¿Qué regalo le darás a Dios en esta Navidad?

Hagamos un examen a conciencia sobre qué regalo estamos dispuestos a dar a Dios en esta Navidad. Aquí, una guía al respecto.


Fatima de Sanchez Saldaña Godinez

De tal manera amó Dios al mundo.

En Juan 3:16 leemos: “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a a su Hijo unigénito…” La enseñanza es esa: Porque nos ama, Dios nos dio a Su Hijo. El principio, es que nadie puede amar, sin dar. “Porque de tal manera amó… que dio”. Y claro, si amamos a Dios, también buscaremos darle.

Alguien podría preguntar cómo o qué darle a Dios. La respuesta nos la dio Él mismo en Mateo 25: 34-40: “Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo. Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis;estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.”

por lo mismo, te doy algunos consejos que puedes considerar como un regalo preciado para Dios. No tendrás que desembolsar grandes cantidades de dinero o quebrarte la cabeza, sino nada más dar un poco de ti:

1. Visitar a un enfermo

Porque hay tanta gente que sufre en hospitales y clínicas de salud de cada comunidad, enfermos que no tienen familiares ni amigos que los visiten y que viven solos su enfermedad. Basta con asistir a estos lugares y preguntar a las enfermeras qué persona no recibe visitas, acercarse y conversar con él, escuchar sus problemas y tratar de darle un consejo, animarlo, u orar; alguna acción que lo haga recobrar fuerzas para seguir luchando contra su padecimiento; inyectarle ganas de continuar con su vida.

2. Hacer un regalo especial a algún niño o familia desfavorecida de tu comunidad

Hay cientos, miles de personas que pasan necesidades económicas. Es claro que no se puede ayudar a todas, pero sí llevarles a alguna de ellas, necesitada y sufriente, una comida o un regalo que los alegre, para que de este modo sepan que no están solos en su dolor; que comprendan que Dios, a través de sus ángeles en la tierra –nosotros–, les hace sentir que siempre habrá alguien que les pueda echar la mano en sus necesidades.

Orar en la intimidad de tu habitación

Debemos de procurar un tiempo diario menos para pedirle a Dios por nuestros deseos, que por los sufrimientos de nuestro prójimo, o mejor todavía: para platicar con él y agradecerle por todas las bendiciones que ha derramado sobre nosotros y nuestras familias.

Acercarnos a un familiar distanciado

Muchas veces la cotidianidad nos aleja de nuestra familia que tal vez en años anteriores visitábamos con frecuencia; si les llevas en estos días un presente, por más pequeño que sea, ellos sabrán que aún siguen siendo importantes en nuestras vidas, y al mismo tiempo, reforzaremos a nuestras relaciones familiares.

Advertisement

Cambiar nuestra actitud

El ser honesto en nuestras acciones, aplicar la justicia con los demás, el respetar las debilidades y fortalezas de nuestro semejante, tratar con amabilidad a quienes nos rodean, desde la persona que con tanto empeño hace los trabajos de nuestra casa como con nuestros compañeros de trabajo, o con las personas que se cruzan en nuestro camino, a través de una sonrisa o darles los buenos días, hará que se respire un verdadero espíritu de la Navidad.

Dios nos ha enseñado a amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, y lo hizo con el ejemplo, al sacrificar su vida y triunfar en la cruz por todos nuestros pecados. Sé que lo haremos feliz si le regalamos de corazón algunos o todos los regalos que recién compartí arriba; hagamos la prueba y veremos en nuestra vida la respuesta que él nos dará por los regalos que le hemos ofrecido.

Te invito a que participes en los grupos que se han formado en familias.com, ahí podrás vivir más de cerca y compartir el resultado que te reportó el llevar a cabo estas acciones. Por último, te deseo que pases una feliz Navidad y que el amor del niño Jesús llenen los hogares de todos ustedes.

Toma un momento para compartir …

Fatima de Sanchez Saldaña Godinez

egresada de la facultad de derecho de la UANL, profesionista, madre y esposa de tiempo completo...Dios mi motor, consejero, juez pero sobre todo mi mejor amigo.