¿Miedo al amor? La ciencia tiene la respuesta

¿Crees que el amor no es para ti, porque te da miedo a tener una relación formal? Los expertos tienen una respuesta.

Adriana Acosta Bujan

Ella era una mujer hermosa, inteligente, independiente y sociable; sin duda cualquier hombre desearía estar a su lado. Muchas veces tuvo la oportunidad de enamorarse, ya que más de uno quería tener una cita con ella; sin embargo, algo extraño pasaba puesto que nunca logró formalizar una relación.

Decía que tenía una maldición, que no tenía suerte en el amor y que no nació para amar; a pesar del gran ejemplo que veía en sus padres al llevar más de 30 años de matrimonio, le era imposible encontrar una pareja que la hiciera feliz.

Mi amiga no era muy exigente al buscar una pareja; tal vez, porque se dedicaba cien por ciento a buscar el amor convirtiéndose en una obsesión. Ella intentaba una y otra vez conocer a personas, pero siempre escogía hombres infieles, abusadores, egoístas y narcisistas.

Por sus malas experiencias románticas, poco a poco fue creciendo un miedo inexplicable a enamorase. Al final, se dio por vencida terminando aislada y deprimida.

Un miedo que no se puede ignorar

Los expertos afirman que existe un tipo de fobia a estar enamorado, se conoce como Filofobia. Este trastorno no solamente evita que ames, sino que destruye las relaciones sociales de la persona que lo padece.  Se produce una terrible sensación de malestar, por lo que aumenta de manera inconsciente el estrés emocional y físico, al grado de incapacitar a la persona y conducirla a un aislamiento total.

Advertisement

Por lo regular, las personas tienen miedo a entregarse, enamorarse o formalizar; viven relaciones ligeras, sin compromisos, puesto que se sienten vulnerables al ser traicionadas, abandonadas o heridas. Por lo común nunca hablan de su vida privada y solo tienen aventuras románticas pasajeras.

Cuando se encuentran con una persona que le atrae física y emocionalmente, de manera inmediata comienzan a tener ataques de pánico, desórdenes gastrointestinales, sudores, taquicardias, falta de aire y un deseo por escapar de la situación.

Puede parecerte extraño, ya que enamorarse es una de las mejores experiencias que nos brinda la vida, sin embargo, existen algunas razones por las que estas personas padecen este trastorno. La más común es haber experimentado un divorcio, separación o un proceso de desamor doloroso, el cual no se haya logrado superar.

Esto provoca que cualquier nueva situación romántica sea todo un desastre, puesto que se genera un miedo intenso al rechazo, abandono y al dolor.

Una solución para volver a amar

Por fortuna no todo está perdido, la Filofobia es un trastorno curable, donde la terapia psicológica es fundamental, ya que la guía de los expertos te enseñarán a encontrar el problema de raíz, canalizando de manera positiva los pensamientos, creencias y reacciones con respecto al origen que desencadenó la fobia.

Advertisement

Además de la ayuda brindada por un especialista en la salud, deberás tomar en cuenta que la sanación es un proceso que lleva consigo cambios de algunos hábitos y costumbres, por lo que es importante trabajar de manera conjunta (personal y terapeuta) para lograr una sanación completa. Por ello, aquí te dejo algunas recomendaciones:

1 No huyas a los encuentros románticos

Este es el primer paso que deberás analizar y canalizar; cuando más te enfrentas a tus miedos y te expongas a ellos es probable que logres superarlos, puesto que tendrás una perspectiva y aprendizaje distinto en cada nueva oportunidad amorosa.

Las personas que padecen este trastorno comienzan a tener síntomas de pánico; sin embargo, es importante controlarlos utilizando algunas técnicas de relajación como la respiración profunda y la inhalación. También puedes ayudarte con planear una cita romántica en un lugar tranquilo y relajante, el cual no sea muy concurrido.

Ten en mente que muchas veces se piensa demasiado en las consecuencias negativas, pero cuando te expongas a tus miedos te darás cuenta que tus preocupaciones y temores no eran para tanto, al final de cuentas disfrutaras de una agradable compañía.

2 El aquí y el ahora

En ocasiones se comete el error de pensar en el futuro incierto o en el pasado, dejando a un lado las experiencias significativas que nos regala la vida en el presente. Por ello, es recomendable vivir la relación día a día, sin traer consigo pensamientos negativos generados por las experiencias del pasado.

Advertisement

Como dicen los terapeutas “un día a la vez”: esta frase sirve para disfrutar cada momento sin preocuparse por lo que vaya a pasar. Recuerda que cada persona es distinta, que somos únicos en este mundo, por lo que no es garantía que la nueva relación romántica te haga sufrir.

3 Un paso a la vez

Puedes sentirte mal física y emocionalmente al tener una cita romántica, pero debes pensar en tu sanación, por lo que deberás ser paciente y poco a poco lograrás controlar esos miedos. Por ejemplo, un grave error que comenten algunas personas es enamorarse perdidamente de alguien que no conocen bien, que les habla bonito y que promete bajar la luna y las estrellas en la primera cita o encuentro.

Toma tus precauciones y se cautelosa, date tiempo para conocer a la persona, sin entregarte por completo en cuerpo y alma, así evitarás ser herida y lastimada.

4 Comunicación asertiva

 Siempre he pensado que la comunicación es la base de las buenas relaciones sociales; si sabes transmitir un mensaje claro y efectivo tendrás empatía con las personas que te rodeas. Aplica tu habilidad de comunicación para hacer partícipe de tus sentimientos y emociones a la pareja, dile de manera directa tu sentir, tus miedos y temores, al hacerlo la persona en cuestión, podrá entenderte y comprenderte. Si logras comunicarte de manera asertiva es probable que la tensión emocional se reduzca y te sientas más tranquila.

Nunca dejes de luchar por tus sueños, si quieres tener una pareja y el miedo te paraliza, busca ayuda de inmediato y no lo tomes a la ligera. Ten en mente que eres una persona valiosa, inteligente y que tienes todo el derecho de amar y ser amada.

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias