Papá, tu amor es tan importante por estos 6 motivos

Esto es lo que sienten los hombres cuando se convierten en papás. ¿Cómo viven los hombres la paternidad?

Adriana Acosta Bujan

Llevaban 5 años de matrimonio, él deseaba con todo su corazón convertirse en padre, sin embargo, su esposa, por cuestiones de salud no podía concebir. Visitaron muchos especialistas, probaron medicina alternativa y hasta los famosos masajes en el vientre para arreglar la afección.

Así pasaron los años y nunca obtuvieron lo que deseaban. Sin embargo, ella con la esperanza y su fe rebosante, no dejaba de orar pidiéndole a Dios un verdadero milagro. Hasta que un día, ella comenzó a sentirse mal de salud y fue a visitar al doctor.

Le realizaron estudios y un ultrasonido para detectar cuál era el problema, ya que los especialistas aseguraban que los síntomas que ella describía podrían tratarse de un posible embarazo. Con esperanza y un sentimiento de alegría, regreso a casa para esperar a su esposo, ya que debían recoger los resultados ese mismo día por la tarde.

Con alegría, incertidumbre y ansiedad, se encontraba la feliz pareja en la sala de espera de un reconocido laboratorio médico. Hasta que salió el doctor para entregarles los resultados; entre los dos abrieron el sobre y comenzaron a leer Positivo. En ese instante lloraron de felicidad, se abrazaron y besaron. Él le dijo: Mi amor, seremos padres.

El amor de un padre

Casi siempre se habla del amor de una mujer al saber que será madre, pero ¿Qué hay del amor del padre? Ellos también experimentan emociones encontradas, llenas de alegría, miedos, dudas y felicidad; ya que son los que apoyan incondicionalmente a su esposa y viven al mismo tiempo la etapa de gestación.

Advertisement

Los hombres también sienten emoción al saber que serán padres; muchos se visualizan con su futuro hijo jugando con la pelota, compartiendo el control del televisor, visitando los divertidos parques de diversiones, incluso se imaginan todo lo que ellos desean enseñar.

Están en una etapa de admiración y orgullo por su esposa, ya que su corazón se expandirá al doble. Ahora su vida tiene un camino lleno de cosas maravillosas y saben perfectamente que deberán esforzarse el triple para brindarle a su familia seguridad y protección.

¿Qué sienten los papás?

Un estudio confirmó que la mayoría de los padres piensan que ser papá es su mayor alegría, que es el mejor trabajo del mundo, incluso que ellos creen que sus vidas comenzaron cuando se convirtieron en papás, por estas razones:

1 Compartir la crianza

En la actualidad, el papel del padre es uno muy diferente a aquel que solíamos conocer en décadas anteriores. Donde la mujer tomaba las riendas de la educación, mientras que el papá tenía que salir a trabajar. Hoy por hoy, los padres se involucran en la crianza de sus hijos, ya que saben que su presencia genera increíbles beneficios en el desarrollo de sus pequeños.

Ellos tienen la inquietud de enseñar a sus hijos a fortalecer su autoestima, a ser perseverantes, a esforzarse y triunfar en la vida. Tal vez, no lo demuestran con palabras o con demostraciones afectivas como lo hacen las madres, ellos tienen una particular manera de criar.

Advertisement

Recuerdo que mi padre me decía: «Puedes llorar, pero no tendrás tiempo para solucionar tus problemas»; él siempre me guiaba para encontrar diversas alternativas para resolver mis conflictos, de una manera práctica, estricta y dura.

2 Distintas enseñanzas

Ellos participan más a la hora de jugar y suelen dedicar más tiempo de calidad, puesto que la mayor parte del tiempo trabajan. Por lo regular, el tiempo lo utilizan para reforzar el intelecto, habilidades y destrezas de sus hijos.

Por ejemplo: leen más con ellos, les enseñan el uso de herramientas para cambiar un foco o arreglar algún artefacto descompuesto. Incluso, les enseñan el amor por los deportes.

3 La defensa personal

Los hombres tienen una característica cuando se defienden de cualquier agresión, por lo regular utilizan la violencia. Por ello, los papás siempre enfocaran sus enseñanzas a la defensa personal, compartiendo sus propias experiencias de vida.

Claro, en este caso, los papás enseñan que la violencia no trae nada bueno, ya que existen otras maneras de hacerse respetar y establecer límites cuando alguien los llega a agredir.

Advertisement

4 Las reglas se pueden romper

Tal vez, mamá tiene una peculiar manera de educar a los hijos, llevándolos temprano a la cama, asearse antes de comer o no jugar algún videojuego. Sin embargo, los papás suelen romper esas reglas fácilmente cuando están con sus hijos, ya que desean convivir más tiempo con ellos.

Muchas veces los papás son los cómplices, los compañeros de aventuras; convirtiéndose en los mejores amigos de los hijos.

5 La familia es sagrada

Los hombres tienen ese ferviente compromiso de luchar y esforzarse por el bienestar de su familia. Por lo tanto, la familia es sagrada para ellos, ya que son su motivación, su alegría, su fortaleza para vencer todas las adversidades.

No habrá nada más reconfortante que llegar a casa para recibir los abrazos de sus hijos, el beso de su esposa y de saber que su familia se encuentra bien gracias a sus esfuerzos y sacrificios.

6 La mejor educación es la vida

Claro, todos los papás desean que sus hijos estudien para que en un futuro sean independientes, sin embargo, la educación también se recibe con las elecciones y experiencias de la vida. Por su manera de criar a los hijos, los papás no enseñan a sus hijos los sentimientos de derrota o fracaso, al contrario, se enfocarán en reconocer las virtudes y fortalezas de sus hijos.

Advertisement

Para que ellos aprendan por sí solos las lecciones duras que la vida les presente. Algunas veces, no estará papá para resolver los problemas, pero sí existirá el apoyo y amor incondicional.

El amor de los padres es maravilloso, mágico y especial, ellos marcan la vida de los hijos con sus enseñanzas de vida, con sus consejos y guía constante. Bendecimos la gran labor que ellos hacen, ya que su responsabilidad es enorme, porque siempre verán por el bienestar familiar.

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias