Reírnos de nosotros mismos mejora nuestra vida

Feliz el hombre que puede reírse de sí mismo: nunca le faltará motivo de diversión.


Yordy Giraldo

Reír está asociado a la felicidad, a la auto realización, al optimismo, a la relajación y a los buenos momentos. Dicen que una buena dosis de risa es capaz de crear y reforzar los vínculos personales, sin embargo, no estoy hablando de los beneficios de reírnos en general, sino de los beneficios de reírnos de nosotros mismos.

La risa: excelente arma contra el estrés

Muchos comediantes han declarado haber sido víctimas de bullying en su infancia y juventud, y todos coinciden en que el humor siempre fue un aliado para combatir las burlas. Riéndose de sí mismos les quitaban el poder a sus abusadores.

No es secreto que, una de las razones por las que nos sentimos agredidos ante situaciones aparentemente insignificantes, es precisamente porque nos tomamos a nosotros mismos demasiado en serio. Es este orgullo desmedido, el origen de muchos malos entendidos y desagradables ratos. No dejes de verlo, vas a reír con este vídeo.

¿Por qué debes reírte de ti mismo?

Por lo general, no nos gusta la idea de hacer mofa de nuestros propios errores o debilidades, sin embargo, a continuación te comparto algunas de las razones por las que deberías considerar hacerlo.

1. Te ayudará a encontrar pareja

El sentido del humor es un afrodisíaco natural, ya que hace que bajemos la guardia y nos sintamos más dispuestos a disfrutar el momento. Si le preguntas a una mujer qué es lo que más le gusta de un hombre, siempre dirá que la haga reír. Por su parte, los hombres siempre se rinden a la sonrisa femenina.

2. Nos hace humildes

Cuando somos capaces de no tomarnos tan en serio, quedamos a los ojos de terceros como personas accesibles que saben reconocer y aceptar sus errores. Y efectivamente es así, ya que para reírnos de nuestras equivocaciones, debemos ser conscientes de ellas.

3. Ayuda a lidiar con el bullying

Como decía al inicio, si el ambiente en el que nos desenvolvemos es hostil, el hecho de que seamos capaces de reírnos de nosotros mismos resta poder a los ataques, ya que no permitimos que éstos nos conviertan en víctimas.

Advertisement

4. Nos ayuda a ser sinceros

Dice el refrán que “entre broma y broma, la verdad se asoma” y coincido totalmente con ello. Sin duda, el humor hace menos dolorosas las verdades, pero igualmente efectivas.

5. Mejora nuestro estado de ánimo

En realidad, el bienestar que genera la risa y el buen humor se refleja en todo el cuerpo. Física y emocionalmente, nos sentimos mejor cuando reímos. Esto sucede debido a que liberamos endorfinas, ejercitamos músculos y oxigenamos nuestros pulmones, además de que mejora el sistema inmunológico.

6. Nos hace fuertes y extrovertidos

Perder el miedo a hacer el ridículo es una gran fortaleza ya que por lo general las personas temen a ser expuestas ante los otros. No obstante, quien se burla de sí mismo se auto expone y con ello toma el control de la situación. Estas personas tampoco tienen miedo de ser el centro de atención, lo que los hace capaces de captar la atención de la gente.

Y por si todo lo anterior no fuera suficiente, nuestra risa también ayuda a los demás. Al ser contagiosa, hace extensivo su poder anímico a quien la escucha, facilita la comunicación, rompe el hielo y en definitiva une a las personas. Sin embargo, si tuviera que darte una sola razón por la que deberíamos aprender a reírnos de nosotros mismos, sin pensarlo hago de eco de aquellas sabias palabras: Feliz el hombre que puede reírse de sí mismo, ya que nunca le faltará motivo de diversión.

Porque un vídeo nunca es suficiente, no dejes de ver: ¡Es difícil ponerle un nombre a un niño!

Toma un momento para compartir …

Yordy Giraldo

Yordanka Pérez Giraldo, Cubana de nacimiento, mexicana por elección.