Menopáusica y con hijos ¡tranquila! no es el fin del mundo; 5 formas de sobrevivir en el intento

Si la casa de repente se convirtió en campo minado y lucha de hormonas es atroz ¡tranquilos! aquí está la solución.

Emma E. Sánchez

Como si se tratara de una broma pesada del destino, hay ocasiones en las que todo se junta y pareciera “que llueve sobre mojado con granizo” como es el caso de tener hijos en plena adolescencia al mismo tiempo que los padres experimentan la menopausia y la andropausia respectivamente.

¿Cómo se sobrevive a tal escenario?

Si es tú caso o el de la “amiga de una amiga” déjame decirte ¡se vive y se sale adelante! NO te preocupes, mejor ¡nos vamos a ocupar!

A continuación te presento algunas recomendaciones prácticas para que tú junto con tu familia no solo sobrevivan sino que también la disfrutarán y llegará a ser fuente de muy buenos recuerdos.

Reunión urgente de familia

La solución a los problemas de la familia siempre se encuentran entre sus miembros. Así que si están comenzando los pleitos entre hermanos y los padres están a punto de perder la cabeza, es necesario que se reúnan y comiencen a desarrollar el magnífico hábito de hablar y comunicarse asertivamente.

Sin gritar, sin reclamos inicien la plática con los hijos hablando de las cosas que están viviendo, como pareja, o como individuos, hablen del cambio que están experimentando y pidan que cada uno exprese sus sentimientos, luego lleguen a acuerdos.

Advertisement

Demuestren su amor unos por otros y a partir de ese momento decidan ser más tolerantes y considerados unos por otros.

Las reglas del juego

No esperes que tus hijos recuerden lo hablado y de la noche a la mañana se conviertan en jóvenes comprensivos, pero tú si debes tener constantemente presente que ellos están también experimentando sus propias batallas.

Juntos, pongan reglas como no gritarse, responsabilizarse de las tareas personales y contribuir al hogar. Pónganlo por escrito y en un lugar visible.

Dar aviso de explosión

Las mujeres maduras comenzamos a distinguir cuando nuestras hormonas están a punto de reventar y en la menopausia la aparición de los achaques los vamos identificando, así que si comienzas a percibir bochornos o irritabilidad, hazlo saber a tu familia, tengan una palabra clave con la que sepan que no estás sintiéndote bien y que es preferible que desaparezcan pronto de tu vista.

Mesa de diálogo por la paz

Los muchachos tampoco la están pasando bien y tu esposo está en medio del acampo de batalla, así que hablen tantas veces como sea necesario, detengan el mundo y atiendan las necesidades afectivas de cada integrante de la familia. Conforme la familia se interés en el bienestar da cada uno, un clima de tranquilidad comenzará a fluir en el hogar y todos comenzaran a relajarse.

Advertisement

El inicio de una época de felicidad

Ni la adolescencia ni la menopausia son eternos, pasan a veces más rápido de lo que te imaginas. Vive en conciencia este tiempo porque no regresará y lo que siembres te dará un fruto muy especial que disfrutarás mucho cuando tus hijos sean adultos considerados hacia otros y hacia sus padres ancianos.

Ten paciencia con los muchachos, pero más aún contigo misma y no descuides a tu esposo ¡por favor! Él también está peleando sus propias batallas y necesita de tu respaldo.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.