No soy antisocial, solo me encanta pasar tiempo conmigo misma

El tiempo "es oro" cuando estás a solas. Pasar tiempo contigo misma también tiene sus beneficios para el cuerpo y el alma.

Erika Patricia Otero

Llegar a casa luego de un día ajetreado y encontrarse con la paz que otorga el silencio, es reparador. Claro que llegar a una casa donde te espera tu amada familia también es bueno. Sin embargo, a veces no puedes negar que regularmente sientes la necesidad de pasar momentos a solas para sentirte descansada.

No hay que sentirse culpable por querer tiempo a solas y en silencio de vez en cuando. Eso no es rechazar a la familia, es amarte a ti misma. Lo cierto es que el hecho de que tengas tiempo para ti, es un acto de amor que incluye a todos pues podrán disfrutar de una mujer feliz, y no alguien que está agitada todo el día.

La soledad no es mala en sí. Lo malo es cuando las personas sienten tristeza, se aíslan y no le sacan todo el provecho que podrían. Cuando una persona sabe aprovechar su tiempo a solas, crece íntimamente, se hace fuerte y mejora su relación consigo misma.

Por eso, teniendo en cuenta los beneficios de estar tiempo a solas te daré algunos puntos que te ayudarán a que tu tiempo en soledad sea más provechoso.

Estar solo no es aislarse

Se debe cambiar el pensamiento de que alejarse de los amigos y la familia es igual a estar deprimido. Sí, es cierto que muchas personas que caen en depresión lo primero que hacen es distanciarse de las personas que los quieren, pero no todas las personas somos así.

Advertisement

Hay quienes gustan de estar sin pareja por un largo periodo de tiempo para superar de mejor manera la ruptura, otros solo desean pasar tiempo consigo mismos viendo series o saliendo a divertirse solo; sí, eso se puede hacer.

Hay que cambiar el chip y dejar de pensar que estar solo es igual a estar buscando una excusa para el suicidio; tener relaciones interpersonales es bueno, pero es deber de todos mejorar la relación que se tiene consigo mismo.

Organízate

Hallar tiempo en la semana que puedas dedicar a tus asuntos a veces puede ser un lío por falta de tiempo. Aun así, es posible que entre tu apretada agenda encuentres un momento a la semana que te puedas regalar para relajarte, aunque lo único que quieras hacer sea dormir.

Quizás hallar el tiempo para estar a solas sea más fácil cuando eres soltera, sin embargo, si estás casada las cosas pueden complicarse un poco más. Aun así, arriésgate y habla con tu pareja sobre tu necesidad de estar un tiempo a solas; tal vez lleguen a una negociación que les beneficie a ambos.

Redes sociales con moderación

Nada de malo tiene ver de vez en cuando lo que publican en sus redes sociales, pero pasar demasiadas horas es una pérdida de tiempo. A parte de eso, si eres de esas personas a las que les influencia ver cosas tristes, pues tu estado de ánimo va a decaer.

Advertisement

Lo que quieres es estar tranquila; por eso, en lugar de gastar tiempo en redes sociales, mejor lee, medita, haz yoga o duerme.

Incentiva tu creatividad

El tiempo a solas puede servirte para explorar ese talento que sabes que tienes y al que no le sacas provecho.

Si te gusta tejer, hazlo. ¿Lo tuyo es escribir?, pues no dudes en llenar algunas hojas con algo que salga de tu imaginación. ¿Cantas o tocas algún instrumento musical y lo dejaste de lado por el trabajo rutinario o el poco tiempo? Pues tu tiempo a solas es un buen momento para retomar tus hobbies y mejorar tu talento.

Estar contigo es productivo

Creo que todos en algún momento de la vida nos hemos sorprendido hablando a solas. Hablar solo no es de locos; es más bien como una charla «yo con yo». Es como tener una charla contigo misma sobre asuntos importantes.

Hablar a solas, o solo sumirte en tus pensamientos, te ayuda a reflexionar acerca de todos tus asuntos. Además de esto, te ayuda a entender lo que estás viviendo en esos momentos; tus planes a futuro tu vida, tu relación de pareja, si estás feliz con tu trabajo. Esos momentos de reflexión te hacen más consciente de quien eres tu y para donde vas.

Advertisement

Salir no está prohibido

Y es divertido. Puedes ir a caminar por un centro comercial, ir de compras, hacer deporte o solo salir a un parque para sentarte un rato bajo la sombra de algún árbol mientras ves a los niños jugar.

Creeme, aprenderás a ver cosas que antes, con el agite del día a día, no eras capaz de ver y disfrutar.

Haz algo que siempre quisiste

A veces nos sentimos un poco cohibidos en hacer cosas un poco salidas de contexto por temor a que piensen de nosotros que «no estamos bien de la cabeza». Pero es que nada tiene de malo que en la intimidad de tu hogar optes por poner algo de música y cantar «a todo pecho», o bailar como loca un rato.

El tiempo a solas puede ayudarte a desinhibirte y liberarte de las presiones sociales. Vas a ver cómo poco a poco el «qué dirán» te importará menos que una piedra.

No eres rara, piensas en tu bienestar

Quizás en algún momento escuches comentarios desatinados solo porque gustas de estar sola. La realidad es que tú no tienes por qué actuar como los demás esperan que tú lo hagas. Debes ser tú sin importar lo que otros piensen, mientras seas feliz y no hagas daño a nadie, lo que digan poco importa.

Advertisement

Los demás ya comprenderán qué estar sola para ti es revitalizante. Tal vez no todos lo entiendan porque les gusta estar siempre rodeados de amigos y en eventos sociales; aun así,, mientras tú sepas que no vas por mal camino y que eres feliz, sigue siendo coherente contigo.

Te invito a que compartas más tiempo contigo, a que aprendas de ti todo lo que puedas; verás cómo, después de un tiempo a solas tú estás con energía de más para hacer todo lo que quisiste, e incluso podrás compartirla con quienes amas.

Toma un momento para compartir ...

Erika Patricia Otero

Psicóloga con experiencia en trabajo con comunidades, niños y adolescentes en riesgo.