No permitas que tus dudas derrumben tu fe

Como tener fe y dejar de dudar.

Adriana Acosta Bujan

¡Tengo una enfermedad incurable!, ¡Dios no escucha mis oraciones!, ¡No soy digno de ninguna ayuda!, ¡No me considero buena persona!, seguramente muchas de estas afirmaciones han pasado por tu mente cuando te encuentras en una situación difícil, pensando que el poder de Dios es solo para unos cuantos y no para ti.  Es fácil derrotarse y no tener fe cuando la respuesta a tus problemas no es inmediata.

¿Qué te hace dudar?

El miedo a fracasar, tus inseguridades, tus pensamientos negativos, tus acciones y la falta de espiritualidad, te hacen dudar y perder la fe. Sin embargo, cuando comienzas a tener una relación con Dios, verás que tus aflicciones tienen una solución y que nada es imposible. Por ello, para derrotar los miedos debes confiar plenamente en que recibirás una respuesta, siempre con la convicción de que será lo mejor para ti.

Cómo tener fe ante la adversidad

  1. Confía en lo que no ves

Se conocen muchas historias de personas que tienen una enfermedad mortal y son sanadas, con el solo hecho de orar y creer que Dios está actuando en su cuerpo para curarlos. Por ello, deja de pensar que tienes que ver para creer, ya que estarás cometiendo un error, ya que las cosas suceden sin tener una explicación científica. Recuerda que Dios actúa conforme a su voluntad y responde de manera inexplicable, algo que esta fuera de nuestra comprensión humana.

Advertisement
  1. Haz lo que esté a tu alcance y deja el resto en manos de Dios

La fe es aquello que deseas con todas tus fuerzas y esperas que pase, son tus ilusiones, metas, objetivos de algo que crees que es casi imposible. Concentrar todas tus energías, pensamientos, sentimientos y acciones en lo que deseas, creyendo en tus habilidades e inteligencia, aumentará tu confianza. Deja tus aflicciones en manos de Dios, recordando que para él nada es imposible y que siempre él actuará pensando en tu bienestar.

  1. Rodéate de personas que te fortalezcan

Es común encontrar personas críticas y negativas ante los problemas de la vida, puesto que no tienen fe y espiritualidad. No te servirá de nada rodearte con ellos, cuando te encuentras en una situación difícil, ya que no recibirás motivación y guía adecuada. Por ello, cuando te sientas vulnerable, elige estar acompañada con personas que tengan los mismos objetivos y pensamientos, ya que te ayudarán a incrementar tu fe.

  1. Orar

Orar de manera correcta para recibir respuestas es una manera de incrementar la fe. Existen historias en las cuales las personas piden a Dios algo, y él les responde pero después de un tiempo suelen quejarse porque no son felices. No cometas ese error y recuerda siempre agradecer por lo que Dios te concede.

  1. Piensa en otros

Enfócate en ayudar a los más necesitados y compara tus problemas con los demás, eso te ayudará a comprender que eres una persona afortunada y que debes estar agradecida. Cuando te enfocas en ser humilde y piensas en el bienestar de otros, tu perspectiva cambia de inmediato logrando despejar las dudas y aumentando tu fe y espiritualidad.

Las dudas son el peor enemigo para resolver tus problemas. Deja de lamentarte y comienza a creer en lo que no ves. Ten la certeza que podrás alcanzar tus sueños y resolver cualquier cosa por muy difícil que sea.

Advertisement

 

 

 

 

 

Advertisement
Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias