No culpes al amor porque tu relación de pareja no funciona, a veces estos son los factores que están fallando

Si ya nada es como antes, o si sientes simplemente que ya no queda nada entre ustedes, observa estos puntos y SALVA tu relación.

Fernanda Gonzalez Casafús

Los problemas de pareja pueden tener una diversa serie de motivos. Falta de comunicación, falta de deseo, aburrimiento, celos, objetivos diferentes, entre otras cosas. Si ya nada es como antes, o si sientes simplemente que ya no queda nada entre ustedes, no siempre se debe culpar al amor. A veces, puede haber algo más.

Todos quiséramos vivir un eterno romance. Seguramente recuerdes con nostalgia esas primeras citas con tu esposo y anhelas volver a sentir tu corazón galopar de esa forma. Lo cierto es que ese amor romántico que se da al comienzo de una relación tiene los días contados. De acuerdo a las profesoras Meg John Baker y Jacqui Gabbi, autoras del libro “Los secretos del amor duradero”, las parejas, luego del amor efusivo de los primeros meses, buscan determinadas cosas en una relación como reír juntos, compartir valores, sentirse apoyados y seguros, poder hablar y ser escuchados, y sobre todo sentirse amados.

Sin embargo, muchas veces sucede que aunque sientas amor por tu pareja, la relación comienza a estancarse y de repente te preguntas si es que realmente se ha terminado el amor. Teniendo en cuenta que las parejas evolucionan desde la incipiente pasión hasta el compromiso, puede haber una serie de factores que pueden estar sucediendo que haga que la relación comience a decaer (y no necesariamente es la falta de amor).

Objetivos opuestos

En una pareja es habitual que se tengan proyectos en común. Casarse, viajar, tener hijos, comprar un auto, etc. Pero cuando los objetivos son diferentes para cada uno, pueden suscitarse problemas.

  • Qué hacer: Conversa con tu pareja antes de tomar decisiones. Ahora son un equipo y deben decidir de forma conjunta los pasos a seguir. Se aman demasiado, pero los problemas han comenzado ahora que él quiere tener hijos pero tú deseas terminar tus estudios; o él quiere comprar un coche pero tú consideras que deben hacerse arreglos a la casa. No hay nada que una buena conversación no pueda solucionar. Elaboren juntos una lista de prioridades y fijen los objetivos para los siguientes cinco años. Visualizarlo hará que puedan seguir mejor el plan y cumplirlo.

Falta de comunicación

En la era de la tecnología las personas estamos -paradójicamente- algo incomunicadas. Si te fijas en un restaurant y prestas atención, muchas parejas están sentadas una frente a la otra revisando sus teléfonos, sin hablarse. Por otra parte, muchas parejas han ido perdiendo la comunicación a lo largo del tiempo y no hacen el esfuerzo de recuperarla. De acuerdo a un estudio de la Universidad de México, los dos factores que más afectan a la comunicación de pareja son la incomprensión y la desconfianza.

Advertisement
  • Qué hacer: Con actos breves pero significativos puedes volver a recuperar la comunicación con tu pareja. Déjale notas escritas a mano con deseos de buenos días, o toma la iniciativa de preguntarle cómo le fue cada día. Apaga el televisor a la hora de cenar y silencia los teléfonos. Determina ese momento del día u otro que elijas, para conversar acerca de ustedes o de los que les preocupa. Si tienen hijos, apagar los artefactos tecnológicos mejorará también la comunicación de toda la familia.

Rutina

La rutina es uno de los grandes problemas de las parejas duraderas. Muchas veces la rutina nos aleja de nuestros verdaderos sentimientos pues nos confunde y agobia. En tiempos ajetreados como los que vivimos, hacer todos los días lo mismo puede equilibrar la balanza para el lado negativo. Es normal sentirse aburridos después de un tiempo, pero la rutina puede cambiar si le ponemos fuerza de voluntad.

  • Qué hacer: De vez en cuando es bueno salir de la estructura. Sorprende a tu pareja con entradas al cine para el día jueves. O anótense en una clase juntos de algo que puedan disfrutar, ya sea clases de tenis, yoga, o cocina. Si tienen niños, pide a un familiar que los cuide y salgan una noche a ese restaurante donde tanto les gustaba ir.

Distancia

La distancia suele ser un gran problema para aquellas parejas que no tienen otra alternativa más que vivir alejados. Por trabajo o por cuestiones personales o de residencia, muchas personas viven un amor a la distancia. Al principio el fulgor de la pasión lo hace vivir como una aventura, pero con el correr del tiempo llega un momento en que parece que todo puede terminar.

  • Qué hacer: Si no queda otra posibilidad más que vivir lejos uno del otro, planifiquen la forma de encontrarse más seguido. Ahorren dinero para tomarse unas vacaciones juntos donde puedan recuperar el tiempo perdido. No dejen de escribirse cada día, de conectarse y verse aunque sea de forma online, y sigan planeando la vida juntos, pues mantendrá altas sus expectativas como pareja. También, pueden ir viendo la posibilidad de acomodar las cosas para que uno viaje y se mude definitivamente donde está el otro.

Problemas individuales

Si uno de los dos está atravesando problemas personales como la pérdida de un trabajo, la pérdida de un ser querido, o problemas psicológicos, la integridad psíquica de esa persona puede sufrir una transformación tal que afecte la relación.

  • Qué hacer: Ármate de paciencia para identificar de dónde viene el desgano y la apatía de tu pareja. Tal vez no le esté yendo bien pero eso no quiere decir que su amor por ti ha disminuido. Es ahora cuando más te necesita. Ayúdalo a encontrar el camino y volverás a sentir que el amor vuelve a renacer entre ambos.

Desconfianza

Se dice que la desconfianza puede llegar a matar el amor. Cuando uno desconfía de su pareja es casi imposible vivir tranquilo. Si estás al pendiente de sus mensajes, revisas su teléfono o sus cosas, y sientes desconfianza cuando te dice que volverá tarde, será momento de rever este punto.

  • Qué hacer: La psicóloga Lorena González López recomienda que la persona que desconfía debe hacer un trabajo introspectivo y valorarse como persona, haciendo un trabajo de reflexión y comunicando a su pareja lo que está atravesando. Mientras tanto, si es tu pareja la que desconfía de tí, muéstrale que no tienes nada que ocultar, pero sobre todo muéstrale que debe amarse a sí mismo para confiar en los demás. Es indispensable fomentar la paciencia y abrir al máximo los canales de comunicación para recuperar la confianza perdida.

Luchando por el amor

Puede haber muchos factores que atenten contra la pareja, pero cuando el amor es sólido, nada puede derribarlo. Apela a los buenos recuerdos y no dejes que una situación transitoria y que tiene solución, destruya tu pareja. Cuando la pasión y el amor romántico del comienzo se va “enfriando” van surgiendo sentimientos muy intensos que tienen que ver con el amor consolidado, que es el que sienten esas parejas duraderas y fuertes.

Advertisement

Se necesita voluntad, paciencia y empatía para sostener una relación, pero sobre todo, se necesita de las ganas de manejar “la barca” de a dos. Aprende a ser autocrítico y a escuchar las necesidades del otro. En el amor, nada es “dos más dos”, pero sin dudas, con Fe y buena voluntad, van a poder salir juntos adelante.

Y en tu pareja ¿qué cosas han atentado contra el amor?

Toma un momento para compartir ...

Fernanda Gonzalez Casafús

Fernanda Gonzalez Casafús es argentina, mamá y Licenciada en Periodismo. Ama los animales, la danza, la lectura y la vida en familia. Escribir sobre la familia y la maternidad se ha convertido en su pasión.