¿Qué es la meningitis y cómo se puede tratar?

Síntomas muy parecidos a un resfriado que debes conocer.

Adriana Acosta Bujan

La mayoría de las personas suelen automedicarse cuando comienzan a sentir algunas molestias típicas de un resfriado, ya que los medicamentos se encuentran fácilmente en cualquier farmacia sin necesidad de receta médica. Sin embargo, se debe tener cuidado, ya que puede tratarse de otra enfermedad en la cual los síntomas son muy parecidos.

Me refiero a la Meningitis, donde los síntomas comienzan con ardor en la garganta, fiebre y dolor de cuello entre otros. Al no diagnosticarse a tiempo puede ser mortal. La Organización Mundial de la Salud, define a la meningitis como una inflamación de los tejidos que recubren el cerebro y la médula espinal.

Cómo prevenir la meningitis

Lavarse las manos después de comer, preparar alimentos o después de ir al baño, incluso al llegar de la calle. También evita compartir tu cepillo de dientes, tocar objetos infectados, besar, toser o estornudar sin taparse la nariz o la boca, ya que el contagio es de manera viral o bacteriana.

Por lo común el virus abunda en épocas de calor y se propaga fácilmente por la saliva, mucosidades o las heces infectadas.

Advertisement

Quiénes son más propensos

Los bebés, niños y sobre todo aquellas que tienen bajas defensas en su sistema inmunológico.

Tratamientos y diagnóstico 

Los especialistas recomiendan el uso de medicamentos como antibióticos administrados vía intravenosa para eliminar por completo la infección, al igual que un máximo reposo y aislamiento. Por lo regular se diagnostica cuando las personas presentan signos como: rigidez en el cuello, dolor de cabeza, fiebre, vómitos, náusea, confusión y convulsiones.

Consecuencias mortales

Advertisement

Desafortunadamente cuando la enfermedad se diagnostica en una etapa avanzada puede causar daños o lesiones cerebrales permanentes o irreversibles, sordera o muerte. Este virus o bacteria se extiende a través del torrente sanguíneo y afecta al líquido cefalorraquídeo (líquido que circula por los espacios que hay dentro y alrededor del cerebro y médula espinal), obstruyendo el paso correcto del oxígeno al cerebro.

¿Cómo proteger a tu familia?

  • Control en las vacunas, tanto en bebés, niños y adultos
  • Alimentación saludable (frutas, verduras y proteínas)
  • Evitar estar en lugares concurridos
  • Ventilar la casa por completo
  • Lavarse las manos frecuentemente
  • Cubrirse la boca cuando se estornuda o se tose
  • Evitar el intercambio de saliva
  • Desinfectar los juguetes
  • Visitar al médico

Cuidar la salud no es un juego. Debemos estar al pendiente de fomentar en nuestra familia buenos hábitos de higiene y alimenticios. Por ello, recuerda evitar automedicarte porque puede ser que tengas una enfermedad distinta a la que creas tener. ¡Siempre un diagnóstico a tiempo te salvará la vida!

 

 

Advertisement

 

 

 

Toma un momento para compartir ...

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias