Sabrosos, económicos y muy saludables. ¡Aprende a cultivar hongos y setas!

Reducen el colesterol, tiene proteínas, son sabrosos, saludables, fáciles de cocinar y los puedes tener a tu disposición en tu hogar ¿quieres saber cómo?

Emma E. Sánchez

Cada día se vuelve más importante producir nuestros propios alimentos, tener ingresos extras y alimentar a nuestra familia de mejor manera. Los hongos y setas pueden ayudarte a hacer realidad todos estos deseos.

Te sugiero que antes de empezar, te documentes más a fondo sobre su cultivo en tu región, especialmente si vives en algún clima cálido, pues solamente deberás hacer los ajustes pertinentes y los hongos pronto estarán listos para su consumo.

Vas a necesitar..

  • Bolsas de plástico

  • Pasto seco o paja (de la que sirve de alimento para los animales)

  • Una olla grande, donde se procesará la paja y semillas del hongo o seta de tu preferencia

    Advertisement
  • Semillas. Estas semillas las puedes comprar en línea en diversos establecimientos o en alguna tienda de productos agrícolas de tu localidad

  • Un lugar fresco y sin luz

Cómo iniciar

  • Nota importante: Recuerda que durante todo el procedimiento deberás extremar medidas de higiene: usar guantes, cubre bocas, delantal y zapatos cerrados.

Paso 1

Vas a poner a hervir la paja con suficiente agua. Una vez hervida, la vas a escurrir hasta quitarle todo el exceso de agua, y así lo dejas toda la noche para que se enfríe. A este procedimiento se le conoce como esterilización del sustrato.

Paso 2

Al día siguiente, ya frío el pasto o la paja, se pone por capas en las bolsas de plástico, de la siguiente manera: una capa de pasto y luego semillas del hongo. Una vez que pones pasto y semillas, agregas otra capa de pasto y otras semillas; así sucesivamente, hasta llenar completamente la bolsa. Se amarra firmemente.

Paso 3

Debes poner la bolsa en un lugar oscuro, como una caja, o en un cuarto fresco pero al que no le entre luz. Esta parte se le conoce como la siembra.

Advertisement

Paso 4

A los diez días de la siembra, el hongo habrá invadido la bolsa; entonces, con unas tijeras o cualquier otro objeto punzocortante vas a hacer varios orificios por toda la bolsa; esto es para que el hongo pueda salir.

Paso 5

Los días siguientes deberás hidratar la bolsa por fuera con una botella atomizadora llena de agua simple. Los hongos comenzarán a crecer y deberás mantenerlos hidratados, para que no se sequen. No les debe de dar mucha luz, ni mucho aire.

Paso 6

¡Cosecha tus hongos! Cuando estén de buen tamaño, coséchalos. Lo que recolectes por te va a durar todo un mes.

Fácil, ¿verdad? Ciertamente, el cultivo de hongos es sencillo y entre más los vayas sembrando, podrás tomar más práctica y comenzar a venderlos. En la red podrás encontrar videos de especialistas en el tema, productores aficionados y profesionales.

Si tienes dudas, puedes contactar a diversas instituciones agrícolas públicas y privadas interesadas en la producción de hortalizas en espacios pequeños, huertos familiares y comunitarios. Cada vez son más las personas interesadas en multiplicar esta información para satisfacer las necesidades alimentarias y económicas de la población.

Advertisement

Te invito a leer: Un huerto familiar en poco espacio da grandes beneficios

También puedes leer: Cómo comer sanamente sin gastar mucho dinero.

Toma un momento para compartir ...

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.