Robo de identidad: un delito muy cercano a ti

Si manejas tarjetas de crédito, débito o cualquier otro producto bancario, es muy importante que consideres estas medidas de seguridad, para evitar que te suplanten.


Emma E. Sánchez

No es nada nuevo que alguien busque hacerse pasar por otra persona para obtener un beneficio de manera deshonesta e ilegal, eso siempre ha sucedido desde la antigüedad. Pero este tipo de ilícito ha tomado mucho más auge en estos días, pues muchos movimientos financieros se realizan de manera electrónica y vía Internet, sin necesidad en ningún momento de presentarse físicamente. Se han desarrollado muchos mecanismos para garantizar la seguridad de nuestras cuentas y la privacidad de nuestra información personal, pues basta con que alguien conozca el mínimo de nuestra información personal y confidencial para vaciar las cuentas bancarias, cometer un fraude o realizar un segundo o tercer delito.

A continuación, platicaremos de algunas medidas de seguridad que debes tener presente siempre, para evitar el robo de tu identidad.

1. No recibas correo físico

¡Tu buzón sabe mucho de ti! Y los defraudadores lo saben. Procura recibir tus estados de cuenta de manera electrónica, lo mismo que todas las facturas que te sean posibles. Si vas a salir de viaje, encarga a un vecino de confianza que recoja tu correspondencia; nunca dejes a la vista ningún documento que contenga información tuya.

2. Destruye las tarjetas de crédito o debito

Si por alguna razón tienes alguna tarjeta que ya no uses, ¡destrúyela totalmente! Y no tires los pedacitos en el mismo lugar. Te sorprendería todo lo que tu basura revela de ti y tu familia. ¡No es paranoia! Debes saber que algunas personas revisan tu basura buscando algo que les permita conocerte mejor.

3. Nunca pierdas de vista tu tarjeta cuando pagues

Si la van a llevar a otra terminal, acompaña al vendedor. Recuerda que cualquier ladrón siempre es un buen prestidigitador: las manos son más rápidas que la vista. Reporta cualquier movimiento extraño o fuera de lo común que se haga con tu tarjeta.

Relee: 6 consejos para disminuir el peligro de robo en cajeros automáticos.

4. Aprovecha alertas de uso de tarjeta

Hay muchos bancos que ofrecen el servicio de alerta en tu celular inmediatamente, cada vez que tu tarjeta ha sido usada. De esta manera puedes verificar el uso, el monto y el lugar del cargo para reportar cualquier anomalía.

Advertisement

5. No compartas tu información personal

Cuida de no compartir información personal vía telefónica -sobre todo si no fuiste tú quien llamó- a vendedores o agentes que te “contacten” haciéndose pasar por ejecutivos de cuenta o representantes de tu banco. Tu banco nunca te pedirá tus contraseñas.

6. No mantengas activo tu Wi-Fi o Bluetooth

¿Sabías que si mantienes abiertos estos canales en tu celular, pueden robar tu información? Ciérralos tan pronto termines de usarlos.

7. No cargues tu celular en computadoras ajenas

Sucede que a veces tu celular se descarga y te parece fácil cargarlo desde la PC de alguien más. Grave error. Esa es una manera infalible de copiar toda tu información bancaria. Opta por conectar tus dispositivos electrónicos a un enchufe de pared, donde no haya más aparatos electrónicos.

8. Acércate a tu banco si tienes dudas

Nadie mejor que tu banco para orientarte en cuestiones de seguridad y manejo de tus cuentas. Cambia tus contraseñas con frecuencia y aprovecha las medidas electrónicas que las instituciones bancarias van creando para garantizar el cuidado de tu información.

Comparte con tu familia estas ideas y juntos hagan un frente común de seguridad familiar. Instruye a tus niños para que nunca den información vía telefónica o a desconocidos. La prevención siempre es la mayor seguridad.

También te sugiero leer: Los 7 pecados financieros de las mujeres jóvenes.

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.