logró pasar por encima de su madre y comprar unas cuantas otras muñecas más para hacer una pequeña “colección”, justo cuando su madre se levantó de la silla y se apartó de la computadora. En total, gastó unos 350 dólares en compras que no estaban autorizadas por su madre.

¿Cómo lo había logrado? Comprar en línea puede ser fácil, pero tampoco es algo que una niña de 6 años pueda lograr tan fácilmente. Al parecer, Catherine estaba usando el dispositivo inteligente llamado Alexa, que entre otras cosas, permite realizar compras online en la tienda Amazon con sólo decir “sí” o “no”. La pequeña había visto cómo su madre había comprado la muñeca Barbie, por lo que decidió repetir la misma dinámica al pie de la letra. Y los resultados fueron cajas y cajas llegando a la puerta de la casa de la niña.

Un final con una lección para la niña

La madre de la Katelyn, al ver la cantidad de cajas que habían llegado a su casa, no podía creerlo. La sonrisa de la niña era tan ancha como el logo de Amazon, sin embargo, la mujer en vez de castigarla por lo que hizo, decidió que ello debería ser, de alguna manera, una lección.

Lo que hizo fue donar todos los juguetes comprados al Hospital de Niños en Salt Lake City, Utah, donde la niña había pasado su primer semana de vida. La misma niña fue la que ayudó a repartir los paquetes, así que fue un momento de aprendizaje para ambas. Por un lado, la pequeña aprendió seguramente a que no debe realizar acciones como esas sin el permiso de sus padres. Y por otra parte, la mujer reflexionó acerca de los peligros de dejar a los niños solos ante la computadora y la responsabilidad parental ante este hecho.

Advertisement

Tecnología ¿a libre demanda?

De acuerdo a diversos estudios, los niños hoy aprenden a usar la tecnología mucho antes de lo que aprenden a atarse los cordones de las zapatillas o andar en bicicleta. El 58% de los niños de entre 2 y 5 años sabe jugar en la computadora, mientras que; el 25% puede abrir una página de Internet; y sólo un 11% sabe atarse los zapatos.

De acuerdo a un informe de la Organización Child Trends hace veinte años atrás sólo el 15 por ciento de los niños tenían computadora en sus casas. Hoy ese número es muchísimo mayor y sigue en aumento. El acceso a la tecnología en los niños es cotidiano y muchas veces los padres no tenemos el control suficiente sobre ello.

La tecnología debe ser una aliada de la educación de los niños y no una única herramienta. La tecnología nos atrae, tanto a los adultos como a los niños, y se debe utilizar esa ventaja para motivarlos y estimular su educación. Sin embargo, los peligros de exponer a los niños pequeños ante la pantalla son muchos: desde problemas visuales, hasta problemas de comportamiento y ansiedad, pasando por el peligro del ciberacoso y las compras sin autorización.

No se trata de prohibir la tecnología, sino de poner límites en su justa medida, y de que los niños conozcan cuáles son sus propias limitaciones. Si el niño es muy pequeño son los padres quienes tomarán las medidas necesarias para que el niño no cometa ningún accidente al estar sentado a la pantalla. Si el niño ya es algo mayor como para comprender que no debe tocar la computadora sin permiso o realizar ciertas acciones, es deber de los padres trabajar para que ello suceda.

¿Qué podemos hacer?

Los niños de esta era son evolucionados y la tecnología forma parte de sus vidas. Una navegación segura para ellos cuidará su integridad física y moral, al tiempo que les enseñará a manejar su privacidad en la red.

Éstos son algunos consejos que puedes poner en práctica para asegurar a tu hijo de los peligros de internet:

  • No reveles nunca tus contraseñas
  • Limita el tiempo frente a las pantallas
  • Enseña a tus hijos acerca del ciberacoso
  • Déjale en claro que sólo los adultos realizan compras online
  • Toma todos los recaudos de seguridad posible para que no pueda comprar en línea de forma accesible
  • Toma la precaución de proteger la navegación de los niños con algunas aplicaciones afines
  • Coloca aplicaciones en tu móvil para monitorear la navegación de tu hijo
  • Conversa con tu hijo acerca del peligro de exponer la vida privada en las redes sociales

Una comunicación fluida con tu hijo puede minimizar los riesgos de los peligros que acechan la red. Mientras tanto, si aún es muy pequeño, puedes comenzar por limitar su uso frente a la pantalla, ofreciéndole más actividades al aire libre, reemplazando en las noches el video de dibujos animados por un buen libro de cuentos, o apagando la televisión y los móviles durante la cena.

Construir un sólido puente comunicacional con los niños puede brindarles la protección necesaria para afrontar algunos de los peligros que supone la tecnología. Sigue protegiendo a tu hijo para que pueda lograr una autonomía digna y provechosa frente a los peligros de internet, y de la vida misma.

Toma un momento para compartir …

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.