Papá, te necesito tanto como a mamá

Eres mi fuerza y mi impulso hacia la vida, y también eres necesario para la formación de un mundo mejor.

Danitza Covarrubias

Una de las realidades de la sociedad en general es que se le da mucha importancia al rol de la maternidad. Sin embargo, la relación y el vínculo con el padre tienen también repercusiones importantes en el desarrollo de la personalidad del individuo en la edad adulta.

Ya sea por naturaleza o por consecuencia cultural, el rol del papá ha sido relacionado a la proveerduría y el cumplimiento de las reglas, y se ha dejado disminuida la importancia de la relación con los hijos. Esta  relación es irreemplazable, y forma elementos en el desarrollo del niño, por lo que es de suma importancia darle el lugar que le corresponde.

El primer vínculo que crean los hijos es con la madre, por los 9 meses intrauterinos, donde hay una fusión natural de la cual se van separando poco a poco para abordar el exterior. El padre representa eso otro, que no entra en la fusión natural del bebé y la madre. Es  el inicio de lo exterior, la otredad,  la invitación al afuera, a ir más allá.

Los padres son quienes impulsan a los niños a la aventura, a explorar nuevos horizontes, a probarse en actividades nuevas, y desarrollar capacidades no reconocidas en sí mismos. Podría decirse que son la fuerza que mueve hacia el mundo, y la resistencia para sobrevivir en él.

La función de cada uno.

Es curioso cuando se va al parque con los hijos lo diferente que puede ser lo que dice una mamá que lo que dice un papá. También durante el juego.

Advertisement

La función de mamá

La función de mamá es cuidar la vida. Una mamá en general le dice al niño en el parque «ten cuidado, no te subas tan alto, agárrate bien». Es como si todo el tiempo estuviera velando por cuidar la vida del pequeño.

Es curioso cómo cuando se lastiman, siempre corren los hijos a los brazos de mamá. Esto tiene un sentido particular: mamá es de donde surgió la vida, y es en ella donde nos conectamos con la vida.

La función de papá

Un padre es la fuerza. En lo general en un parque encontramos que un papá  siempre está animando al niño:» sube más alto, si puedes, aviéntate, yo te cuido, tú anímate a hacerlo«. Es como si todo el tiempo estuviera impulsándolo a lograr, correr riesgos, desarrollar su propia confianza.Sin embargo, cuando los hijos tienen miedo quieren correr a los brazos de papá. Él es la fuerza, la seguridad ante lo desconocido, ante aquello de afuera que hay que afrontar.

Reconciliar ambos

Podríamos pensar que el niño puede abrazar la mamá cuando está asustad, o puede abrazar al papá cuando se lastima, no tiene que ser necesariamente mamá. Esto es cierto, sin embargo, el niño no lo vive igual.

Les invito a quienes tuvieron la oportunidad de ser abrazados por ambos: recuerden la sensación de estar con mamá, en sus brazos, su piel suave, en la delicadeza. Comparen el recuerdo de estar con papá: con su fuerza, quienes tenían bigote, o barba, un poco más áspero, las manos grandes, la sensación de estar ahí. Si pueden recordar, la sensación es diferente en cada uno.

Advertisement

Lo que da uno y otro no es mejor ni peor, simplemente es diferente

Ambos suman a un estado de plenitud y bienestar total, a un desarrollo integral en el ser humano. El ser humano surge de los dos, y necesita de ambos. Si miramos cómo suman, que su presencia es de suma importancia, y que cada uno tiene una función diferente, dejaremos de pelear respecto a cómo deben ser los padres, o cómo deben ser las madres.

Cada uno aporta al hijo en su manera particular y amorosa, y es un regalo único, pues esa relación es única. Cada uno es fundamental, pues como dice Bert Hellinger: “somos nuestros padres”. Y si miramos la biología, genéticamente somos 50% mamá, y 50% papá. Somos ambos, necesitamos a ambos.

Las investigaciones

Diversos estudios apuntan a que quienes tienen una buena relación con sus padres, tienen mejores y duraderas relaciones sociales y de amistad. Logran una independencia y la exploración de su propia identidad y del mundo.

Según la Organización Mundial de la Salud, y según los resultados de sus investigaciones, las relaciones armónicas con ambos padres tiene efectos positivos en los hijos.

La relación con el padre tiene un efecto directo con la autopercepción de la imagen corporal. Dependerá en mucho de la relación con él, si tienen o no una aceptación de sí mismos, especialmente con las hijas.

Advertisement

La implicación paternal disminuye los índices de delincuencia, y también ayuda a los hijos a enfrentar relaciones de enemistad.

Cuando el padre no está

El padre es sumamente importante en la vida de los hijos, pero esto no necesariamente quiere decir que si el padre no está presente, o vinculado con los hijos, ello tendrá un efecto desastroso; pues los hijos pueden vincularse al padre de otras maneras.

1 Si mamá tiene un buen lugar en su corazón para el padre, y puede darle su lugar, agradeciendo la vida que le dio al hijo.

2 Hablándole de todo lo bueno y bello que sí hay en el padre. Esto no quiere decir que debemos mentir respecto a quién es o cómo es.  Ver y facilitar a los hijos ver los aspectos positivos.

3 No rechazar en el hijo lo que se parece del padre, pues esto hará que rechace en él mismo lo que sienta que se parece a él, y desarrollará problemas de autoestima, se sentirá incompleto y dividido.

Es de suma importancia como familia, y como sociedad, recuperar la importancia de los padres. Hacerles mirar a los hombres que son necesarios para la formación de un mundo mejor. No sólo son importantes en los puestos de las grandes empresas. Son muy importantes en casa, en el hogar, con los hijos, también ahí reside un lugar fundamental para ellos.

Toma un momento para compartir ...

Danitza Covarrubias

Danitza es originaria de Guadalajara, Jalisco, en México. Licenciada en psicología y maestra en desarrollo transgeneracional sistémico, con certificación en psicología positiva, así como estudios en desarrollo humano, transpersonal y relacional. Psicoterapeuta, docente, escritora y madre de 3. Firme creyente que esta profesión es un estilo de vida.