¿Qué tan alto será tu niño? Los expertos dan a conocer la fórmula matemática; ya no tendrás que esperar hasta que crezca para saberlo

Expertos dan a conocer una fórmula sencilla para saber qué tan alto será nuestro hijo; una suma y una división.


Adriana Acosta Bujan

Algunos padres se preocupan demasiado cuando observan que sus hijos no crecen como ellos esperaban a pesar de influir en sus actividades físicas y de alimentación. Sin embargo, puede pasar que tu hijo esté creciendo de manera normal y tú ni cuenta te des. Por ello, los expertos dan a conocer la fórmula matemática que ayuda a los padres a determinar la altura aproximada que tendrán sus hijos.

Los pediatras y médicos especializados desarrollaron una fórmula que les permite determinar la altura que alcanzarán los niños, es un cálculo matemático sencillo que los padres pueden hacer sin necesidad de ir con un especialista, se trata del sistema “Talla Diana”.

Cálculo para niños

Sumar las alturas de los padres en centímetros, dividir el resultado entre dos, sumar a la cifra 6.5 centímetros. El resultado indicará la talla aproximada de tu hijo. Por ejemplo:
Estatura del papá: 170 cm más la estatura de mamá: 160 cm, suman: 330 cm / se divide entre 2= 165 y sumar la cifra 6.5=171 centímetros, lo cual indica que medirá 1 metro con 71 centímetros.

Cálculo para niñas

Sumar las alturas de los padres en centímetros, dividir el resultado entre dos, restar la cifra 6.5. El resultado indicará la talla aproximada de tu hija. Por ejemplo:
Estatura del papá: 170 cm, más la estatura de mamá 160 cm, suman: 330 cm/ se divide entre 2=165 y restar la cifra 6.5= 158.5, lo que indica que medirá 1 metro con 58 centímetros.

Sin embargo, el cálculo no es exacto al 100%, puede tener un margen de error de apenas 5 cm, más o menos.
Si lo tuyo no son las matemáticas, también existen calculadoras en internet, donde te darán la altura aproximada de tu bebé con relación a su peso y la altura de los padres.

Pero recuerda que existen muchos otros elementos que entran en juego cuando se trata de la altura de tu hijo, por ejemplo:

  • La genética

Para determinar la altura que tendrá tu hijo, la herencia genética es uno de los principales factores que se deben tomar en cuenta, ya que la altura final depende un 60% de los genes que recibe el bebé de los padres. Por lógica, si los padres son altos es normal pensar que el niño también lo será.

Advertisement
  • Afecto

Los expertos aseguran que muchos factores como el estrés y la ansiedad, hacen que el organismo segregue grandes cantidades de somatostatina, es la hormona proteica producida por las células del páncreas que interviene en la regulación de la glicemia e inhibe la secreción de insulina y glucagón, esta inhibe el crecimiento, por lo tanto puede afectar su altura y otros factores emocionales. Por tal razón, es importante que los niños reciban amor, afecto y atención de los padres.

  • Descanso

Cuando dormirnos entramos en distintas fases del sueño, la hormona del crecimiento se segrega entre un 70% en la fase profunda, esto es alrededor de los 20 minutos después de haber comenzado el sueño. Por ello, es importante que el niño duerma las horas que requiere su cuerpo. Los especialistas en desórdenes del sueño recomiendan por ejemplo: para bebés entre 4 y 12 meses dormir 16 horas (incluyendo las siestas), para niños de 1 y 2 años, serán 11 a 14 horas, de 3 y 5 años recomiendan dormir 10 a 13 horas, y para los niños de 6 a 12 años de 9 a 12 horas.

  • Alimentación

La nutrióloga María Concepción Vidales Aznar, recomienda algunos macronutrientes que harán crecer a los niños, como: proteínas, que son imprescindibles para la formulación de músculos y huesos (carnes, pescados, huevos, lácteos), hidratos de carbono, son los que dan energía al cuerpo (cereales, fruta, pan), lípidos, son las grasas para el funcionamiento del sistema nervioso (aceite, pescado). También puedes incluir vitaminas adicionales a su alimentación.

  • Estado de salud

Las causas comunes del retraso del crecimiento son: insuficiencia de la hormona del crecimiento, enfermedades endocrinas, el síndrome de Turner (trastorno genético en niñas), diversas enfermedades sistémicas, síndrome de Marfan (trastorno genético que hacen que sean altos), entre otros como artritis, cáncer, incluso si los niños tomaron medicamentos durante un tiempo prolongado.

No importa si nuestros hijos son altos o bajitos, lo más relevante es la salud que tengan. Ya que eso es lo que brindará tranquilidad a los padres. Recuerda “ver crecer a los hijos es una experiencia única e inigualable”, disfrútala al máximo.

Toma un momento para compartir …

Adriana Acosta Bujan

Adriana Acosta estudió comunicación, es madre de un adolescente, y actualmente se dedica a la enseñanza e investigación a nivel universitario en Puerto Vallarta. Publica sus escritos esperando que ayuden a las personas que leen sus útiles vivencias