Regalos que cambian vidas

En estos momentos en que el mundo convulsiona ante muestras de violencia que se repiten en cada continente, estamos frente a una oportunidad única de ver desde una perspectiva diferente y propositiva el acto de regalar.


Yordy Giraldo

Se acercan las fechas que tradicionalmente se caracterizan por sus fiestas, grandes comidas y lo que a todos nos gusta, ¡los regalos! Aunque estos últimos son un tormento para muchos: por un lado, se dan según los gustos o necesidades del que lo recibe y por el otro asoma un punto importante, la economía de quien regala.

Sin embargo, no todos los obsequios se envuelven, y algunos simplemente no tienen precio. Los regalos no sólo tienen la particularidad de alegrarnos el día, sino que algunos son capaces de cambiarnos la vida, y lo que es lo mejor: no necesitan de una fecha especial ni para entregarlos, ni para recibirlos.

En estos particulares momentos en que el mundo se convulsiona ante muestras de violencia que se repiten en cada continente con igual barbarie, estamos frente a una oportunidad única de ver desde una perspectiva diferente y propositiva el acto de regalar: los regalos son muestras de afecto, de caridad, de celebración, de tradición y de respeto.

El regalo perfecto es capaz de ir más allá del objeto y dar una grande satisfacción a quien lo recibe. Su importancia no radica en su costo, sino en las reacciones que provoca; por ello, siempre, sin importar qué demos o a quién, el objetivo debe de ser emocionar.

Regalos que cambian vidas

1. Apadrina a un niño

Esta idea, promovida por la UNICEF, te permite que hagas aportaciones económicas a niños en situación de pobreza extrema. Gracias a estos donativos, ellos reciben atención médica, útiles escolares y alimentos. Existen otras iniciativas además de ésta en su página oficial, o puedes buscar las que sean de tu preferencia ya sea para ayudar a personas, animales o a la conservación del planeta mismo.

2. Dona sangre

En muchas ocasiones, ante accidentes de grandes magnitudes, hace falta este valioso líquido. Donar sangre salva vidas siempre y cuando se cuente con ella de inmediato, por lo que es mejor donar antes de que las tragedias sucedan.

3. Cruz Roja Internacional y de la Media Luna

Conocida simplemente como la Cruz Roja, esta organización tiene la finalidad de brindar protección y asistencia humanitaria a víctimas de conflictos armados y otras situaciones de violencia, además de desastres naturales, proveyendo protección, medicinas y alimentos.

Advertisement

4. Da tu cabello

El cabello hace una gran diferencia en la autoestima de las personas. Y para aquéllas que, por enfermedad, lo pierden, poder recuperarlo, aunque sea de forma artificial, constituye una gran contribución a su estado de ánimo e incluso de su perspectiva general de la vida.

5. Tu cuerpo para los otros

Alguna vez escribí que la donación de órganos es una forma de alcanzar la vida eterna. Y lo sigo creyendo. La donación de órganos no sólo salva vidas, sino que puede mejorar su calidad para no pocos enfermos y sin necesidad de que el donador haya muerto.

En un momento en que necesitamos como nunca hacer alarde de nuestra humanidad, es bueno dejar a un lado los regalos que sólo alimentan nuestra vanidad y dar espacio a aquellos que pueden hacer una diferencia en la vida de muchos. Un proverbio árabe dice: “Si tienes mucho, da de tu riqueza. Si tienes poco, da de tu corazón”. Y si, para variar, ¿regalamos más de eso?

Relacionado con este tema, te invito a releer: Mejor mirarles a los ojos.

También puedes releer: Deja de tocar ese blues, Grinch, es Navidad.

Toma un momento para compartir …

Yordy Giraldo

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.