Se divorcia de su mujer dos horas después de haberse casado y todo por unas fotos que ella publicó en sus perfiles sociales

INCREÍBLE pero cierto. Ella nunca pensó que é l reaccionaría así y él nunca pensó que ella haría lo que hizo.


Emma E. Sánchez

¿Exageración o triste realidad de nuestros días?

No cabe duda que vivimos tiempos muy extraños y que las cosas que anteriormente considerábamos importantes o valiosas han dejado de serlo.

Prueba de esto es la poca seriedad con la que tomamos nuestros compromisos, la palabra que damos y las relaciones que establecemos.

Baúl de ideas publicó la historia de un matrimonio que sólo duró dos horas.

Te platico:

Esta pareja se casó pero tan sólo habían pasado dos horas de su ceremonia cuando el novio ya estaba solicitando el divorcio. ¿Por qué esta decisión tan tajante?

Un acuerdo prenupcial un tanto raro

Sencillo, antes de casarse, la novia firmó un acuerdo prenupcial donde ella se comprometía a no usar las redes sociales para compartir imágenes de la boda pero ella, olvidó su compromiso o no pudo superar la costumbre de publicar sus fotos y él solicitó terminar su relación.

Está por demás decir que la opinión de los familiares se dividió ante lo sucedido pues lo que para unos parecía una exageración para otros, incluyendo el hermano de la novia y el novio, consideraron que ella había faltado a su palabra y al acuerdo pactado.

La joven comentó que ella no imaginó que su entonces prometido tomará tan seriamente esa cláusula de su acuerdo por lo que no le causó mayor problema publicar las fotos de la boda en las redes sociales que ella acostumbraba.

Advertisement

El artículo no menciona más del por qué la joven pareja decidió tener ese tipo de cláusula en su acuerpo pre nupcial, tal vez ya habían tenido un problema relacionado a la publicación de fotos o información y eso les motivó a tomar una decisión así, pero todo queda en meras suposiciones y el matrimonio finalmente se disolvió.

De esta historia hay tres cosas importantes que podemos considerar:

Considerar con seriedad nuestros compromisos y cumplirlos

Ya sea con un banco, con un trabajo, con la persona que amamos, o con cualquier tipo de compromiso que adquiramos, no podemos hacerlos pensando en que podremos olvidarlos, hacerlos a un lado u omitirlos a capricho nuestro.

Quien nos conoce sabe que hacer un trato con nosotros es un asunto serio que nos esforzaremos en cumplir y que exigiremos lo mismo.

Jamás creer que porque son nuestra familia podemos tomar con ligereza las promesas o compromisos que hacemos con ellos

Muchas personas cometen el error de pensar que por el hecho de ser familia todos tolerarán nuestras faltas, informalidades o incumplimientos y las perdonarán con una sonrisa.

Esto no es cierto y es un error creerlo. Si adquieres una deuda o un compromiso con tus padres, hermanos u hijos deberás cumplirlo a cabalidad de la mejor manera posible, máxime si tu familia te confía sus finanzas, testamentos o seguimiento de asuntos legales o económicos.

Muchas hermosas familias han quedado destruidas porque uno de sus miembros olvidó sus compromisos y responsabilidades.

El valor e importancia del matrimonio

Casarnos con la idea de que si no funciona nos divorciaremos, no es la mejor manera de lograr una relación de larga duración. En esta tan importante como en otras, es necesario establecer límites y ambas partes esforzarse por respetarlas, ser tolerante ante las fallas y hacer del perdón una herramienta que fortalezca la confianza y el amor.

Tras todo lo dicho siempre piensa bien antes de firmar algo, especialmente un pre nupcial.

Toma un momento para compartir …

Emma E. Sánchez

Escritora, esposa y madre de tres hijas. Interesada en el fortalecimiento y formación de la mujer, la familia y el hogar.