¡No te robes el talento y logros de tus hijos!

Se les ha llamado padres manipuladores, padres abusivos y hasta explotadores de sus hijos. ¿Por qué sucede esto? Si tu hijo es talentoso, no pierdas de vista estas recomendaciones.

Emma E. Sánchez

Creo que una de las más grandes satisfacciones que tenemos como padres, es ver a nuestros hijos ser felices desarrollándose en aquello que disfrutan, gozando de sus propias familias y éxitos personales. ¡Su felicidad es nuestra felicidad, no hay duda!

Todos los padres somos bendecidos al tener nuestros hijos llenos de habilidades y talentos. Cada hijo es único y especial y todos estos preciosos hijos en algún momento se van a distinguir, van a sobresalir en las artes, los deportes, ganarán concursos y disfrutarán de “las mieles de la gloria”. Por tanto, también conocerán los desafíos de la fama y la popularidad. Todo esto es completamente normal y los padres estamos ahí para darles raíces y equilibrio cuando ellos lo requieran.

Relee: Nuevas experiencias que tiene que vivir un niño.

El problema viene cuando los padres cometen estos cinco errores:

1. Impedir el desarrollo de un talento

Por prejuicios, temor a que descuiden sus estudios, que desperdicien su tiempo o generen gastos que no están preparados para hacer, muchos padres impiden que sus hijos cultiven habilidades o experimenten con las artes. No los prives de esta oportunidad de desarrollo integral.

Advertisement

2. Tus talentos frustrados

Fomentar en tus hijos el desarrollo de un don o un talento solo porque a ti te hubiera gustado tenerlo, o porque tus sueños se frustraron y no pudiste desarrollarlo, no son buenas razones para fomentar una habilidad o talento en tus hijos, y mucho menos obligarlos a hacerlo.

3. Presionar demasiado

Suele pasar que cuando a una mamá se le dice que tiene un hijo con talento, se avoquen ciegamente a impulsarlo bajo la creencia que llegará a ser muy famoso, ganará mucho dinero o será un gran atleta renombrado y rico. Sé prudente, apoya a tu hijo con los ojos muy bien abiertos. Sé realista y no caigas en trampas de embusteros o estafadores, quienes apelando al ego paterno prometen la gloria de los pequeños y llevarlos a la meca del cine, la farándula o los pódiums deportivos con “una mínima inversión” económica. Los padres pierden la visión y comienzan a presionar demasiado a sus hijos, pagan más y más clases extras, hacen inversiones pensando en que recuperarán lo invertido con grandes ganancias y ¡oh, sorpresa! Las cosas pocas veces resultan así.

Relee: 6 actividades que revelarán el talento de tus hijos.

4. Explotar a los hijos y buscar vivir de ellos

Este es un terrible mal, del que debemos estar atentos para no caer en sus redes. No hace falta que nuestros hijos sean ricos y famosos. Muchos padres abusan de los hijos obligándoles a proveerles cuando ellos mismos aún están en edad de ser productivos. Los hijos verán por sus padres mayores, pero nunca deben ser explotados por sus propios padres.

5. Vivir la vida de nuestros hijos como si fuera la nuestra

Tristemente, hay padres que por diversas razones pierden su propia personalidad viviendo a través de sus hijos. Aclaro: No está mal disfrutar sus éxitos, ni sentirnos orgullosos por sus logros. El problema sucede cuando el padre o la madre, comienzan a presentarse como “Yo soy el padre de fulanito”, solo habla de su hijo y no hay otro tema de conversación. Se pierde toda noción de dónde termina su vida y dónde comienza la vida de su hijo.

Advertisement

Relee: Apoya a tus hijos para que sean líderes.

Anima a tus hijos a desarrollarse de manera integral y concédeles el don de la libertad para elegir su camino y escuchar su corazón.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.